Música

Silvio Rodríguez. "Para la Espera" y el retorno del trovador

El Silvio trovador ha reaparecido y, a diferencia de muchos, su voz se mantiene (casi) intacta. Hay más: otros dos discos están en el horno. Más aún: cuando Silvio canta, Aute despierta.
domingo, 21 de junio de 2020 · 00:05

Sergio Antezana

Cada tanto me encuentro (ahora más por redes que en la vida real) con gente que dice que Silvio ha envejecido mal, que “no es pa tanto”, que “ya fue”. Digo y diré que Silvio es el más importante cancionista en habla hispana del siglo XX. Acá algunos argumentos:

1. Pocos artistas de su edad siguen haciendo giras internacionales llenando estadios por dónde van. A mi mente llegan los Stones, McCartney, Waters y Gilmour (por su cuenta, ya no como Pink Floyd), y Sabina – Serrat (ellos sí juntos). Seguramente hay más, no recuerdo otros nombres por el momento; de todas maneras, no son muchos. Silvio convoca al menos tres generaciones en América y España, y le basta para llenar estadios a su paso.

2. Algunos dicen que la voz de Silvio ha decaído. Argumento inválido ya que esto le ha pasado también a sus contemporáneos, salvo McCartney. No hablemos de casos extremos con Charly o Sabina; pero prácticamente a todos los cantantes les llega el momento en el que la voz no responde como “antes”. Pese a ello, Silvio sigue cantando bastante bien y da conciertos de más de 2 horas en cada gira.

3. Si habláramos de su prolijidad, Silvio sale por delante de muchos importantes compositores. Lleva más de 20 discos de estudio, sin mencionar sus colaboraciones con el Grupo de Experimentación Sonora del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (GESI), los discos recopilatorios o las grabaciones en vivo. Fuera de ello, tiene unos centenares de canciones “inéditas”.

Se trata de canciones que Silvio tocó en algún concierto o grabó de manera casera o incluso en estudios cubanos y que los fans incorporan al grupo de inéditas hasta que su autor las grabe en un disco. La leyenda más certera sobre este grupo de canciones parece ser esta: Silvio grababa todas las canciones que se le ocurrían en un estudio en Cuba y luego seleccionaba las que integrarían determinado disco según afinidad y otros criterios. Un día, cuenta la leyenda – repito porque no hay pruebas de ello, solo rumores – que un chileno que trabajaba en dicho estudio extrajo estas grabaciones y se las llevó a Chile, desde donde las difundió a amigos quienes a su vez las pasaron a otros amigos y así, como los Basement Tapes de Dylan, se fueron creando colecciones que incorporaban lo que encontraban en el camino: grabaciones en vivo, cassettes grabados de otros cassettes grabados, etc. Todo esto pasó hasta la llegada del MP3, momento en que un gran grupo de canciones fue digitalizado y se puede encontrar en la red si uno tiene paciencia.

Un día, cuenta la leyenda – repito porque no hay pruebas de ello, solo rumores – que un chileno que trabajaba en dicho estudio extrajo estas grabaciones y se las llevó a Chile, desde donde las difundió a amigos quienes a su vez las pasaron a otros amigos y así...

¿A qué viene todo esto? Bueno, resulta que Silvio sacó un nuevo disco en plena pandemia y acá se lo vamos a contar. Otra buena noticia para sus fanáticos: además del disco Para la espera, ¡hay dos más en el horno! Sí, Silvio confirmó que detuvo la grabación de dos discos nuevos por la pandemia, pero que retomará esta producción apenas pase la misma.

El disco

Silvio ha producido material con diferentes acompañamientos: con la orquesta de jazz Irakere, con el trío Trovarroco, con orquestas sinfónicas y coros, pero los más valorados por su fanaticada son siempre aquellos en los que Silvio es protagonista. El disco Para la espera es exactamente eso, un disco en el que Silvio hace todo: toca la guitarra, canta, se hace coros y hasta silba. Remite a aquella etapa noventera en la que nos dejó la impecable seguidilla de discos: Silvio – Rodríguez – Domínguez – Descartes. Para la espera es especialmente parecido a este último que es el menos melancólico de todos. El Silvio trovador ha reaparecido luego de varios años, fácil veinte.

Las canciones que integran el disco han sido grabadas en los estudios Ojalá entre 2010 y 2020. Silvio mantiene la costumbre de grabar canciones a medida que aparecen, para luego juntarlas en un disco. Varias canciones del disco ya fueron interpretadas en vivo y se puede encontrar versiones en Youtube con mucha similitud a las versiones de Para la Espera. El disco tiene 13 temas, uno de los cuales es instrumental Página Final que cierra el disco. Para su promoción se adelantaron cuatro canciones entre mayo y junio, La Adivinanza, Danzón para la espera, La adivinanza y Noche sin fin y mar, dedicada a Luis Eduardo Aute. Cuenta Silvio que Aute se encontraba en coma en una sala de hospital el 2017; el hijo de Aute llevó la guitarra del cantautor y le cantaba canciones de cuando en cuando para acompañarlo. Cuando Silvio pasó a visitarlo, aprovechó la guitarra para cantarle también; cuando cantó Noches sin fin y mar, Aute despertó.

Cuenta Silvio que Aute se encontraba en coma en una sala de hospital el 2017; el hijo de Aute llevó la guitarra del cantautor y le cantaba canciones de cuando en cuando para acompañarlo. Cuando Silvio pasó a visitarlo, aprovechó la guitarra para cantarle también; cuando cantó Noches sin fin y mar, Aute despertó.

Noche sin fin, sin fin y mar.

Para soñar la estrella.

¿Quién estuviera allí viéndote reposar?

Saber tu sueño y cantarlo.

Noche sin fin, sin fin, y mar.

El disco ha sido lanzado el 11 de junio a través de todas las plataformas de streaming: Spotify, Deezer, etc., además de Youtube, donde se puede escuchar de forma gratuita. Debido a la pandemia, el disco todavía no ha sido lanzado en formato físico ni ha tenido presentación en vivo. El disco combina la nostalgia de la trova íntima con espacios de relajamiento y distensión; por ejemplo, Aunque no quiero, veo que me alejo es una canción alegre y nos entrega a un Silvio percusionista y silbador. Conteo atrás sigue y nos muestra un refrescante blues acústico.

El disco combina la nostalgia de la trova íntima con espacios de relajamiento y distensión...

Una de las canciones más enigmáticas del disco es: Viene la cosa. Un tema de letra indescifrable, incluso para estándares de Silvio, es decir, inentendible. Cuando le preguntaron por el tema, respondió “Es algo que está ahí, pendiendo. Yo no quisiera que llegara. Ojalá nunca llegue; pero por momentos parece que viniera”. Como tantos otros temas suyos, se puede disfrutar sin entender.

Jugábamos a Dios, Si Lucifer volviera al paraíso, Modo Frigio, Una sombra y Después de vivir nos traen esa nostalgia reflexiva e intimista tan clásica en la música de Silvio. Son canciones para escuchar en un cuarto a oscuras, o con una pequeña lamparita mientras escribimos tonterías que creemos importantes, únicas, vitales máximas de vida, o repetimos algunas frases suyas que parecen exactamente eso:

Jugábamos a Dios sin reparar en ser felices.

Saltábamos al sol, sin tiempo para cicatrices.

Sin horas, ni lujos, pelotas, bromas y dibujos.

Gigantes, divinos, al aire y además con trino.

Ahora que se fue el tiempo bienaventurado,

te invito a conocer de nuevo un corazón alado.

Modesto,

gastado

que, al verte, ha recordado ser un dios enamorado. (Jugábamos a Dios)

El disco está en plataformas y también puede ser escuchado gratuitamente en Youtube. Aproveche y de paso tiene excusa para no salir de casa.

 

  • Sergio Antezana es desempleado a tiempo completo y aparapita sanzeano por vocación.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

13
1