Un maestro de la Kabbalah

Yigal Kutnovsky, especialista en este conocimiento milenario, llega al país para dar una conferencia y un curso. La Kabbalah tiene millones de seguidores en el mundo.
jueves, 31 de octubre de 2013 · 14:45

Isabel Mercado

Yigal Kutnovsky vive pegado al teléfono. Sólo de esa forma puede atender al más de centenar de alumnos de Kabbalah que asiste diariamente a sus cursos. Lo hace en cinco idiomas, pues éstos se encuentran en varios países del mundo. Su trabajo consiste en acompañar su trabajo espiritual, algo que él cree  es parte de tomar responsabilidad sobre uno mismo. Pero, claro, esto no es sencillo. Para eso está la Kabbalah.
 Kutnovsky es maestro de Kabbalah, un conocimiento milenario que ha sido abierto al mundo a partir de la acción de líderes espirituales como el Rav Berg y su esposa Karen,  con el propósito de "ayudar a disminuir el caos y el dolor de la humanidad”.
A pesar de tener su origen en un pasado milenario, el trabajo del Centro Internacional de Kabbalah -una organización sin fines de lucro- y de sus maestros consiste en ofrecer herramientas sencillas y concretas de transformación que, ahora, son seguidas por millones de personas. Es el caso de Bolivia, que cuenta con un grupo activo de estudiantes. A ellos obedece la visita de Yigal Kutnovsky, quien llega por segunda vez a La Paz para ofrecer una conferencia gratuita y un curso inicial de Kabbalah, el 11 de noviembre, en el Teatro del colegio Calvert.

-  Yigal, ¿cómo es un maestro de Kabbalah?
-Para ser maestro de Kabbalah hay que ser alumno de Kabbalah. Maestro de Kabbalah no es una persona que -como que en una escuela o universidad- recibió su diploma y enseña la materia. Un maestro de Kabbalah debe vivir y aplicar lo que está aprendiendo.La enseñanza no es sólo hablar de cosas teóricas: es creer y practicar estos principios.
El mejor ejemplo son los directores del Centro, Rav Berg y Karen Berg, que no solamente tenían el conocimiento sino estaban dispuestos a entregar su vida para transmitirlo al mundo. Ésa es realmente la forma de vida de un maestro: dedicar su vida, compartiendo su tiempo, su energía, su amor por los demás. No sólo en teoría, sino superando grandes obstáculos, enormes oposiciones, increíbles desafíos que desanimarían a cualquier persona. Ellos tenían esperanza y certeza, sin muchas expectativas de ver los resultados de inmediato, pero seguros de seguir en el camino.

- ¿Cómo te convertiste en maestro?
Al conocer a Rav y Karen Berg, ahí empezó. Fue en 1990 y desde entonces estoy en este camino. Gracias a Dios tengo este mérito y privilegio.

- ¿Cómo apoyas a gente de diferentes países e idiomas en el aprendizaje de las herramientas de la Kabbalah?

La comunicación viene cuando realmente tienes la necesidad, cuando realmente quieres compartir y hacer el bien. Recibes toda la ayuda y el apoyo, te vienen ideas y palabras; te llega la inspiración cuando es algo verdadero y viene del corazón. No hay  magia, es simplemente un trabajo duro, pero principalmente la intención y el deseo, eso es lo más importante.

- ¿A cuántos alumnos normalmente acompañas en su crecimiento espiritual?
Son alumnos de Uruguay, Paraguay, Bolivia, España, Ucrania, Rusia, Azerbaiyan y otros lugares en el mundo.

- ¿Cómo es el proceso de un alumno nuevo en Kabbalah?
Como el Rav y Karen Berg creen, cada persona puede encontrar lo que está buscando. Hay personas que quieren escuchar una clase, otras quieren leer un versículo de sabiduría diaria. Hoy en día, Yehuda Berg (hijo del Rav y Karen) manda mensajes diarios a millones de personas en el mundo, en nueve idiomas. Muchas de estas personas no están estudiando, pero necesitan una inspiración diaria. Conozco personas, como el Presidente de Paraguay, que espera diariamente este mensaje; él no es kabalista, es solamente su forma conectarse. Hay otras personas que quieren profundizar. Hay cursos básicos en diferentes idiomas; hay conferencias, textos... Todo depende del deseo de la persona. El cielo es el límite.

-Se dice que la Kabbalah no es una religión, ¿qué es en realidad?
¿Por qué no es una religión? Porque estos conocimientos tienen 5773 años. No es algo que apareció ayer. En Kabbalah no hay dogmas, la persona no tiene que convertirse a nada. No tiene cambiar de credo, de partido político, de convicciones. Lo único que une a los que estudian Kabbalah es la dignidad humana. Si la persona es católica, musulmana, budista, hindú o atea, no importa. Si esta persona cree en el trato digno a los seres humanos, a través del estudio de la Kabbalah puede ser mejor católico,mejor musulmán, mejor budista, mejor comunista, mejor ser humano. Esa es la meta.
La Kabbalah enseña básicamente dos cosas: cómo se puede compartir más,cómo puedes dar más de ti a los demás y cómo estar involucrado en el proceso de restricción, ser más proactivo, ser más causa y no efecto.

-¿Cree que en este momento la humanidad necesite de estos conocimientos?
Yo pienso que el tamaño de la necesidad es proporcional a la cantidad de oscuridad en el mundo. Desgraciadamente vivimos momentos muy difíciles como humanidad: problemas económicos, sociales, etc. Pero al mismo tiempo existen enormes bendiciones y oportunidades. A causa de tanta guerra, turbulencia, presión y dolor,hoy en día, más que nunca, la humanidad está abierta a cambiar; pero debe hacer estos cambios de forma voluntaria, por amor.

- Es la segunda vez que vienes a Bolivia, ¿qué te trae al país?
Bolivia es uno de los países más increíbles donde estuve. Siento que es como un gigante dormido: la calidad humana es increíble y espero que con las enseñanzas de la Kabbalah la sociedad boliviana sea más unida, más homogénea, más justa y lo más importante, de más dignidad humana y tolerancia.
Esta visita es una respuesta a una invitación. Hay personas que estudian Kabbalah en Bolivia, por eso venimos. No venimos a convertir a nadie, no queremos convencer a nadie, venimos por la cordial invitación de los alumnos del Centro de Kabbalah en Bolivia.

- Vas a dar una charla al público, ¿cuál será la temática?
Vamos a explicar qué es la Kabbalah; queremos abrir una puerta a las personas que estén interesadas. Por supuesto que en una hora no vamos a poder explicar todo; no  vamos a dar todas las respuestas, pero vamos a dar algo práctico para que las personas puedan empezar a aplicar en su vida.

- ¿Por qué recomendarías a las personas estudiar Kabbalah?
La Kabbalah es para todos, pero principalmente para las personas que quieren dejar una huella, hacer la diferencia. Para quienes entienden que la única forma de hacerlo es a través del cambio propio. ¿A quién recomendaría estudiar Kabbalah? A aquellos que quieren tomar la responsabilidad sobre su propia vida. No buscamos juzgar ni manipular a nadie; uno de los principios de la Kabbalah es que todo lo que nos está pasando en nuestra vida es nada más y nada menos el reflejo de lo que está sucediendo adentro. Entonces, tomar el control sobre mis reacciones, sobre mi forma de ser, es la única manera de cambiar lo que está pasando en mi entorno.

Una conferencia gratuita
Yigal Kutnovsky dará una conferencia gratuita sobre Kabbalah el próximo 11 de noviembre, a las 19:00, en el teatro del colegio Calvert.
Después de esta exposición, comenzará un curso acelerado de Kabbalah I de 20:00 a 22:00, que continuará el martes 12 y el miércoles 13 de noviembre, de 19:30 a 22:30, en el hotel Calacoto.
El costo del curso es de 50 dólares por persona.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

61
1

Comentarios

Otras Noticias