Breves

domingo, 31 de enero de 2016 · 00:00

Como en los océanos también existen las mareas de tierra

La respuesta es afirmativa. Las fuerzas de gravedad que provocan las mareas de los océanos también deforman la corteza terrestre, aunque en este caso, la variación de altura entre la pleamar y la bajamar es mucho más pequeña que en el caso del mar. Si en lugares de costa la oscilación de la marea puede alcanzar los 21 metros, como ocurre en la bahía del Parque Nacional Fundy (Canadá), en tierra no pasa lo mismo, pero la variación existe; de hecho, la amplitud de la marea terrestre se sitúa entre 25 y 30 centímetros en sizigia, que es como se llama al momento en que el Sol, la Tierra y la Luna están alineados; y a medio metro en los equinoccios.

A nivel microscópico, los humanos son autocaníbales

Los seres humanos  son en cierta medida autocaníbales. Las células humanas controlan su propio crecimiento por mecanismos moleculares  que detectan los niveles de nutrientes presentes en el entorno en el que viven (de nitrógeno, glucosa, aminoácidos...). Así, cuando hay nutrientes suficientes en el espacio extracelular, las células activan ciertas vías que inducen la síntesis de proteínas y, con ésta, el crecimiento celular; por el contrario, si detectan niveles bajos de nutrientes activan un mecanismo llamado autofagia (o autocanibalismo), por el cual degradan componentes propios como las mitocondrias y los complejos proteicos, que les servirán como  nutrientes.

Desarrollan un biosensor intracraneal reabsorbible

Investigadores estadounidenses  han ideado un pequeño biosensor que toma y envía datos sobre la temperatura y la presión en el interior del cráneo y  luego de  enviar esa información clave se disuelve  en el organismo. Uno de los coordinadores del estudio, el profesor de Ingeniería y Ciencia de Materiales John A. Rogers, destaca que este ingenio forma parte de un nuevo tipo de sistemas biomédicos desechables capaces de llevar a cabo misiones complejas.

Apple abre un  centro de desarollo  de apps en Italia

Tienda de aplicaciones de Apple es la que más beneficios recibe, según un informe de App Annie. Con más de 1,4 millones de apps, el diseño y desarrollo de estas herramientas para iOS emerge como un sector laboral  nuevo.

En Europa, ya son 22.000 empleados de Apple, casi tres millones de desarrolladores de iOS. Por este motivo, Apple ha anunciado la creación en Nápoles (Italia) del primer Centro de Desarrollo de Apps iOS en Europa, con la intención de "proporcionar a los estudiantes las habilidades prácticas y la formación para desarrollar aplicaciones”. Así, la compañía ofrecerá un plan de estudios especializado para preparar a los que serán los futuros miembros de la comunidad de desarrolladores de Apple.

Los de Cupertino no trabajarán solos, pues estarán apoyados por socios de todo el país que se dedican a ofrecer formación para desarrolladores. De esta forma, complementan el plan de estudios y crean nuevas oportunidades para los estudiantes.

¿Puede el optimismo proteger el corazón?

Un nuevo estudio ha  confirmado  que  ver el lado bueno de las cosas es positivo para el organismo. Investigadores de la Universidad de Illinois, EEUU, han analizado el vínculo entre optimismo y salud cardiaca en más de 5.100 adultos de entre 45 y 84 años, y han concluido que "los individuos que muestran los mayores niveles de optimismo tienen dos veces más posibilidades de encontrarse en un estado cardiovascular ideal que aquellos más pesimistas”. Además, esta asociación se mantuvo cuando los expertos aplicaron los factores correctores atribuibles a las diferencias de edad y estatus socioeconómico.

Flores cambian su trayectoria al crecer para buscar  la luz

Las flores modifican la trayectoria de crecimiento de sus tallos y distintos apéndices en función de la luz solar. En la naturaleza, esto se produce de formas diversas. Por ejemplo, en el caso de las plantas trepadoras, como la vid, estas suelen disponer de zarcillos, ganchos o espinas que actúan como fijaciones para escalar por cualquier tipo de estructuras, incluidas las de otros vegetales. Para ayudarse en el ascenso, los tallos y brotes se retuercen siguiendo la superficie del objeto en cuestión. La velocidad a la que las estructuras dan una vuelta depende bastante del género y de las condiciones a las que se enfrenten.





Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias