Innovadores musicales

Gonzalo Díaz Díaz de Oropeza
martes, 3 de diciembre de 2013 · 22:02
La logística de la piratería musical hace que un nuevo material en audio o en video llegue a toda la ciudad de La Paz en media hora y al resto del país en un día, dice el propietario de la empresa Gran Faraón, Sebastián Mamani Canazas, quien se dedica a la filmación de videoclips y conciertos.
 En una ocasión esa versatilidad le metió en un problema muy particular, pues en un video de su producción, que se exhibía en un puesto de venta callejero, una persona vio a su pareja bailando con otra persona.
Tras indagar sobre la autoría del video y comprobar que se trataba de una producción de Gran Faraón, aquella persona se dirigió a la empresa en la ciudad de El Alto para reclamar por la grabación y difusión del video. Al recordar aquel curioso episodio, Sebastián Mamani afirma que lógicamente él no era responsable por lo que hacían las personas que acudían a la fiesta, pero sin embargo, afirma que la gente no entiende y le responsabiliza a él.
Un mal necesario
Éste fue uno de los problemas que le trajeron los piratas, dice Sebastián Mamani. Sin embargo, este productor musical considera que los piratas también son "un mal necesario” para la promoción de los artistas. Los piratas incluso cobran a los artistas por la difusión de su material, afirma Amador Ramiro Quispe Apaza, gerente propietario de Prosonus que se especializa en la grabación de audio.
Si bien la piratería contribuye a la distribución del material también ha causado que las disqueras tradicionales desaparezcan. La propietaria de Discos Alborada Nancy Alarcón indica que la piratería y el avance de la tecnología han modificado el mercado musical pues ahora se comercializan discos en las calles que contienen discografías completas a precios muy bajos, como "tres por 10 bolivianos”.
Adaptarse al cambio
Esta competencia provocó la caída de las disqueras tradicionales, pero Raúl Mamani, de Discos Cóndor, considera que las grandes disqueras desaparecieron porque no supieron adaptarse al nuevo mercado. Como estas empresas se dedicaban sólo a vender discos, dice, cuando llegaron los quemadores de CD, a fines de los 90, las fonográficas comenzaron a desaparecer.
Hasta esos años, Discos Cóndor también se dedicaba a la producción de cassetes y CD, pero su fundador, Higinio Mamani, entendió que los cambios que se daban en el mercado eran irreversibles y mudó de actividad.
La transición en esta empresa se dio a partir de la organización de los primeros conciertos del grupo Yoga a principios de los 2000. Ahora en Discos Cóndor se dedican exclusivamente a representar a artistas y organizar presentaciones tanto en las principales ciudades del país como en las distintas provincias y localidades rurales.
Prestes
Raúl Mamani, hijo del fundador de Discos Cóndor,  dice que una de las mayores celebraciones en las que su empresa está presente cada año es la festividad de Rosario, que se festeja el primer domingo de octubre en la localidad de Sica Sica. "El mismo día y a la misma hora tenemos hasta tres fiestas, diferentes prestes”, dice.
"Es complicado porque todos exigen superar a la competencia, pero, ¿cómo puedes superar si tú mismo eres el que está brindando (el servicio) a todos”, dice. Su empresa lleva hasta a cinco artistas que actúan paralelamente en los diferentes escenarios de ese poblado.
Cuando deben organizar un concierto en una población rural, el equipo de grabación y sonido es el primero en llegar y el último en irse, por lo que deben permanecer varios días. Por ejemplo, para organizar las presentaciones en la fiesta de Sica Sica se quedan un mínimo de cinco jornadas.
Los organizadores prevén que todo el acontecimiento quede plasmado en video, para lo cual recurren a otras empresas especializadas como Gran Faraón.
Distintos lugares

Sebastián Mamani de Gran Faraón afirma que además de la festividad de Sica Sica ha filmado en otros lugares, igualmente importantes, como en una población llamada Chojña Uma, ubicada casi en la frontera con Chile.
Cuando lo contrataron, recuerda, le dijeron que la localidad estaba a dos horas de Patacamaya, pero cuando hicieron el viaje demoraron más de diez  en llegar. Era un camino desierto en el cual durante la travesía no se cruzaron con vehículo alguno. En esa localidad Sebastián Mamani y su equipo grabaron las presentaciones de Yarita Lizeth, que es la sensación del momento, y de los grupos Delirios y Amar a Dos.
Otra festividad que Gran Faraón grabó fue un preste celebrado en la localidad de Eucaliptos en el departamento de Oruro. Sebastián Mamani afirma que sólo la entrada folklórica se grabó en cuatro DVD y que en total se entregaron 25, que  incluían los conciertos de los 12 grupos que fueron contratados para la festividad en honor a la Virgen de Copacabana, que se prolongó por cinco días.
Para producir este material el equipo de Gran Faraón tuvo que permanecer un mínimo de siete días. "Se la pasa bien, pero a veces se sufre porque no hay camas”, recuerda Mamani.
En otro pueblo llamado San Martin de Quiaca, les asignaron una habitación para descansar, pero la última noche les pidieron que lo compartieran con dos o tres personas, pero en realidad se trataba de un bloque completo de una fraternidad, es decir, eran más de 20 personas y además en estado de ebriedad. Para evitar conflictos, el equipo de Gran Faraón decidió retirarse y a la una de la madrugada emprendieron el retorno a la ciudad.
En San Martin de Quiaca, sólo hay una iglesia y cuatro casas, pero a pesar de ello mucha gente acude, dice Mamani. Toda esta gente se retira a descansar a Patacamaya que está cerca y vuelve cada día que dura la fiesta, lo cual toma incluso más de una semana.
Oportunidades de negocios
La producción musical y su mercado no han muerto, sino han cambiado y quienes supieron adaptarse al mismo son los que han sobrevivido. Uno de esos  cambios consiste   en que ahora los artistas ya no producen álbumes completos, sino unos dos o tres temas que promocionan intensamente, para así ser conocidos y contratados tanto en los eventos que se celebran en la ciudad como en el área rural e incluso en los países vecinos.
Para grabar los temas que les sirven de promoción, los grupos que no tienen sus propios equipos  acuden a empresas como Prosonus, que se especializa en la producción profesional de audio. Su propietario, Amador Ramiro Quispe Apaza, afirma que de manera constante en su estudio, ubicado en la ciudad de El Alto,  se producen entre cinco a seis temas por semana.
Tras la promoción, los grupos más populares, como los de cumbia sureña o chichera, obtienen hasta cinco contratos para un solo día, dice Amador Quispe.
La mayoría de los grupos todavía no cuenta con los equipos de sonido necesarios para organizar el concierto; además, como deben actuar en cinco lugares el mismo día, necesitan por lo menos a cinco grupos de sonido que estén listos en cada evento, para que así ellos se presenten por un máximo de dos horas y pasen al siguiente concierto.
Así surge otra oportunidad de negocios, dice Amador Quispe, pues estos grupos demandan equipos de sonido tanto para sus presentaciones en la ciudad como en el área rural. Si bien Discos Cóndor abastece una parte del mercado, todavía hay un exceso de demanda insatisfecha que puede ser aprovechado por nuevos emprendedores.
"Todo se mueve como un círculo”, dice Quispe, quien afirma que en este mercado y sus diferentes segmentos especializados "todos ganan”.  
Todo legal
Los propietarios de Gran Faraón, Discos Alborada, Prosonus y Discos Cóndor afirman que  sus empresas están legalmente constituidas y aportan al Estado con el pago de sus impuestos y además forman parte de las asociaciones de defensa de derechos de propiedad intelectual; sin embargo, ellos no ven políticas de protección a la producción intelectual de nuestro medio.
Incluso afirman que cuando acuden agentes de impuestos o de la alcaldía, para hacer sus controles, los piratas, que son un mal necesario, se pasean tranquilamente sin que nadie ejerza ninguna fiscalización.

 La piratería y el avance de la tecnología causaron varios cambios en el mercado de la música y quienes se adaptaron a ellos son los que ahora se mantienen en este negocio.

Gran Faraón
La empresa Gran Faraón tiene una antigüedad de 15 años y su principal actividad es la filmación de eventos sociales, bandas, grupos  folklóricos, video clips y últimamente conciertos en vivo.
Su propietario, Sebastián Mamani Canazas, calcula que hasta la fecha ha producido como 1.300 discos y que a lo largo de los años ha invertido entre 60 a 70.000 dólares.
El secreto de su éxito, dice, radica en la calidad de sus producciones y en que para realizarlas, cuando se trata  de videoclips, utiliza paisajes turísticos  rurales, o sea que al mismo tiempo favorece al turismo, pues está consciente de que sus trabajos trascienden las fronteras bolivianas.

Los artistas ya no producen álbumes completos, sino unos dos o tres temas que promocionan intensamente, para así ser conocidos y contratados. 

Discos Cóndor
Esta empresa permanece en el mercado por más de 30 años y ahora su actividad principal es la organización de conciertos en todo el país.
Una de las mayores presentaciones que organizó se realizó en la ciudad de Potosí, cuando llevaron a los grupos Alaska y Sagrado. En el salón de la fiesta, había como 1.500 personas y la gente que quedó fuera rompió las puertas para ingresar.
El éxito de Discos Cóndor radica en su capacidad de innovación y de adaptarse a la evolución tecnológica, pues ahora casi todos los negocios los hacen por internet, ya que están en contacto con sus clientes y artistas mediante Facebook, Twitter y otras redes spciales.  
Además, Discos Cóndor siempre se abocó a la promoción de grupos despreciados por la clase media, como los de cumbia chichera, huayños y charangueadas, los cuales llegan a mercados masivos, especialmente en el área rural.  

Discos Alborada
Con más de 25 años en el mercado, ahora sus actividades han disminuido; sin embargo, Nancy Alarcón y su esposo  todavía siguen apoyando a la difusión de artistas, sobre todo de autóctonos que acuden desde diferentes provincias del departamento de La Paz.
Debido al descenso de la demanda y al auge de la piratería, Nancy Alarcón afirma que Discos Alborada está a punto de retirarse del mercado.
En su repertorio de música, se encuentran principalmente grupos autóctonos como tarqueadas, moseñadas, pinkilladas, sicureadas y grupos de música huaycheña, además de bandas de música.

Prosonus
Su actividad principal es la grabación en audio. A sus estudios acuden artistas de diferentes géneros como grupos de cumbia sureña, villera, folklóricos e incluso rockeros, que requieren trabajos de post producción, afirma su gerente propietario, Amador Quispe Apaza.
El secreto de su éxito, agrega, radica en la calidad de producción que ofrece y una constante innovación y renovación de sus equipos.
 Todo el material que se graba en Prosonus, por ejemplo,  se descarga automáticamente en un servidor para evitar la posible pérdida de material.
Quispe planea cambiar a una plataforma superior de grabación, para lo cual invertirá por lo menos 20.000 dólares. Hasta la fecha y según su último balance tiene invertidos unos 40.000 dólares.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias