Música

Adiós, Sax

El domingo 14 de marzo de 2021 murió Eulalio Cervantes Galarza, Sax para los fans de Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio. ¿Qué historia está detrás de esta banda?
domingo, 21 de marzo de 2021 · 00:02

Sergio Antezana

No acabábamos de festejar los Grammys de Fito, Natalia Lafourcade o el Draco cuando nos enteramos de la muerte del Sax, el domingo pasado. Así es el arte, un momento de alegría y otro de dolor.

Para quienes fuimos adolescentes en los noventa, Maldita Vecindad fue un bautizo en el rock mexicano. De hecho, salvo por Los Prisioneros y alguna que otra excepción, no había rock en español que no sea guacho. Maldita, como le decimos los fans, lanza un primer disco el año 1989. Ese debut, homónimo, traza ya las líneas de lo que será El Circo, su segundo disco y su catapulta para llegar a todos los confines de la región. Todavía ese primer disco necesitaba trabajo, necesitaba madurar, pero ya estaba la idea básica de la fusión de rock con ska, con punk y con música popular mexicana.

El Circo, disco icónico de la
banda / Imagen Wikipedia.

El Sax cuenta que llegó de San Luis Potosí a DF sin un centavo y que pedía dinero en las estaciones de autobuses. Que comía bolillo (pan tipo marraqueta) con leche una vez al día y con eso le tenía que alcanzar para ensayar 12 horas y salir a la calle a pedir dinero. A los Maldita los conoció por pura suerte o destino o quizás necedad: pasaba siempre por una calle en la que escuchaba a una banda ensayar. Un buen día tocó la puerta y dijo: soy saxofonista, ¿me dan el chance de verlos? Días después entró a la banda que decidió aprovechar de la formación de conservatorio del Sax: ninguno en Maldita leía partitura y él era claramente "el músico del grupo".

En ese primer tiempo, Maldita era una rareza en la escena musical mexicana caracterizada por la música banda (cumbia), el pop onda Yuri o LuisMi o el rock onda blues. No había ni se pensaba que podía haber música rock con identidad mexicana. En ese tiempo grabaron un primer demo que sería la base para el primer disco: Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, en 1989. 

El Sax cuenta que llegó de San Luis Potosí a DF sin un centavo y que pedía dinero en las estaciones de autobuses. Que comía bolillo (pan tipo marraqueta) con leche una vez al día y con eso le tenía que alcanzar para ensayar 12 horas y salir a la calle a pedir dinero.

El Circo

El Circo (1991, BMG) es un disco cabrón, punto. Cómo olvidar el video de Pachuco que pegaba tan fuerte en el MTV Latino de aquellos años. Al inicio, una especie de ranchera que luego se vuelve ska; aparecen los integrantes en una especie de mosh “íntimo” para luego ver imágenes de ellos en vivo rompiéndola y armando tremendo despelote con un fuerte despliegue de energía. A ratos aparecen imágenes muy de barrio, de vecindad en realidad: ropa colgada en la calle, gallinas, gente mayor en pijamas, en fin, su cotidianidad.

Desde el nombre, Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, estaba claro que ellos querían dejar por sentado que eran los pobres de los pobres, que eran el lumpen. No eran LuisMi con sus videos llenos de modelos en Acapulco, no eran Maná tirando tortuguitas en las playas, wrayando el sol… NO. Maldita eran los malos de la peli.

Dos imágenes me quedan de ese video: el cantante, Roko Pachucote, que tenía pinta de malo con su pelo todo lacio y los huesos salidos en todas las coyunturas, y el coqueto y súper carismático Sax, tocando la trompeta a ratos y el saxo a ratos. Era como el Slash del rock en español. Un Gran Circo es también corte de este disco y en su video vuelve a mostrarnos la cotidianidad de sus integrantes que no vivían de helicóptero en helicóptero, sino de camión en camión, y que miraban niños malabaristas, faquires traga fuego y otros personajes del DF. Es en este video donde se ve por primera vez (que yo recuerde) al Sax tocar dos saxos al mismo tiempo. No he visto a nadie más hacer eso, así que no sé si es súper difícil pero a mis quince añitos, era pa quedarse cojudo.

El "Sax" / Fotografía Wikipedia.

Dos imágenes me quedan de ese video: el cantante, Roko Pachucote, que tenía pinta de malo con su pelo todo lacio y los huesos salidos en todas las coyunturas, y el coqueto y super carismático Sax, tocando la trompeta a ratos y el saxo a ratos. Era como el Slash del rock en español.

El Circo llevó a Maldita Vecindad por todo lado. Iniciaron una gira que debía durar dos meses, pero duró seis por toda Europa. Fueron la primera banda mexicana en tocar en el famoso festival inglés Glastonbury, participaron del tributo a José José e hicieron un cover de Juan Gabriel (Querida), para no olvidar su raíz popular. Eventualmente Maldita perdería la vigencia que tuvo en los años noventa, pero siguieron haciendo música, giras y discos por mucho tiempo más. El 2019 lanzaron un CD + DVD denominado A 30 años, festejando el lanzamiento de ese primer material homónimo que dio inicio a todo.

Despedida

El Sax hizo de todo. Salió de su natal San Luis Potosí para ver qué onda en el DF, donde conoció a los Maldita y entregó su alma a la música. No solo era un multiinstrumentista que manejaba más de cuarenta instrumentos (piano, bajo, guitarra, batería y una larga lista de vientos), también produjo música para otros artistas y hasta actuó en dos películas. En 2019, la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM) le entrega un reconocimiento a la Trayectoria por 25 Años de carrera como autor. La cronología de los últimos días es así:

  • 4 de marzo: el Sax anuncia que él y su familia han sido diagnosticados positivamente para COVID 19. Él ya venía de un año complicado para su salud.
  • 5 de marzo: el Sax, presenta Otros nosotros, un corte de su proyecto solitario acompañado por varios músicos amigos.
  • 14 de marzo: Jessica Franco, esposa del Sax, anuncia su muerte por complicaciones derivadas del COVID.

En su cuenta oficial de Twitter compartieron el anuncio de la muerte realizado por la viuda. Muchos artistas se han manifestado adhiriéndose al dolor de sus integrantes. Entre tantas palabras me quedo con las de Café Tacvba: “Buen viaje, trascender y florecer, hoy dejaste el gran circo de esta ciudad”. 

 

  • Sergio Antezana es desempleado a tiempo completo y aparapita saenzeano por vocación.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

11