Brasil se encamina a convertirse en una superpotencia energética mundial

El gigante sudamericano será protagonista de grandes cambios energéticos en las siguientes dos décadas, en gran medida por la explotación de sus fabulosos yacimientos de crudo en aguas profundas.
jueves, 28 de noviembre de 2013 · 20:52
Stephen Leahy/  Especial para la revista Miradas

 

El consumo y la producción de energía están viviendo transformaciones radicales, pero el clima del planeta sigue enrumbado a un aumento de temperatura de 3,6 grados, asevera un informe divulgado durante la conferencia sobre cambio climático de la ONU, en la capital de Polonia.

Brasil desempeñará un rol crucial para calmar la creciente sed de petróleo de los países en desarrollo, plantea la edición 2013 de las  Perspectivas de la energía en el mundo, elaborada por la Agencia Internacional de Energía (AIE).
El informe de la AIE dedica una sección especial a Brasil, pues estima que se convertirá en una superpotencia energética mundial. Sus enormes yacimientos de petróleo y gas en aguas profundas aportarán un tercio del crecimiento de la oferta mundial de crudo para 2035, y el país se convertirá en el sexto mayor productor mundial.
La clave para sostener este desarrollo será la capacidad del país para obtener grandes inversiones, de unos 90.000 millones de dólares por año.
Actualmente, 43% de la energía procede de fuentes renovables, principalmente la hidráulica, seguida de biomasa y agrocombustibles. El gigante sudamericano también experimentará gran crecimiento en agrocombustibles y energía eólica.
El Plan Decenal de Expansión de Energía prioriza la hidroelectricidad, la energía eólica y la biomasa. Se espera que para 2020, la expansión de estos sectores reduzca las emisiones proyectadas en 234 millones de toneladas de CO2.
América Latina podría funcionar con 100% de energía renovable, según varios estudios, incluyendo la exhaustiva Global Energy Assessment 2012.
Sin embargo, si se excluyen las grandes centrales hidroeléctricas, menos de 10% de la energía en América del Sur se obtiene de fuentes renovables.
Aunque casi todos los países dicen querer desarrollar las fuentes limpias, los subsidios a los combustibles fósiles distorsionan el mercado, según un análisis comparativo de las condiciones institucionales y técnicas relevantes para la integración de la energía renovable en América del Sur.
El estudio fue elaborado por expertos de Alemania, Chile, Brasil y Bolivia, y señala que estos subsidios son mucho mayores que los incentivos o los beneficios impositivos diseñados para alentar el desarrollo de fuentes renovables.
Otra dificultad es la atracción de inversiones, sobre todo extranjeras, para las fuentes renovables. Se requieren mejores regulaciones e incentivos para responder a las cambiantes condiciones del mercado global, señala el informe.

 

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias