Los tiburones son las verdaderas víctimas de las actividades humanas

Los encuentros entre humanos y tiburones son mucho peores para estos últimos. Los accidentes se dan cuando las personas ingresan en el hábitat de animales peligrosos que son capaces de defenderse.
martes, 22 de octubre de 2013 · 11:36
Bradnee Chambers /  Especial para la revista Miradas

Los ataques mortales de tiburones en aguas de la isla Reunión reavivaron el reclamo de que se autorice la caza de estos animales. Pero entre ellos y los seres humanos, ¿cuál es el depredador y cuál la presa?
La isla francesa de Reunión parece constituir un idílico paraíso tropical para sus 800 mil habitantes, pero, las apariencias engañan. El paraíso tropical se ha visto sacudido por cinco encuentros mortales con tiburones desde 2011. En el más reciente, el 15 de julio, un tiburón toro mató a un adolescente francés. Las autoridades prohibieron entonces nadar y practicar surf, excepto en algunas lagunas más llanas, y autorizaron la matanza de 90 tiburones toros y tigres.
Los accidentes ocurren cuando las personas ingresan en el hábitat de animales peligrosos. Pongamos en perspectiva los ataques fatales de tiburones que ocurren cada año en el mundo, y que rondan entre 10 y 15. En ese lapso, 50 personas mueren por contacto con medusas y 800 mil por enfermedades transmitidas por mosquitos.
De las mil  especies existentes, el gran tiburón blanco (Carcharodon carcharia), el tigre (Galeocerdo cuvier) y el sarda (Carcharhinus leucas) son las tres a las que se atribuyen los ataques a humanos. El tiburón sarda o tiburón toro es conocido por su ferocidad para defender su territorio y frecuenta aguas llanas y turbias. El tiburón ballena (Rhincodon typus) y el peregrino (Cetorhinus maximus) son gigantes tranquilos que se alimentan de plancton.
A comienzos de este año, se reportó que la caza anual de tiburones, de pesquerías específicas y de capturas incidentales, excedió los 100 millones de ejemplares. Las aletas de tiburón se usan para elaborar una sopa considerada un manjar en Asia, tanto que se sirve en banquetes de bodas y en otras ocasiones especiales.
Hubo reacciones cuando se supo que los cuerpos mutilados de los tiburones vivos se arrojan por la borda. Ante ello, muchos gobiernos y la Unión Europea prohibieron la amputación de aletas y obligaron a desembarcar los tiburones enteros en puerto.
Sacrificar tiburones puede acarrear consecuencias indeseables para la salud de los ecosistemas: al eliminar al máximo depredador, se multiplicarán otras especies ubicadas en escalones inferiores de la pirámide alimentaria, como las medusas.
Los tiburones ayudan a mantener sanas las poblaciones de especies que comparten su hábitat, porque eliminan a los animales débiles y enfermos y proporcionan alimento a las especies carroñeras.

El autor es secretario ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias