Culturas

Los vamos a extrañar

Enrique Claros, Viviana Saavedra, Mabel Franco, Iris Mirabal, Cecilia Campos y Miguel Vargas repasan los aciertos de una gestión cultural municipal que se va. ¿Qué debemos preservar los paceños, sí o sí, para seguir recibiendo las bendiciones de la envidia nacional?
domingo, 2 de mayo de 2021 · 00:06

Más que una Secretaría de Culturas, una máquina incansable

Claudia Daza

No hay paceño y no paceño que no haya ido mínimamente a una Feria dominical del Prado, o a la Larga Noche de Museos, al Fitaz, al Gran Poder, al Festijazz o a la Alasita. No lo hay; todos hemos bebido del mismo vaso, todos nos hemos servido del mismo plato paceño y hemos vivido el arte y las culturas como nunca. En una de esas butacas nos hemos encontrado, en galería, en gradería, y nos hemos alegrado ante la aparición de un kusillo que abrió el telón o que estuvo por alguna esquina con una murga contagiando un alboroto peculiar. Somos parte de esa generación que escuchó jazz en una plaza, que hizo un recorrido por el Illimani Metal Fest y al rato se encontró con una batalla de B-Girls y de ahí con los títeres del Pipiripi. Somos de los que alguna vez hemos enviado un cuento al Franz Tamayo, un video al Amalia de Gallardo o un proyecto al Focuart. Somos de aquella generación que aprendió a valorar y defender con sangre lo que más se queda en el alma, en la carcajada y la lágrima, en el recuerdo, en la nostalgia, en la pedagogía de la sensibilidad. Y gran parte de esas sensaciones se alimentaron gracias a la Secretaría de Culturas del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz que esta semana pasará la batuta a un nuevo líder. 

No estoy exagerando, vayamos por otras ciudades, por otros municipios de Bolivia y nos daremos cuenta que nos bendicen un montón con sus envidias. Y es que el trabajo que se realizó durante 20 años fue creciendo de tal manera que han logrado construir un monstruo y una maquinaria que no entiendo cómo ha hecho para mantenernos siempre como una ciudad altamente cultural. 

No estoy exagerando, vayamos por otras ciudades, por otros municipios de Bolivia y nos daremos cuenta que nos bendicen un montón con sus envidias.

Esta semana se han despedido a lo grande, con un Apthapi Cultural, con la presentación de dos libros históricos de Arturo Borda y Franz Tamayo, con la Inauguración de La Esquina del Títere en el Pipiripi, y con la entrega del Plan Estratégico Municipal de las Culturas y las Artes “Thakhisawa, Nuestro Camino” 2021 - 2025. Hasta el final, hasta el último minuto, esta gestión ha sido liderada por Andrés Zaratti, su Secretario de Culturas, quien no deja de reconocer humildemente el trabajo de sus antecesores, y de quien esperamos le sigan los pasos, los que tengan que venir. 

Nunca nos faltó actividad, nunca, hasta en tiempos de pandemia se dieron sus formas. 

Esta semana se han despedido a lo grande, con un Apthapi Cultural, con la presentación de dos libros históricos de Arturo Borda y Franz Tamayo, con la Inauguración de La Esquina del Títere en el Pipiripi, y con la entrega del Plan Estratégico Municipal de las Culturas y las Artes “Thakhisawa, Nuestro Camino” 2021 - 2025.

Mi aplauso no es exagerado. Hagamos un repaso, un conteo de aquellos grandes aciertos. Para eso invité a gestores y trabajadores de la cultura para que respalden, de cierta manera, mi euforia y agradecimiento. Enrique Claros, Viviana Saavedra, Iris Mirabal, Cecilia Campos, Miguel Vargas y Mabel Franco, cada uno desde su especialidad y su experiencia, como trabajadores de la cultura, nos ayudaron a construir este listado de aciertos de la Gestión de la Secretaría de Culturas saliente. 

UNA LEY PARA DEFENDER A RAJATABLA

Sin duda, lo que viene primero a nuestras mentes es la Ley Municipal Autonómica de Fomento, Salvaguarda, Desarrollo y Promoción de las Culturas y las Artes. 

“El primer gran hito es la promulgación de esta ley. Este trabajo muestra la vocación cultural de la ciudad. En el texto destaca la asignación de un porcentaje fijo de al menos 3.5% de los recursos del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, para el área”. (Miguel Vargas, periodista cultural y artista)

“La Paz es el primer y único municipio hasta la fecha en contar con un marco legal integral para las culturas, que a nivel nacional ni siquiera se vislumbra. La mencionada ley obliga a la inversión municipal en un área tradicionalmente expuesta a recibir dinero una vez que éste hubiese sido repartido a necesidades más apremiantes”. (Mabel Franco, periodista cultural y Jefa de Unidad de Espacios Escénicos)

“Esta normativa establece un mecanismo de control social (CONCIPCULTA) de la ciudadanía, que acompaña todas las acciones impulsadas por esta ley. (Cecilia Campos, gestora cultural)

Sin duda, artistas y gestores culturales harán el seguimiento necesario para que se cumpla como debe ser. Ojo al charque. 

EVENTOS HASTA DECIR BASTA

Los que hemos coleccionado la revista Jiwaki y seguido la gran cantidad de actividades culturales, sabemos que no nos alcanzaba el tiempo para asistir a todo lo que se ha hecho durante estos años. Nunca nos faltó actividad, nunca, hasta en tiempos de pandemia se dieron sus formas. 

“Destaco la institucionalización de festivales y hechos culturales, propuestos por iniciativa de la sociedad civil, formando parte de la agenda artística cultural anual del municipio, desde el entierro del pepino pasando por el Fitaz o Festijazz, entre muchos” (Iris Mirabal, Gestora cultural) 

Juan Pereira, un ícono
del jazz boliviano.

“Impulsaron las industrias culturales y creativas de la ciudad y el país a través de foros, talleres, cursos de formación y la creación del primer mercado de UCCI (Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas) impulsado por una instancia pública, lo que permite generar competitividad en la producción de los creadores. También hubo un gran impulso de las artes emergentes, mediante actividades como el MegaFest o la incubadora de proyectos”. (Enrique Claros, gestor cultural)

“Eventos como el Megafest reúnen a tribus urbanas y expresiones relacionadas con la creación desde la juventud y las vanguardias. Diseño de moda, tatuajes, perforaciones, géneros de música urbana, baile, batallas de rap, deportes y más, se reconocen como parte de la ciudad y se promueve la capacitación en estas áreas”. (Miguel Vargas) 

AGUANTE FOCUART

Cada vez que veía a artistas y productores algo estresados era porque tenían que entregar su proyecto al FOCUART, el Fondo Concursable Municipal de las Culturas y las Artes, sin duda una de las razones de envidia de cualquier municipio en Bolivia. 

“Es el primer fondo público concursable de fomento a la producción cultural y artística en Bolivia. Promueve acciones como la implementación de la participación plural y democrática de la ciudadanía, la generación de espacios de diálogo intercultural, la gestión de conocimiento y multiplicación de aprendizajes en el desarrollo de proyectos, la articulación con otras áreas. Un paso importante para la democratización cultural”. (Cecilia Campos)

“Hubo una mirada nacional. La mirada abarcadora es única en el país y responde a la concepción de que las culturas no tienen límites. Es Bolivia la que se beneficia, como prueban los ganadores de esos concursos y del Fondo. En este sentido, la Secretaría Municipal de Culturas ha suplido el vacío del Ministerio de Culturas”. (Mabel Franco)

A PRODUCIR INDUSTRIA

El Mercado de industrias culturales y creativas es otro de los aciertos que muchos señalan. 

“Trabajaron en vinculación local, nacional e internacional, mediante acuerdos, convenios, asociatividad (Red de Autoridades Locales de Cultura, Mercado de Industrias Culturales Creativas - MICC) y actividades como el MICC 3600, encuentros internacionales en distintas áreas y otros”. (Enrique Claros)

Kusillos paceños.

“Mejorar la calidad de vida a través de la participación ciudadana o cogestión; el emprendedurismo apoyó a las industrias culturales a través del Mercado cultural, el diálogo intercultural con programas inclusivos, servicios de calidad, la democratización, la desconcentración y la integralidad interdisciplinaria como fundamentos básicos. Todo esto demostrado en la diversidad de programas desarrollados respondiendo a esos lineamientos”. (Viviana Saavedra, gestora cultural). 

Por otro lado, los concursos de producción cultural nunca se descuidaron. 

“Se han consolidado e institucionalizado los concursos municipales, siendo estos los referentes más importantes del país, con completa apertura a creadores nacionales y extranjeros residentes en Bolivia.” (Miguel Vargas). 

NOS HAN INCLUÍDO A TODOS

El diálogo permanente y la democratización han sido la clave para que nos vaya bien. 

“La consulta e interacción permanente tanto con actores culturales locales (artesanos, artistas, folkloristas, gestores culturales…) como internacionales (repositorios, entidades culturales, cooperación internacional y organismos internacionales) han permitido un sólido tejido que tiene a la cultura como eje transversal”. (Miguel Vargas)

“Ha permitido llevar cultura y arte a todas las personas con distintos programas y actividades como: La Feria Dominical, Larga Noche de Museos, Una Noche en el Cementerio. Además, mediante la creación de casas y centros culturales en distintos distritos y la feria dominical itinerante se logró llegar a más gente y en distintos barrios de la ciudad”. (Enrique Claros) 

“Escuchar a los actores culturales. Muchas de las decisiones de la Secretaría Municipal de Culturas se han tomado luego de ponerse en marcha distintos mecanismos para generar el intercambio de propuestas entre autoridades y ciudadanía, lo que ha llevado, por ejemplo, a la redacción y aprobación de una ley de culturas de consenso”. (Mabel Franco) 

“Las jornadas culturales han sido claves para la planificación y el ejercicio de la cogestión para transparentar las acciones específicas de beneficio a la ciudadanía y el fortalecimiento al desarrollo artístico y cultural de manera planificada”. (Viviana Saavedra)

SE HAN RAJADO CON LOS ESPACIOS

¿Se acuerdan cuando casi perdimos el Cine Teatro 6 de Agosto? A mí casi me da mi ataque, pero hubo voluntades para recuperarlo ya en gestiones anteriores y darnos un espacio más renovado e interesante. Así destacan todos esos nuevos espacios dedicados al quehacer cultural. Y en los últimos tiempos, no sólo recuperaron, sino que construyeron más posibilidades fuera del eje central. 

“También se ha preocupado por equipar adecuadamente los teatros y espacios culturales más antiguos. Puede que La Paz sea uno de los pocos municipios en el país que cuenta con espacios culturales municipales adecuadamente equipados y con agenda permanente que brindó alternativas de funcionamiento a las y los trabajadores de las artes y las culturas, incluso durante la época de pandemia. Las Casas Distritales de Cultura, vinculadas en algunos casos con las Casas Comunales de los Barrios de Verdad, han permitido no solamente la circulación de producción artística y cultural local en zonas descentralizadas de la ciudad, sino también han permitido el desarrollo de talleres artísticos y culturales promoviendo voces nuevas y plurales dentro de la ciudad”. (Cecilia Campos) 

Una escena del Festijazz.

“Para el acceso a los artistas a teatros, que evidentemente no abastecen la gran demanda, la convocatoria fue pública y a través de un trámite debidamente numerado a través de un sistema que permite que el artista pueda hacer seguimiento a su solicitud. La asignación de los espacios a través de una selección de un comité integrado no sólo por funcionarios, sino miembros del Consejo Ciudadano de Planificación de las Culturas y las Artes de La Paz (CONCIPCULTA). Los espacios incluyen también las casas culturales zonales y la feria de El Prado”. (Miguel Vargas)

GRANDES RESILIENTES

La vocación cultural ha hecho que reaccionen rápidamente ante la crisis. Por tanto, se reconoce al Programa Munasiña Pacha.  Muchos artistas han recibido ayuda en la pandemia. 

“Este programa, surgido durante la situación de pandemia, ha demostrado una institución capaz de enfrentar las adversidades con respuestas prontas y oportunas para el apoyo al sector artístico-cultural, no sólo en términos de asistencia de emergencias para las y los trabajadores de las artes y las culturas, sino también y principalmente en cuanto a la posibilidad de generar y crear nuevos espacios posibles para la continuidad del trabajo creativo pese a las limitaciones, habilitando escenarios virtuales con todo el equipamiento humano y técnico que lo hizo posible, tal como El Municipal en Tu Casa”. (Cecilia Campos)

Pero no sólo eso, también se agradece la gestión social con los artistas.

“3.500 artistas pudieron recibir una póliza de seguro de vida gratuito en primera instancia, que con el paso de los años requerirá del pago de una prima mínima para continuar en el tiempo. El trámite se gestionó junto con la Fundación Profin y la Cooperación Suiza”. (Miguel Vargas)

EL PATRIMONIO POR DELANTE

Nos han hecho mirar nuestros museos con otros ojos. Hemos ido en familia, con amigos, hemos vivido la aventura del patrimonio con aires nocturnos. No nos ha dado flojera la cola. Nos han hecho visitar lugares patrimoniales. Hemos aprendido un montón, han sacado a miles de personas de sus casas para encontrarse con su pasado. 

“Reconversión y revalorización del patrimonio tangible e intangible con programas de recuperación de conjuntos patrimoniales o actividades como La Larga Noche de Museos, visita al Cementerio, sostenimiento de los museos y creación de nuevos espacios como el de la memoria, Casa de la fotografía, Casa del Poeta, entre otros”. (Viviana Saavedra)

“Desde incentivos a inmuebles patrimoniales, pasando por el reconocimiento a patrimonio tangible e intangible, eventos de gastronomía y el trabajo de la Escuela Taller, La Paz no olvida su pasado, lo cuida y lo hace dialogar con la actualidad”. (Miguel Vargas) 

OBSERVARNOS ES LA CONSIGNA

Recientemente lanzaron el gran proyecto del Observatorio Cultural. Sin duda, uno de los grandes retos para el que viene. Ojo al charque otra vez.

“Hace mucho tiempo que se habla de la necesidad de generar datos en torno al quehacer cultural en Bolivia, esta es una de las bases fundamentales para el diseño eficaz y eficiente de proyectos, programas y políticas culturales y para posicionar y comprender a la cultura como un pilar fundamental del desarrollo social. Por esta razón, contar con el primer observatorio municipal de culturas en el país es un hito fundamental no solo para el municipio de La Paz, sino a nivel nacional”. (Cecilia Campos)  

A LEER SE DIJO

Definitivamente se ha movilizado más a los lectores y escritores para acercarnos a los diferentes géneros, a partir de fondos editoriales, más concursos de escritura y el gran Programa La Paz Lee

“Se impulsó la investigación histórica, la literatura y el análisis y critica cultural, a través de fondos, concursos y financiamiento de publicaciones propias y de terceros”. (Quique Claros)

“Promover el acceso a la lectura es quizás una de las acciones de transformación social más icónicas en términos culturales históricos, por ello este programa también representa un hito importante, considerando que ha impulsado la articulación de plataformas interinstitucionales que han fortalecido la diversificación de actividades en bibliotecas municipales, vinculándose con el sector editorial del municipio”. (Cecilia Campos) 

ES DE NUNCA ACABAR

-Se supone que esto iba a ser un artículo, pero ya parece una tesis- he pensado al recopilar tantos aciertos, y es que no es fácil meter todo lo que se hizo en palabras, tomando en cuenta que este cierre de ciclo no es sólo de Andrés Zaratti, sino de varios Secretarios de Culturas que han sido los articuladores principales de un equipo que empezó a trabajar hace 20 años. 

 Hasta el último minuto, esta gestión ha sido liderada por Andrés Zaratti,
su Secretario de Culturas.

Los ciudadanos que hemos vivido todo ese ciclo nunca lo olvidaremos, jamás, porque sin lugar a dudas este municipio ha sido el que más vocación cultural ha tenido en todo el país, y como dice Miguel Vargas, también fue un referente en la región. 

Revisen los recuerditos de la gente que ama la cultura y encontrarán sus colecciones del Jiwaki, sus miniaturas de Alasita, folklore por todo lado, fotos con los viejitos bailando cueca en el Prado o con el desfile de las cholas paceñas. 

El reto es grande para el que viene, ojalá supere las expectativas y esté a la altura, como lo estuvieron todos estos años los que se van. Gracias a los jefes de Unidades, gracias a todos los obreros y obreras de la cultura, gracias don Pedro Susz, gracias Andrés Zaratti, fueron los mejores. Todos coincidimos en un solo sentimiento: Los vamos a extrañar. 

 

  • Claudia Daza es Piscis, ascendente Tauro y luna en Leo. Ha procurado durante años comprender dónde está Júpiter en el cielo y a pesar de eso le ha rendido pleitesía sin mirarlo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

22