El ADN del ciclista

Este año 228 ciclistas participarán en el ascenso Yolosa-La Cumbre. La prueba fue organizada por el Club Los Huanca. Incluso llegarán pedalistas de EEUU y Chile.
martes, 15 de octubre de 2013 · 14:19
¿Será posible que los ciclistas tengan un ADN especial? Es decir, una cadena distinta, compuesta por esta secuencia: ATCG-CGAT-TAGC- CATGGCTA, etc, etc.   Parecería que ellos mismos, mediante  su tenacidad y talento, han "realineado” su propio ADN en formación atlética invencible: GATC, los componentes moleculares delante de los pedales que significan  Ganas (de) Atacar  Todas (las)  Cuestas. Éste es el código final al que llegó el ciclista después de hacer miles de combinaciones  en su calculadora científica y su incomparable imaginación.
El ciclista de hoy, ya sea que venga de las pampas de Santa Cruz, de los valles de Cochabamba o de los cerros andinos paceños, tiene una energía y adaptabilidad admirables sólo atribuibles a su robusta ascendencia paleoandina. No puedo evitar el recuerdo de esos ágiles chasquis de siglos atrás que atravesaban pampas, sendas y cañadas, con el único objetivo de cumplir su trabajo y de llegar a la meta. 
La tradición continúa y la evidencia esté en los pedalistas de hoy que suben de 1.200 a 4.600 metros de altura en la competencia de Yolosa a la Cumbre, como también en la Vuelta a Bolivia, con cientos de kilómetros a recorrer desde Santa Cruz a La Paz.
Ciclistas urbanos
Desde hace una década, en la ciudad se veían pequeños grupos de ciclistas que generalmente bajaban desde el centro hacia Calacoto, para ejercitar y luego volver con esfuerzo a sus hogares en Sopocachi, Miraflores o el casco viejo. Eran grupos de dos a cuatro amigos que de vez en cuando también se aventuraban a ir a Achocalla o Río Abajo, que en ese tiempo tenían caminos de tierra. 
Hubo también un grupo por el año 2000 que siempre estaba trajinando en dos ruedas  por Calacoto, Río Abajo y Palca, conformado por M. Muñoz, T.Del Villar, M. Portugal y el suscrito. Luego M. Muñoz decidió ampliar el equipo con la ayuda de J. Pereira, quien bautizó al club, con lo cual comenzó la historia ciclística de los Los Huanca. Oficialmente, fue fundado Club Ciclístico Los Huanca. 
Las salidas  se volvieron más interesantes, ya que se pedaleó a Los Yungas, Sucre , Cochabamba, al Illimani y Arica .La dinámica del grupo entró en auge y se unieron  más ciclistas, incluso dos simpáticos embajadores a quienes les encantaba el ejercicio y la confraternidad. Uno de ellos subía a su oficina en bicicleta todos los días. Ya había muchos ciclistas en las rutas de la Florida, Mallasa, Huajchilla y Huaricana.
Yolosa-La Cumbre
El grupo estaba continuamente descubriendo nuevas rutas fuera del radio urbano, como  Tiwanaku, Copacabana, La Plazuela y Puente Villa. Pero siempre bajábamos hasta Coroico, hasta que quien suscribe estas líneas decidió sugerir al grupo hacerlo al revés, es decir, subir desde Yolosa  hasta Cumbre. Tomó dos sesiones  el  persuadir al equipo de que esto era posible. 
El primer ascenso se dio en octubre de 2006. Ese fue posiblemente el bautizo de fuego y de Knighthood de los primeros diecinueve Huancas. Cada uno adquirió una nueva dimensión de sí mismo al haber logrado algo que parecía teóricamente imposible: subir desde el subtrópico hasta el pie del nevado en pocas horas. 
Más tarde,  L. Villanueva y la directiva diseñaron un ascenso mas reglamentario con categorías, cronometraje y patrocinio, convirtiéndolo en lo que es hoy en día. Siempre recordaremos a Igor Karpovics por su generoso patrocinio al evento y también por su calidad de atleta al haber llegado primero en 2010. Otro gran ciclista organizador fue Roberto Durán, quien ya nos dejó. 
Como se puede ver, el ascenso actual fue gradualmente construido desde el principio con imaginación y trabajo. De 19 pedalistas pioneros, se ha llegado a 228 para este año y el entusiasmo continúa. Nuestro "ascenso al cielo” ha sido emulado por otras disciplinas deportivas, lo cual nos complace mucho porque todos los deportistas siempre queremos llegar mas alto y tocar el azul. 
Los equipos que se han registrado para el ascenso de este año son Tunari Club Bicimontaña, Los Moyano, La Bicicleta Aventura, Formas Gym y Ruta Libre MTB, de Cochabamba; también estarán  Los Pedaleros del Urubó de Santa Cruz y se están inscritos el Club Embol Coca Cola, Club de Tenis La Paz, Gravity Bikes, Renovación, Guaywateam, Illimani, Chasqui Viacha, Chuquiago Bike, y Los Huancas de La Paz.  Habrá participación extrajera: de Chile, viene el Team Giant-Med Chile; ee Minneapolis, Huancas-USA. 
¿ Y el ADN ciclístico?  
Todo parece indicar que el ciclista es un ser diferenciado, porque él o ella prefieren comer un plátano en lugar de una marraqueta; al llegar a su casa, sale a dar unas vueltas al parque en lugar de estacionarse frente al televisor y siempre parece estar soñando con la carretera y las montañas; en vez de pensar en política, prefiere imaginar y diseñar una ciclovía  para su barrio. 
Es un ser con un ADN de código GATC de por vida, legado definitivamente por su ancestro paleoandino.  
La buena noticia es que cada ciudadano urbano siempre podrá elegir su destino deportivo, porque sus células invariablemente le estarán susurrando a que se anime a desempolvar esa bicicleta del garaje o a adquirir una nueva, ahora que los precios están muy atractivos.  Los siguientes pasos serán más fáciles: inflar las llantas, revisar los frenos, colocarse el casco, ponerse unos lentes, los guantes y la aventura comienza.  Un regocijo total del ADN.  
Le invitamos a que vea usted a estos 228 ciclistas recorrer el ascenso Yolosa-La Cumbre el 12 de octubre; venga usted a ver la diversidad de bicicletas, ciclistas, estilos y mutaciones ciclísticas de estos deportistas que siempre piensan que nada es imposible.

(*) El autor es miembro
 del club ciclístico Huanca.

 

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias