Los perros conservan una remota herencia del lobo

jueves, 2 de enero de 2014 · 21:12
Según algunos expertos en comportamiento animal, el que los perros den vueltas antes de sentarse es un gesto ancestral, en realidad una remota herencia del lobo que todos los canes domésticos actuales todavía llevan dentro. Por una parte, el perro trata así de confirmar que no le ronda ningún peligro. Por otra, el giro podría servirle para acomodarse mejor en el terreno, o bien, hacer más confortable el espacio que va a ocupar y marcarlo ante otros miembros de la manada. Pero hoy, si persiste de forma obsesiva, puede interpretarse como una manifestación de ansiedad.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
49

Comentarios

Otras Noticias