Grutas en Uruguay

Singulares cavernas protegidas por decenas de columnas naturales de piedra, las Grutas del Palacio forman un conjunto geológico de gran belleza, designado como Geoparque por la UNESCO.
jueves, 28 de noviembre de 2013 · 20:45

Jorge Figueroa

Uruguay espera diversificar su oferta turística y sus atractivos naturales con la designación como Geoparque, por parte de la UNESCO, de las Grutas del Palacio, un conjunto geológico de singular belleza ubicado en el departamento de Flores, el más despoblado del país, a 46 kilómetros al norte de la ciudad de Trinidad, que tiene poco más de 25.000 habitantes.

Grutas del Palacio es una formación natural de rocas sedimentarias que datan de hace unos 70 millones de años, del cretácico superior, y constituyen una peculiar formación geológica conformada por una coraza de areniscas ferrificadas, sustentada por decenas de estructuras, tipo columnas, de unos dos metros de altura y ochenta centímetros de diámetro.
Poseen un frente laberíntico de varias decenas de metros, aunque solamente 40 son de fácil acceso. En septiembre pasado fueron incorporadas a la Red Mundial de Geoparques, siendo el segundo espacio en su género en la región, tras el de Araripe del estado brasileño de Ceará.
Más que cavernas
Pero ¿qué es un geoparque? La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lo define como "una zona protegida que cuenta con un patrimonio geológico de importancia internacional y que cumple con criterios de unidad y estética”.
Hasta ahora el promedio de visitas era de unas 8.000 personas, pero con el reconocimiento internacional todo puede cambiar.
Según expertos uruguayos, el área del geoparque, que abarca el 2% del territorio del país, incluye cinco eras geológicas, que van desde el período paleoproterozoico, hace 2.500 millones de años, hasta la actualidad.
Gran potencial turístico
El director de Promoción y Desarrollo de la Intendencia de Flores, Diego Irazábal, cabeza del grupo promotor del geoparque, destacó que la reciente distinción por parte de UNESCO "ayuda a construir una identidad” de la que la zona carecía.
Uruguay "es un país muy asociado al turismo de costa y al litoral termal, y el centro del país estaba muy diluido, más allá de alguna estancia turística”, subraya.
Según Irazábal, "Flores tenía varios sitios con potencial turístico, pero sin una estrategia que les diera cierta integralidad, lo que hacía de él ‘un puzzle desarmado’. El geoparque ayudará a armar ese puzle”, dijo. Y las Grutas del Palacio son el lugar más simbólico de ese rompecabezas.
Irazábal agregó que la decisión de la UNESCO tiene gran significado para Uruguay en general y para su departamento en particular.
"Flores pasa a poner en la perspectiva internacional el valor de su riqueza geológica y, de paso, se revaloriza toda una zona importante del país, gracias a varios años de trabajo”, detalló.
"Con el reconocimiento internacional podemos sumar otra oferta a la clásica de turismo rural, y es una herramienta muy útil para la difusión de la cultura, gastronomía y tradición de nuestro departamento, además de un disparador para los servicios turísticos en general”, comentó el político.
La Intendencia de Flores dispuso de una primera asignación de recursos para la creación de una Organización de Geoparque que será la encargada de la administración, metodología de trabajo y capacitación de personal, entre otras funciones.
Además, apuntará al "hermanamiento” con los otros integrantes de la red global, como es el caso de Araripe en Brasil, el otro geoparque que tiene América Latina. "Buscaremos el intercambio de información y de experiencia, además de guías de promoción en español y portugués”.
Atractivos turísticos
Se estima, que por las proximidades de las grutas, de entre 70 y 55 millones de años de antigüedad, pasaron los últimos dinosaurios y los primeros mamíferos.
También fueron hogar de indígenas, lo que dio lugar por años a la errónea creencia de que habían sido construidas por ellos o que allí escondían un tesoro (que jamás se encontró).
Una placa que reza "Homenaje al indio”, fechada el 13 abril de 1954, es otra consecuencia de aquella confusión.
También fueron escenario de celebraciones rurales en épocas anteriores a la colocación de alambradas en los campos. Los primeros 30 metros de los aproximadamente 400 metros de cavernas son de fácil acceso. Hay registros escritos que otrora se podía ingresar a caballo o adentrarse mucho más en sus profundidades.
El geoparque incluye, además de las Grutas del Palacio, las pinturas de Chamangá, que son la mayor concentración de pictografía rupestre de Uruguay, con 43 obras en un área de 12.000 hectáreas y entre 1.500 y 3.000 años de antigüedad.
También está próxima la Reserva Rodolfo Tálice, ubicada a tres kilómetros de Trinidad, que acoge a 110 especies de animales en semicautiverio y  es considerada uno de los mejores zoológicos del país.
Los Lagos del Andresito, una zona de campamentos, deportes náuticos, playa, pesca; los parques Centenario y Bartolomé Hidalgo, y el Museo de Trinidad, que funciona en la vieja estación de ferrocarriles y tiene destacadas colecciones arqueológicas y paleontológicas, completan la oferta turística.
En la zona del geoparque hay cinco hoteles, cinco hostales y ocho estancias turísticas que totalizan 733 camas, una cantidad acorde con el tamaño de Flores y de Uruguay, de apenas 3,3 millones de habitantes. Además, hay dos zonas de campamentos y un complejo de cabañas (EFE Reportajes).

 

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias