El aumento de la temperatura media perturba la polinización de las plantas

Para reducir el impacto del calentamiento en los cultivos, los productores sugieren recurrir a la gran variedad de especies que necesitan altas temperaturas en el momento de su floración, por ejemplo el arroz.
martes, 15 de octubre de 2013 · 13:53
Patricia Grogg /  Especial para la revista Miradas
 
El aumento de la temperatura media altera la fisiología de algunas plantas. En especies tropicales  "como la calabaza y el pepino”, la polinización se interrumpe si hay más calor que el acostumbrado en el momento de la floración, explicó el ingeniero agrónomo cubano Sergio Rodríguez del Instituto de Investigaciones de Viandas Tropicales (Inivit).
Cuando la flor femenina de la calabaza está apta para ser fecundada, tiene una sustancia azucarada y húmeda a la que se adhiere el polen de la flor masculina, trasladado por la abeja. El mayor calor seca esa sustancia e impide que el grano de polen se pegue y, por tanto, que se desarrolle el fruto.
Para Rafael González, campesino del municipio de Manicaragua, "tener de todo un poco” es lo ideal para soportar más grados en los termómetros, precipitaciones cambiantes y ciclones tropicales más intensos. 
"Si viene sequía, tenemos viandas (tubérculos y frutos ricos en carbohidratos) y frutas que se adaptan mejor a esas condiciones y otras que resisten más los temporales. Nada mejor que la variedad”, añadió. 
Si se siembra yuca en un invierno frío también será afectada, ejemplificó González. "Hay que seguir buscando variedades con mayor adaptabilidad”, agregó.
El Inivit tiene la estratégica tarea de realizar esa búsqueda, considerando calores intensos, sequías severas, huracanes y nuevas plagas. Más del 70% de los tubérculos, raíces, plátanos y bananos que se siembran en Cuba son obtenidos o recomendados por el Inivit. "El otro 30% proviene de la tradición campesina. Hay variedades locales que se adaptan muy bien a determinados suelos y climas”, dijo Rodríguez.
En 2012, todo parecía ir bien en la siembra de frijol de Rubén Torres, cuyos predios están cerca de Santa Clara, capital de Villa Clara. Pero por el calor excesivo, la cosecha arrojó menos de lo esperado. En cambio, "el arroz necesita altas temperaturas en el momento de su floración”, dijo Torres a Tierramérica. De momento, él está cosechando este grano  y la productividad, de ocho toneladas por hectárea, le parece buena.
Rodrigo Morales vive en Mayabeque, provincia aledaña a La Habana. Él y otros campesinos con fincas vecinas han notado que los veranos largos y calientes se hacen sentir en sus cultivos de ajo, cebolla y frijol, y en frutas como la guayaba.
Bajo presión de estos fenómenos climáticos, la agricultura cubana está obligada a aumentar su productividad para disminuir costosas importaciones de alimentos, que este año ascienden a 2.000 millones de dólares, según estimó este mes el vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias