¿Una parrilladita? Canibalismo y otras recetas / CARTELERA

domingo, 31 de enero de 2021 · 00:00

Valentina Eid

Durante estos nuevos días de encierro me vino el antojo de una parrillada en familia. De una de esas reuniones pobladas de primos y tíos, con un sinfín de comida, carnecita, chorizos, arroz con queso y su llajuita bien picante. Aunque ya casi no consumo carne, el recuerdo de un filete bien rojito, cocinado a punto caramelo, suave, jugoso, con ese sabor salado y un poco quemadito por fuera, me deja casi babeando. En un íntimo encuentro con mis deseos oscuros por unas tripitas y sintiéndome culpable al mismo tiempo por consumir carne de origen animal, se me vino a la mente un grupo de personajes con costumbres extrañas: la de comer carne de su misma especie. Más conocido como el canibalismo, esta práctica es el tema de algunos imaginarios cinematográficos que exploran el apetito de humanos que comen otros humanos, a través de imágenes, la mayor parte de terror. Para desviar mi antojo de una parrillada, me puse a hacer una lista de obras que abarcan este tema. 

De manera no cronológica pensé primero al evidente personaje de Hannibal Lecter, que aparece de manera gloriosa en el filme El silencio de los inocentes (Jonathan Demme, 1991. Disponible en Netflix). A través de una investigación del FBI, Clarice Starling interpretada por Jodie Foster en su brillante juventud, entra en contacto con Hannibal, un violento psicópata que cumple cadena perpetua entre rejas por varios actos de asesinato y canibalismo. La película cuenta con suspenso y una puesta en escena perfecta, dos retratos de personajes obsesionados con la piel y la carne humana. Ganadora de 5 premios Oscar, este filme es una obra fundadora de la historia del cine caníbal.

Por otra parte, la directora francesa Julia Ducournau nos regaló, en 2016, un largometraje llamado Raw (disponible en Google Play), que sigue la historia de Justine, una adolescente que descubre deseos caníbales. Recién graduada del colegio, este personaje decide empezar estudios de veterinaria, experiencia que se convertirá en un viaje iniciático. En esta película, el deseo canibalístico se mezcla con los primeros deseos sexuales de una adolescente que descubre su cuerpo. A través de un guion original e inspirada por el mítico director David Cronenberg, Raw propone nuevas perspectivas sobre la feminidad, el género, la sexualidad, la herencia genética, el cuerpo transformado, lo monstruoso, la sororidad y la dificultad de crecer. 

Bajo el mismo género de una teen movie, nos encontramos con el filme The Neon Demon, dirigido por el danés Nicolas Winding Refn (2016. Disponible en Prime Video). La película es un deslumbrante trabajo estético y musical. La historia se desarrolla en el mundo de la moda, donde Jesse, una novata interpretada por Elle Fanning, encuentra un éxito inmediato. Bajo la superficialidad, el filme nos muestra a qué punto un mundo hecho de luces y una fingida perfección conlleva una violencia sórdida y grotesca. La competencia del modelaje llevará a las modelos de la película a hacer cualquier cosa con tal de estar bajo los reflectores, incluso recurrir al canibalismo. 

Volviendo al territorio francés, los dos directores de la película Amélie, Jean-Pierre Jeunet y Marc Carro nos presentan Delicatessen (1991. Disponible para rentar en YouTube). La película dibuja, con mucho humor, un universo colorido lleno de personajes absurdos, pero terroríficos, en un escenario surrealista y fantástico. En un contexto postapocalíptico, con una penuria de comida, un expayaso llamado Louison se muda al edificio cuyo dueño es el carnicero Clapet. Sin saber que en realidad es la próxima víctima de este, Louison se enamora de la hija del carnicero, poniendo en riesgo el plan de matanza de Clapet. Entre música, carne, embutidos y muchos gags, esta maravillosa película es una obra de arte a disfrutarse con comida vegetariana. 

Finalmente, la macabra película de Tim Burton, Sweeney Todd (2007. Disponible para rentar en YouTube) cuenta la vengativa historia de un barbero que vuelve del exilio para recuperar a su esposa e hija, que le fueron secuestradas por el juez de la ciudad. La obra trasluce la decadencia moral y humana en un Londres cubierto de cucarachas, impostores y crueldad. Un musical oscuro –protagonizado por Helena Boham Carter y Johnny Depp–, violento y lleno de sangre nos hace bailar al mismo ritmo que se decapitan cabezas y se cocinan ricos pasteles.

Después de este filme, no apto para niños, lo último que desearán es una parrilladita en familia y, al contrario, un rico soufflé de brócoli les será más apetecible. 

 

  • Valentina Eid es investigadora en el ámbito del cine, la televisión y las nuevas plataformas digitales. Residente en París, Francia, amante de la expresión cultural valiente.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

5
9