Todos los Santos

El amor hacia los ancestros los transmitimos los padres. Así harán nuestras hijas y sus hijos de modo que en un futuro nuestros retratos estén, a su vez, presentes en la mesa de nuestros bisnietos.
sábado, 16 de noviembre de 2013 · 16:55
 Hace poco recordamos a nuestros muertos. Por suerte no son muchos. Mis hijas son las encargadas de armar la mesa de Todos los Santos desde hace varios años. Lo hacen con mucha responsabilidad, creatividad y cariño. Nosotros, los padres, no podemos por el trabajo, pero además queremos que nuestra descendencia ensaye nuestras tradiciones.
Una tela negra, un aguayo, una mesa, fotos, letreros, flores, comida, fruta y una tantawawa bastan para tener el mínimo común de la tradición de la tradicional mesa de Todos los Santos. No hay escaleras, cebollas en flor, cañas de azúcar y las decenas de detalles de una mesa con todas las de la ley pero los muertitos comprenderán que la intención es la que cuenta.
Bisabuelos
Mis hijas pusieron en el altar el nombre de la bisabuela Mamielita. No se acuerdan de ella, por supuesto, pero no importa, aprendieron a quererla a través de mi, su nieto. Lo mismo sucede con sus bisabuelos maternos Papá Felipe y María. El amor hacia los ancestros los transmitimos los padres. Así harán nuestras hijas y sus hijos de modo que en un futuro nuestros retratos estén, a su vez, presentes en la mesa de nuestros bisnietos.
De su abuelo (mi padre) tienen sus propios recuerdos, es a quien más conocieron. Eso se nota en cómo dispusieron la mesa, no sólo por la fotografía en el centro sino también por la comida. Está servido su café en jarro, como le gustaba, con su queso y su pan (no encontraron marraqueta). También está un locoto, el infaltable picante que el abuelo comía como una pera.
El queque de plátano tampoco podía faltar. El abuelo les enseñó la única receta que sabía, así que no hay mejor regalo que mostrarle, en su visita de Todos los Santos, que las nietas pueden replicar el sabor, color y consistencia de este queque.
También colocaron la foto del otro abuelo, nuestro fallecido más reciente; pero al haber vivido más distante no sabían sus gustos en comida, sólo sabían que era amante de los autos.
Encargos
En el altar también se lee el nombre de un extraño,  al cual hay que rezarle por compromiso. Se trata de una interesante iniciativa del colegio de mis hijas para mantener nuestras tradiciones. En primaria los alumnos intercambiaron tantawawas con el nombre de sus fallecidos, así los difuntos se benefician de oraciones que provienen de hogares desconocidos.
También rezamos al tío Elias que tan joven nos fue quitado por unos asaltantes. Su muerte trágica impactó a toda la familia y a los cinco años le seguimos rezando bien fuerte.
También está presente en nuestra mesa y oraciones Comalita, que era el nombre de cariño de una amiga de la familia, que nos quería a toda la familia como sólo una madre puede hacerlo. Su voluntad de vivir era tan fuerte que el cáncer tuvo que esperar muchos meses para llevársela. Paz en su tumba.
Mascota de visita
En el altar finalmente está el nombre de nuestra perrita Perla, porque Todos los Santos es la fiesta en la cual nos visitan nuestros seres queridos y nadie puede poner en duda el amor de y hacia nuestras mascotas.
La mayor de mis hijas soltó una lágrima al pensar que en algún momento, pondremos la foto de su abuela, mi madre. Tal vez al vernos aún "jóvenes” no alcanzó a imaginarse que, finalmente, también tendrá que colocar mi foto y la de su madre.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias