Verborrea

Luis Daniel Iturralde de la A a la Z

domingo, 7 de noviembre de 2021 · 05:00

Lucía Camerati

El arte en la zona Sur siempre te lleva a esa parada del Pumakatari de la 21 de Calacoto, donde se encuentra el NUNA. Allí, generalmente te espera el dueño de casa, te abraza, te invita, te hace pasar a las mesas y de cuando en cuando, para variar, es uno de los músicos en concierto. Conduce desde hace ocho años, de manera ejemplar, el Teatro Nuna Espacio Arte y es el corazón de Bloco Runatiña. Camina y todos sentimos sus latidos afros, yungueños, caribeños, jazzeros. Si hay una batería en el escenario, fija el Luis Daniel va a tocar. Hoy le tocó compartir su diccionario, justo antes de la celebración del Nuna Fest que comienza este 11 de noviembre.

ÁFRICA (NEGRA/SAFARI).- Sentir el corazón del mundo latiendo entre los arbustos, dejarse alumbrar por atardeceres de fuego y siluetas de árboles baobab, volver al origen de la humanidad contemplando asombrosos y salvajes seres desde una Land-Cruiser… África, paraíso atemporal, transformado en explorador me llenó de su magia, de sus ritmos de manos y pies descalzos, envuelto en su sabana majestuosa. Octubre 2016.

BAQUETAS.- Extensiones del cuerpo para buscar la música que brota del impacto entre dos materiales. Las hay de todo tipo y tamaño, desde baquetas de madera gruesa para marching-band, aquellas de origen marcial que tenían que soportar grandes descargas rítmicas para motivar a las tropas en la batalla, hasta escobillas de metal fino o caña de bambú que se utilizan para el jazz o para adornar la música con diferentes texturas y sutilezas rítmicas. Son el puente entre el cuerpo y el instrumento y permiten menos repercusión en las manos, aunque a mi también me gusta el contacto del cuero con el cuero si entienden a lo que me refiero.

CONCIERTO.- La palabra se populariza en el renacimiento, vviene del italiano ¨Concerto¨ y se refiere a una composición musical escrita para ser interpretada por varios músicos. En castellano es una derivación del verbo concertar que a su vez proviene del Latín, prefijo ¨con¨ (todo, junto) verbo ¨certare¨ (debatir, tratar de llegar a una conclusión). El significado que se le da actualmente hace referencia simplemente a un evento donde músicos interpretan su música frente a una audiencia, algo que es mucho más antiguo que el origen de la palabra y sigue siendo una forma muy efectiva de llegar a una conclusión vivencial entre un grupo de gente. Uno de los conciertos más espectaculares a los que asistí fue el de Steve Wonder en el Montreal Jazz Festival el 2009. Uno de los conciertos a los que me hubiera fascinado asistir fue el concierto de la Fania All-Stars de 1973 (diez años antes de mi nacimiento) en el estadio de los Yankees en Nueva York donde 45,000 personas se dieron cita para bailar salsa. 

DIRIGIR.- Relacionando la dirección musical al poder de la imaginación es imposible no pensar en ¨El Aprendiz de Brujo¨ de la película Fantasía de Disney (1940), donde un inquieto Mickey Mouse pone en práctica las artes mágicas que le enseña su maestro brujo antes de dominarlas y termina siendo rebasado por estas. Aunque yo no conozco la dirección musical en el campo sinfónico (algo bastante más complejo) sí practico la dirección en ensambles de percusión hace años, aquí en vez de batuta uno utiliza un tambor, las manos y el cuerpo para dirigir (ver La Bomba de Tiempo y el lenguaje de improvisación de señas de Santiago Vásquez). Para esto tuve un gran maestro llamado Martin ¨El Papito¨ Bonin, quien me decía que la teoría y la práctica física del instrumento son alcanzables, pero la magia no, la magia es muy difícil de enseñar y yo entiendo esta magia como el poder de conectar a la gente con el ensamble, el poder de hacer mover a los cuerpos sin esfuerzo así como Mickey Mouse dirige en un momento dado las aguas del mar, algo que aún sigo buscando. 

ENSAYO.- Ensamblar las ideas de todos los participantes para traerlas al planeta tierra y ver si reflejan lo que se quiere expresar.

NUNA(F)EST: El NunaFest tiene cinco versiones previas y este año estrenamos la sexta, que a la vez es una celebración del trabajo que venimos haciendo hace 8 años en el Teatro Nuna y una proyección de artistas nacionales e internacionales para alimentar el sector de las artes escénicas en Bolivia. Queremos reflejar la diversidad de públicos y estilos de música, teatro y danza que el Nuna reúne en sus tablas.

GOLPES.- Existen golpes que lastiman y golpes que construyen, como percusionista me sitúo en el estudio de la segunda categoría, ya que es a través de los golpes de tambor que uno puede construir una orquestación de música que genere unidad y no tragedia.

HIJO.- Un hijo es indudablemente un maestro, una conexión con lo esencial, una preocupación, un trabajo duro pero que paga en emociones inmensamente bellas, un espejo de la vida y sus misterios. 

INSTRUMENTO.- Un instrumento es un compañero de viaje -si hablamos de música-, es un objeto que a través de sus limitantes sonoras nos permite crear infinitamente. Yo tengo un djembe que llamo Djacob, es de Costa de Marfil, pero juntos hicimos música árabe, salsa, pop, rock, jazz, merengue, funk, etc. y fue durante mucho tiempo mi carta de presentación ante distintos públicos, en distintos países, con distintos propósitos. Amo ese pedazo de madera y cuero.

JAM.- El estado más puro de la música es el jam o la improvisación, esto no quiere decir que antes uno no tenga que estudiar su instrumento, es más, mientras más recursos uno posea mejor uno puede jamear o conversar con los demás músicos. Existe en Montreal la liga de improvisación musical (LIMM) donde, parodiando los partidos de hockey, dos equipos de músicos son escogidos al azar y compiten improvisando sobre estilos musicales mezclados con géneros de películas o escenas de la vida cotidiana, algo así como ponerle música repentinamente a un imaginario impuesto por el animador/arbitro del juego. Después de la improvisación de cada equipo de músicos (que puede también ser una improvisación conjunta), el público vota levantando un banderín del color de la polera que lleva su equipo favorito y así el equipo con más votos gana la partida. Tuvimos una noche de impro musical en el Nuna, el árbitro fue Pedro Grossman totalmente metido en su personaje, y participaron músicos de la talla de Tincho Castillo, Gustavo Orihuela, Heber Peredo, Blady Morales, entre otros y, aunque faltaron mujeres que improvisen, fue una noche memorable y es menester repetirla.

IMILLA (K)OSMICA.- No he tenido la oportunidad de trabajar mucho con la Imilla, pero me gusta lo que hace, improvisa, explora y juega con la música, en Radio Cutipa nos trae muy buena energía, es como una duendecita gringa de los andes.

LATINO.- Cuando uno sale de su país hacia un lugar apartado de la región latina, se amplía de repente su identidad cultural y siente como que todo lo latino le pertenece (el Chavo del 8, la salsa, el tango, el merengue, las empanadas, las familias querendonas, el picante, la huminta, el tamal o las hallacas -todas lo mismo- el ron, el tequila, el aguardiente, la alegría, el baile, la fiesta, la impuntualidad, la falta de seriedad, etc.). Eso me pasó al llegar el 2002 a Montreal-Canadá, creo que al final somos un mismo pueblo y ésta fue una revelación que desde ese entonces jamás me deja.

MONTREAL.- Montreal es una ciudad bastante única en América del Norte, una mezcla de Europa y Norte América. La convivencia francófona y anglófona durante siglos en un mismo territorio ha generado una diversidad muy rica en gente y culturas ya que no sólo conviven anglófonos y francófonos canadienses, si no también europeos e inmigrantes de las excolonias francófonas (africanos, árabes, haitianos, franceses, suizos, belgas) y el resto del mundo que normalmente esta acostumbrado a emigrar en ingles hacia norte américa (asiáticos, latinoamericanos, europeos, etc.). Es conocida como la ciudad de los festivales ya que después de un crudo invierno de mas de 6 meses con temperaturas que llegan a 40 grados bajo cero, la ciudad entera se vuelve loca y todos salen a invadir las calles y disfrutar del Festival de Jazz de Montreal, Nuits D´Afrique, Francofolies, Picnic Electronic, Juste Pour Rire, Osheaga, Festivales de Cine, domingos en el Mont Royal desde donde se puede ver erguida la tradicional carpa amarilla con azul del Circo del Sol en el viejo puerto, lugar en donde se hizo famoso el Circo, etc.

La existencia del Teatro Nuna se la debo a esta maravillosa ciudad, es mi pequeña herencia por haber vivido 11 años allá disfrutando de la diversidad cultural, visitando y tocando en distintos escenarios, solo me queda decir: vive Montreal ostie de crisse de tabarnak!

NUNA.- El Teatro Nuna es como un barco que le da sentido a mi vida, es un punto de encuentro entre artistas y públicos muy distintos, un trampolín de ideas creativas, una máquina que gracias a su tripulación navega eficazmente con las propuestas de los artistas, generando experiencias de vida, de comunión y también de desencuentro, pero de todas formas generando puentes necesarios, con miradas distintas, con ideas humanas, con energías cercanas y distantes, un barco que tiene su personalidad y al mismo tiempo es afortunado de existir en La Paz, ciudad siempre a la vanguardia cultural de nuestro país. 

BLOCO RUNATI(Ñ)A.-

Runatinya era un tambor que los quechuas fabricaban con la piel de sus enemigos. Cuando leí casualmente sobre la antigua existencia de este ¨instrumento¨ me quedé bastante sorprendido y quise que la palabra perdure, pero usando el sentido literal que significa humano-tambor para darle una forma artística y comunitaria, claro, es por esto que fundé Bloco Runatiña el 2013, cuando volví de Montreal. Los Blocos en Salvador de Bahía son grandes ensambles de percusión que mantienen viva la tradición musical afrobrasileña y también han generado nuevos estilos como el Samba-Reggae, un ritmo muy sabroso y poderoso nacido en los años 70 y que, al llegar a los oídos de Michael Jackson, ni Quincy Jones ni él pudieron resistirse a grabar la canción y videoclip ¨They Don´t Care About Us¨ en el Pelorinho (centro histórico de Salvador de Bahía) junto al Bloco Olodum. 

Bloco Runatiña es un ensamble de percusión que interpreta arreglos de ritmos afro brasileños, africanos, afro-bolivianos y ha generado una escuela que pretende llevar el mensaje de integración y diálogo intercultural a través del tambor en nuestro país, enfocados en una enseñanza de tradición más africana (oral, empírica); pero empleando algunas herramientas de teoría, escritura y lenguajes de improvisación modernos. Junto al grupo de show del Bloco Runatiña hemos realizado un montón de espectáculos grandes y pequeños, siempre llevando alegría y buena energía junto a nuestra música y baile. 

OSO.- Llegó tarde el primer día, siempre nos acordamos de eso; sin embargo, se esmeró como siempre lo hace, y después de ocho años seguimos juntos en la lucha diaria. El Oso Rojo (Diego Ayala) es mi mano derecha en muchos aspectos, además de tener un alto gusto estético, mucha curiosidad y arte en las venas, sabe aportar soluciones, una característica que para mí es esencial en el trabajo y en la vida. Es por eso que yo le pregunto de todo y él saca por debajo de la manga siempre una idea creativa y práctica que nos es de gran utilidad. Todos en el rubro lo conocen, y saben que no es aconsejable hacerlo enojar porque el Oso es como un volcán que va aguantando estupideces hasta que explota y sálvese quien pueda. Lo bueno es que esa erupción dura poco y luego vuelve a ser el personaje paciente, apasionado y bondadoso que lo caracteriza.

PERCUSIÓN.- Al principio hubo ruido. El ruido engendró ritmo y el ritmo engendró todo lo demás (Mickey Hart, baterista de Grateful Dead). La percusión enfatiza y juega con el aspecto rítmico de la música sobre el cual se pueden pintar melodías y armonías creciendo hacia el infinito. Todas las culturas tienen instrumentos de percusión y éstos han formado parte de ritos y celebraciones populares de todo estilo. Por ejemplo, el djembe africano que se utiliza para ritos de transición de los niños y niñas hacia la adolescencia, o las Wankaras andinas que traen fertilidad en las cosechas, o los tambores de lado utilizados por los reconocidos mercenarios suizos en la época medieval y que fueron los ancestros de las marching-bands y la batería moderna, o el Damaru Tibetano hecho de cráneos humanos que se utiliza aún para comunicarse con los muertos. Existen miles de instrumentos de percusión en el mundo y esto demuestra la universalidad de este arte. Al mismo tiempo, la percusión se toca normalmente en grupo generando una energía tribal muy importante para la salud. Podemos nombrar beneficios fisiológicos (reduce niveles de cortisol, es decir niveles de estrés, y aumenta el sistema inmune), beneficios mentales (refuerza las habilidades cognitivas), y beneficios sociales (genera un fuerte sentimiento de pertenencia al grupo). Como me dijo el Negro Hernández una vez, Tambor es Vida.

QUARTET (GUSTAVO ORIHUELA).- Existen dos formas de crecer como músico, la tradicional es practicar tu instrumento en cuanto a técnica y teoría y la segunda es tocar con gente, dialogar musicalmente con otras perspectivas, otras historias, otras sensibilidades, es en este segundo punto que considero a Gustavo Orihuela Quartet mi mayor enseñanza en la batería, este ensamble me ha permitido avanzar muchísimo explorando distintos estilos de jazz y músicas del mundo ya que está compuesto por músicos de muy alto nivel, curiosidad y sensibilidad. Gustavo Orihuela Quartet está lleno de fuego, improvisación, pasión y diversión, es una familia con la que vamos sembrando y recolectando logros y experiencias, es un lugar donde me siento en casa y a pesar del duro golpe que recibimos con la partida de Randolph Ríos el año pasado seguimos muy unidos y con muchos proyectos futuros.  

RAMIRITO.- Un Ramirito (Ramiro Núñez Verástegui) nos hace falta a todos en el sector cultural y en la vida en general, alma entregada al servicio de los demás, personaje de hermoso carácter, capaz de sacarle sonrisas a la gente en medio de una tormenta. Multifacético ser de la noche paceña, trabajó en La Resolana, el Thelonious, fue mayordomo del compadre Palenque, hizo gestión cultural en el FestiJazz, en la Sinfónica, trabajó en el Nuna durante siete años, realizó su proyecto Copacabana Jazz con artistas internacionales, siempre con la mejor voluntad, lleno de humor y enfocado en los detalles como buen virgo, carismático, servicial y fiestero en un amplio sentido de la palabra.

STREAMING.- No es una palabra muy de mi agrado, ya que llegó a nuestras vidas como un paliativo de lo que es realmente bueno, el contacto con la gente. Sin embargo, acepto que el Nuna sobrevivió gracias a esa palabra y también aceptó que es solamente una herramienta que nos permite exportar cultura y husmear mundos a los que antes era más difícil acceder. Es una palabra triste como la fe ciega en la tecnología, una palabra práctica como un alicate, una palabra engañosa como los comerciales de Coca-Cola, un jarabe amargo que algo de bien hace pero que pese a que nos acerque al mundo nos aleja de la tribu; una palabra que llegó para quedarse y nos toca maquillar de alguna forma.

TUMBAO.- En la música afrocubana es el ritmo básico que se toca en el bajo o en las congas. En una persona es el estilo propio para caminar, el swing, el magnetismo tropical.

UNIVERSO.-

Caminando por el sendero de savia tuve la idea de parar,

Tuve la idea de mirar las cosas con detalle,

De sentir el mundo que vive

De sumergirme en lo bello

De inspirarme en el aquí, en el ahora,

Manteniendo el tiempo como un aliado,

Como un monumento de agua cristalina

Tuve la idea de ser un testigo imperativo del poema

Tuve el secreto en mis manos,

Y se fue volando como pájaro libre y majestuoso…

VENDER.- Generar una necesidad en el otro para hacer fluir la economía. Existen vendedores de productos y vendedores de experiencias, yo me sitúo en la segunda categoría.

WORLD MUSIC.- La música del mundo o world music es una frase inventada por el occidente para abarcar todo lo que no es música occidental; aunque yo amo explorar estas músicas, el nombre es eurocentrista y lo correcto sería hablar de música folclórica o música tradicional de un país o de una región específica.

E(X)TRATERRESTRES.-

¡Help!

S.O.S

Porfich.

YELEMBA.- Yelemba significa la gran luz en lengua senufo; es el ballet africano donde estudié durante un tiempo el 2016 en Costa De Marfil-África. Su director es Lassina Coulibaly, maestro bailarín y djembefola a quien invité a Bolivia el 2019 y con quien organizamos el festival de música Africana Baobab en el Nuna. El ballet Yelemba está situado en un hermoso lugar a 9 horas de Abiyán, en el pueblo de Korhogo, donde la mayoría de la gente va a pie o en bicicleta y los que tienen dinero, en moto. Un lugar mágico donde existe un bosque exclusivo para los iniciados en la religión animista que practican; ahí aprendí que en la cultura Malinke la danza y el ritmo van de la mano y la cadencia musical africana es por lo menos el triple de rápida que la cadencia andina. Sol, naturaleza, cerveza, comida picante, niños descalzos correteando por doquier, poderosísimos ritmos de percusión acompañando hermosas y ágiles danzas con máscaras y trajes magníficos, fiestas comunitarias reuniendo a distintas culturas, ¿que más pedir?

ZENIT.- Sentarse a esperar la plenitud puede ser tarea difícil. Uno se preguntará por qué, mas es entonces cuando se empieza a viajar. Entre el fin y el principio, donde se empalma la causa y ronda el misterio del mar creativo y suicida, como camaleón perdido entre los árboles y sus ramas enmarañadas, dulces y amargas.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos