Una apuesta por las especies en peligro de extinción

La Fundación Estás Vivo de Viva cumple cinco años de trabajo en campos tan diversos como la conservación de especies, la seguridad ciudadana y la educación.
miércoles, 04 de diciembre de 2013 · 22:13
Amediados de los 50, cuando en EEUU algunos empresarios comenzaron a hablar de responsabilidad social y de servicio a la comunidad, pocos intuían que aquellos proyectos, originalmente inscritos en la lógica de la filantropía, iban a transformarse en uno de los ejes de la visión estratégica de las empresas del siglo XXI.
En sus orígenes, la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) tuvo que ver también con lineamientos esbozados por organismos internacionales, preocupados por desarrollar estrategias de promoción del empleo, que contribuyeran a mejorar las condiciones y calidad de vida de los empleados.
No fueron pocos los empresarios que, inspirados por esa corriente, adoptaron nuevas prácticas en sus negocios, que beneficiaron en principio a sus empleados y, más adelante, a la comunidad en la que realizaban sus operaciones.
En Bolivia, la RSE tiene una historia todavía corta, aunque los proyectos que se han ejecutado se han convertido en algunos casos en referentes regionales de buenas prácticas.
Es el caso de la telefónica Viva, que desde hace cinco años trabaja en un programa que se aplica en por lo menos cinco campos diferentes de actividad: educación, seguridad ciudadana, lucha contra toda forma de violencia, medio ambiente y conservación de la biodiversidad y promoción del deporte.
El objetivo del programa de RSE de Viva, que se ejecuta mediante la Fundación Estás Vivo, es poner la tecnología en telecomunicaciones al servicio de causas sociales y públicas que tienen un importante impacto en la vida de la gente.
Conservación de la biodiversidad
Mediante la Fundación Estás Vivo, la telefónica emprendió hace cinco años una campaña para preservar especies bolivianas en peligro de extinción. Entre varias acciones realizadas con ese propósito, adoptó el delfín de río, que se ha convertido en un emblema de esta cruzada que cuenta con el apoyo de la ONG Conservación Internacional.
Pero, además, en la lista de animales que enfrentan la amenaza de una definitiva desaparición figuran el guanaco y el flamenco, dos muy distinguidos y valorados representantes de nuestra fauna.
El trabajo de la Fundación Estás Vivo de Viva difícilmente pasa desapercibido, pues ya son varios años en que las tarjetas pre pago de la empresa llevan como ilustración fotografías de estas especies. Son 10 millones de tarjetas que llegan a un número similar de personas que, a través de este medio, descubren la importancia de velar por animales cuya sobrevivencia depende, en gran medida, de acciones públicas compartidas como la emprendida por Viva.
"Nos sentimos muy satisfechos por los resultados conseguidos hasta la fecha y consideramos que la continuidad de nuestro programa de RSE está asegurada, no sólo por el compromiso firme de los ejecutivos y empleados de Viva, sino por la apropiación social de los objetivos mediante el Concurso de Fotografía de Especies en Extinción y de otras actividades”, señala la gerente General de la Fundación Estás Vivo, Claudia Cárdenas.
Cárdenas explica que en cada una de las versiones del certamen se ha incrementado el número de fotografías enviadas, hasta llegar a 1095 en 2013, una cantidad muy importante que refleja el interés creciente de fotógrafos y aficionados a la fotografía que capturan imágenes de animales y áreas protegidas para llevarlas como un mensaje de concientización a millones personas.
"Fue una extraordinaria participación y de mucha calidad, además, lo que hizo más difícil la tarea del jurado para elegir a las ganadoras. Sin embargo, el fotógrafo Patricio Crocker, el director de Conservación Internacional, Eduardo Forno y  mi persona elegimos finalmente las piezas que reflejaban de manera artística y con enorme sensibilidad la magnitud del desafío de atender la urgencia de salvar a especies únicas de nuestra fauna”, destacó.
Los ganadores de este concurso no sólo recibieron un premio económico – mil dólares cada uno –, como ya se dijo, sino la posibilidad de que sus fotografías ilustren 10 millones de tarjetas pre pago de Viva de diferentes cortes.
Cada año la modalidad de la convocatoria registra algunas variaciones. Inicialmente, por ejemplo, no estaban incluidas las áreas protegidas como objetivo de las cámaras, pero ahora lo están porque se considera que el concepto de conservación abarca no sólo a las especies animales, sino al conjunto de la rica biodiversidad que tiene Bolivia.

"Así es. Creemos que hay que actuar en diferentes frentes para preservar la naturaleza en Bolivia y permitir que nuestros hijos y los hijos e hijas de ellos disfruten de lo que nosotros hemos tenido. En última instancia, las batallas que libramos hoy benefician a las futuras generaciones”, resume Cárdenas.
Conservación Internacional
"Lo que se ha hecho con la Fundación no tiene antecedentes. El nivel de alcance que tienen 10 millones de tarjetas pre pago es casi equivalente a llegar a toda la población del país, de manera que esa es una oportunidad extraordinaria de diseminar la conciencia sobre la necesidad de preservar especies nativas únicas”, subraya Eduardo Forno, el director de la ONG Conservación Internacional y un aliado estratégico clave de la Fundación en este proyecto,
El biólogo afirma que CI nunca tuvo un canal como el que le ofrece la Fundación Estás Vivo y mucho menos recursos permanentes que se destinan a la preservación del delfín de río, especie adoptada precisamente por la organización ejecutora del PRSE de Viva.
El impacto
Forno asegura que el impacto del Concurso de Fotografía de Especies en Extinción puede medirse, por ejemplo, en el número de visitas a la página web de Conservación Internacional. Normalmente tenemos un promedio de visitas de 1.000 a 2.000 personas, interesadas en conocer las características de estas especies que corren el riesgo de desaparecer, pero cuando se distribuyen las tarjetas ese número sobrepasa las 15.000”, agrega.
El titular de CI Bolivia añade que si bien no es única en el mundo, la experiencia de la Fundación es una de las más exitosas y efectivas, por lo que vale la pena continuar apoyando este tipo de esfuerzos que van en directo beneficio de "especies maravillosas de la fauna boliviana y en general del propio país, que puede convertirse con este tipo de acciones en un ejemplo mundial”.

Red de seguridad
Se instalaron  321 líneas 0-814 gratuitas en recintos policiales para crear una red de seguridad que permite a la gente que ha sido víctima de un delito o que atraviesa por una emergencia acceder a un auxilio oportuno. De esa manera, se mejora la comunicación entre ciudadanos y policías y entre los propios policías.
En promedio, gracias a este servicio, se atienden 10.000 llamadas mensuales en promedio.La inversión que se ha destinado a este programa  es de 4,14 millones de bolivianos en los últimos cuatro años.
En la actualidad, se cuenta con líneas gratuitas de Viva en La Paz, El Alto, Cochabamba, Santa Cruz y Oruro.

 En la lista de animales que enfrentan la amenaza de una definitiva desaparición figuran el guanaco y el flamenco.

Internet en 270 colegios
Siempre dentro de su programa de RSE, en coordinación con autoridades del sector educativo y los municipios, Viva ha instalado el servicio de internet gratuito en 270 unidades educativas de las ciudades más importantes del eje central, en beneficio de más de 350 mil jóvenes y niños.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias