Música

¡Aguante No Te Va Gustar, viejo!

No Te Va Gustar es un chiste que terminó convirtiéndose en algo más: un grupo de uruguayos con muchos álbumes producidos. Un éxito total. ¿Qué podemos decir de su sexto disco “Por lo menos hoy”?
domingo, 7 de febrero de 2021 · 00:02

Iadov Quiroga

Comenzaron en 1994 con tres integrantes de 16 años apegados a sonidos muy clásicos del rock and roll. Con el paso del tiempo, la banda fue mezclando algunos elementos del reggae, folklore y ritmos de la región uruguaya-argentina. Su contenido lírico, en un comienzo, estaba relacionado con la protesta social y denuncia a las autoridades, mientras que en el álbum Por lo menos hoy (2010) encontramos letras relacionadas con el amor y el desamor, por supuesto.

No Te Va Gustar en 2013 / Imagen Wikipedia.

Por lo menos hoy, doble disco platino en Uruguay y disco de oro en la Argentina, su sexto álbum de estudio, pretende llevar al público un poco más allá. Bastante íntimo, pero con energía, con canciones que tienen un sonido libre, sin muchos adornos. El patrón homogéneo de algunas piezas hace referencia a esa sencillez a la hora de componer e intercambiar los tiempos de cada instrumento. "Ángel con Campera", la primera del álbum, cuenta el encuentro entre dos personas, encuentro sin palabras, algo así como la unión entre almas, de ahí lo de Ángel. "Cero a la Izquierda" es una de las canciones más explosivas que hace énfasis en la fragilidad humana y la importancia de ver hacia adentro; un viaje introspectivo. "Chau", la siguiente, rompe con la intensidad de la anterior y cuenta un quiebre de una relación y el peso que tiene el arrepentimiento; de las mejores del disco.

"Con el viento" es una canción de dos minutos, un empujón anímico que empieza con la emblemática frase disfrutar de la tristeza, más que no se haga costumbre. Intensa y corta. La canción siguiente, "Arde", viene a ser una de las más importantes de la banda. Un himno a las mentiras y a la traición; el dolor y la huella que pueden dejar éstos y cómo se intensifican en el cuerpo y en la mente. Es de las favoritas.

Por lo menos hoy, doble disco platino en Uruguay y disco de oro en la Argentina, su sexto álbum de estudio, pretende llevar al público un poco más allá. Bastante íntimo, pero con energía, con canciones de sonido libre, sin muchos adornos.

"Los indiferentes" cuenta la historia de dos personas que se querían y que a través del tiempo llegan a ser completamente desconocidas. Variada y con juego de ritmos, es una balada-rock que encuentra en su letra su máxima virtud. "Volar" es la canción con más elementos reggae del disco, se aleja un poco del rock intenso y melódico de los anteriores temas.

Lanzado en 2010, llegó a ser Disco de Platino.

En "Tu defecto es el mío" hay amor por donde se la vea, es una incitación al diálogo, a la aceptación y a la importancia de saber compartir, hasta nuestros defectos.

La canción más triste del álbum es "Memorias del olvido". El quiebre emocional que da inicio al duelo y el desapego son los infiernos que de manera inevitable castigan. Muchas veces las personas son nuestro mejor invento, y la canción refleja esa necesidad de querer ver y sentir a quien uno quiere. No está mal desarmarse, es parte del proceso también. 

"Con la misma vara" llega otro empujón anímico e intenso: arranca con ojos que no ven, porque no quieren verte. Es una reivindicación, una manera de salir adelante con guitarras y gritos. En su letra está el nombre del disco: por lo menos hoy volver a empezar. Después, otro declive de intensidad: "Nunca más a mi lado". Emotiva. Es sin duda un cambio de ritmo y el anuncio del final del álbum que llega con "El equilibrista", que muestra nuestra condición humana. No existe la garantía emocional,  dice en una parte, y en toda la canción nos recuerda nuestra fragilidad. Una canción fundamental para entender ese concepto de equilibrio que muchas veces nos puede confundir. El cierre del álbum es atinado. Dar un paso hacia adelante podrá hacernos perder el equilibrio, pero de seguro nuestros siguientes pasos nos estabilizarán, por lo menos hoy.

 

  • Iadov Quiroga es psicólogo, músico y escritor amateur. The Beatles, Charly García y The Mars Volta son parte de su religión; los libros y el Thrash sus cables a tierra.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

4
5