Confesiones

Entre los Beatles y el Zoom

Ni la distancia ni virus alguno evitarán las risas y los abrazos (virtuales) de los compañeros de colegio, que a sus casi 70 años aprendieron herramientas digitales al son de Help.
domingo, 7 de junio de 2020 · 00:04

Pilar Soruco

 

Pertenezco a la generación adolescente de los bailongos, las fogatas de San Juan, las fiestas de carnaval bailando por El Prado, seguidos de una banda de “chuzos”; las mojazones en la carrocería de un camión destartalado recibiendo globazos; las clases de inglés en el CBA y las de alemán en el Goethe. Tiempos del Saint George, del Splendid y sus churros, y las puñeteaduras entre los miembros de estos clubs. Las salteñas del Tokyo, de Romero y las de la Mercado, y la matineé del cine Tesla o del 6 de Agosto. Los desfiles escolares para mirar guaripoleros altos y tamborilleras coquetas; las gestas intercolegiales de atletismo en el Stadium Hernando Siles. Los cigarrillos Colorado y Camba, fumados a ocultas de nuestros padres y masticado después el chicle Hollywood de clorofila, dizque para que no se dieran cuenta que habíamos fumado, como si el olor de un cigarrillo Camba fuera fácil de ocultar. Pero eso creíamos, y nuestros padres se hacían los que creían.

Y llegaron los Beatles, envolviendo con su música nuestra pueblerina adolescencia  y nuestra inocua juventud. Llegaron y se quedaron para siempre, siguen aquí, no importa que dos de ellos ya se hubieran ido físicamente de este mundo. Ellos son y serán eternos, son el ícono, el símbolo, son “la música de nuestro tiempo”, marcan el antes y el después y el para siempre.

Y llegaron los Beatles, envolviendo con su música nuestra pueblerina adolescencia  y nuestra inocua juventud.

Y hoy, como siempre, me refiero a ellos con respetuosa nostalgia mientras oigo una y otra vez Hey Jude, o Let it be. (Cuando me muera, por favor, necesito esas canciones de fondo para lo que me toque, velorio, cremación o entierro. No es mucho pedir, las necesito para que me acompañen a donde sea que una vaya después de morirse).

Los Beatles en el recuerdo.

Este año 2020 se cumplen los 50 años de haber salido bachilleres en mi Promo 70.

Ibamos a festejar a fines de abril, los que salimos bachilleres y los que en  algún momento de la vida escolar pasaron por nuestro curso. Estaban todos convocados,  informados, todas las cuotas dadas y la polera diseñada (con figuras de Los Beatles obviamente). El Whatsapp hirviendo, traía y llevaba noticias; los que viven afuera tenían pasajes comprados y alojamientos comprometidos. Todo listo. Estábamos afilados, planes hechos con entusiasmo: “Vamos a llevar a los amigos del exterior a pasear al Teleférico” y “vamos a ir al Tamampaya donde el Loro Alvarez Plata” y “tendremos un cocktail de bienvenida donde el ‘Chiji Jimenez’”, y haremos esto y lo otro y lo de más allá. Y en eso llega el nefasto Covid-19 a perforar nuestros planes  y nuestros recuerdos.

Ibamos a festejar a fines de abril, los que salimos bachilleres y los que en  algún momento de la vida escolar pasaron por nuestro curso. Estaban todos convocados,  informados, todas las cuotas dadas y la polera diseñada (con figuras de Los Beatles obviamente).

Todo queda en el aire, suspendido. Tímidas voces de “yo creo que podemos trasladar nuestro festejo a fin de año”, o “yo creo que mejor lo planeamos para dentro de un año”.  Y ¿dónde queda mientras tanto la emoción, el deseo de ver a nuestros compañeros, de abrazarnos entre todos, de reírnos por milésima vez del mismo chiste que solo entendemos nosotros, por supuesto; de tomarle el pelo al estudioso, al galán, a la coqueta, a la tímida, al deportista, como siempre, como hace 50 años, con ese cariño compartido que nos hace una “piña”? Somos una rara especie  que vive cada uno por su lado pero cuando nos juntamos, dos, tres, cinco o veinticinco, ¡es la bomba! Reverdece la amistad a los dos minutos y los recuerdos se nos desprenden de la piel como el olor del cigarrillo Camba.

¿Que hacemos ahora que el perverso virus nos ha impedido juntarnos? ¿Qué hacemos para tener un momento de amistad y nostalgia compartida? Por suerte, siempre hay alguien que está a la vanguardia tecnológica aunque estemos bordeando los setenta años.

- Hagamos una reunión por Zoom. 

- ¿Qué es eso, Mario?

- Cómo no vas a saber pues lo que es el Zoom, una magnífica aplicación. Hay que hacer esto y esto y esto. Yo convoco a la reunión, les paso un link, una identificación, una contraseña. Bajen la aplicación y yo daré aviso por Whatsapp y nos conectamos todos el domingo 10 de mayo a las tres de la tarde; también quienes viven afuera, en Alemania o USA o España o Brasil, o donde sea.

Y así fue, todos bajamos la aplicación, recibimos las instrucciones de Mario y el domingo 10 de mayo de 2020 a las tres de la tarde, 49 amigos nos vimos en la pantalla de nuestros computadores o de  nuestros celulares. Con algunos, después de 50 años. Pero parecía que nos habíamos visto la semana anterior. Aunque nuestras canas decían que habíamos envejecido, nadie vio las arrugas, los kilos de exceso o la falta de algún diente. Todos fuimos felices y brindamos y nos dimos un abrazo virtual en medio del ruido de nuestra desordenada conversación, de nuestras risas y nuestras expresiones de afecto: Hermano, amiga, Marthita, Gastón, Miguelón ¡que lindo verlos! ¿Cuantos hijos tienes, cuantos nietos? Lágrimas también al recordar a los que se fueron para siempre, Rolando, Pancho, Beatriz, Ceci y otros varios.

Como la pantalla de las reuniones vía Zoom.

Hubo de todo, pero sobre todo y para todos, hubo cariño, hubo hermandad, hubo amistad, ese vínculo indisoluble al que ningún virus afecta y al que la tecnología ayuda a persistir. Gracias a los desarrolladores del Zoom; les dijimos Help, como la canción de Los Beatles, y nos respondieron All you need is love.

 

  • Pilar Soruco Etcheverry es abogada y profesora universitaria. Escribe cuentos infantiles para sus nietas.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

82
1