TENDENCIAS

Para encaminar nuestra vida...

Es importante elaborar un proyecto explícito de lo que queremos lograr de hoy en adelante.
domingo, 23 de octubre de 2016 · 00:00
Bitia Vargas  La Paz

 

 A  cuántos de nosotros no nos ha ocurrido alguna vez que al momento de  evaluar nuestras vidas nos preguntamos ¿cuál es el objetivo de nuestra existencia?, ¿hacia dónde vamos?  o  ¿qué queremos lograr? Son esos momentos que a veces nos llevan a  un vacío existencial porque sentimos que no tenemos un rumbo definido, lo que nos llena de zozobra, sobre todo porque al pasar los años tenemos la necesidad  de hallar cierta estabilidad en nuestras vidas.

Cuando esto ocurre   es importante encaminar nuestra vida elaborando un proyecto explícito de lo que queremos lograr de hoy en adelante. Así, por ejemplo, cuestiones pendientes  del pasado pueden salir a la luz y ser visibles para su resolución en el presente y de esa manera ir cerrando ciclos inconclusos.  O cosas que necesitaban resolverse por fin se ordenan en nuestra escala de prioridades para que las vayamos ejecutando. 

Un proyecto de vida nos ayuda a visibilizar las cosas que hemos logrado y nuestra posición en la vida. Nos ayuda a definir nuestros objetivos, nuestros sueños y hacia dónde queremos llegar. Cuando un proyecto de vida se hace tangible, es decir, traspasa del pensamiento al papel, es más fácil ir cumpliendo nuestras metas  y  organizar nuestro tiempo en pro de aquello que ansiamos.

Elaborar un proyecto de vida requiere  un orden sistémico. Lo primero que debemos hacer es reflexionar sobre nuestra vida hoy: ¿cómo me encuentro?  ¿Soy feliz? ¿Qué quiero tener, qué quiero ser, qué quiero lograr? (esto incluye cosas materiales, relaciones sentimentales, familiares, laborales).

 Conforme vayamos identificando metas, proyectos, emprendimientos debemos ir anotándolos para después definir cuál es el más urgente. Hay que ser lo más específico posible: quiero una casa,  un auto,  terminar mi carrera, hacer una maestría,  casarme,  viajar a...

Una vez que tengamos una lista más o menos clara, podemos escoger tres o cuatro para empezar y hacer un plan de ejecución para cada uno.  En este plan de ejecución debemos tomar en cuenta el tiempo,  recursos necesarios  y primeros pasos, sin olvidar que cada paso nos llevará a nuestra meta,  lo importante es darlo.

Que nuestras metas se encuentren visibles, es decir en una pared o en nuestro escritorio, nos ayuda  a tenerlas en mente y no olvidar lo que queremos conseguir,  haciendo que diariamente nos esforcemos. 

El  proyecto de vida  nos ayuda a encaminarnos y tener claro lo que queremos, pero no  tiene por qué ser inflexible ni rígido. Sucede que así como la vida es dinámica y en constante movimiento,  también factores esenciales como nuestro entorno,  nuestra forma de pensar,  nuestra visión del mundo también cambian,  por lo tanto las metas que antes eran importantes, hoy en día ya no lo son.

 Ir anotando nuevos objetivos no es malo,  pero también hay que saber diferenciar estos cambios con actitudes como la pereza por no cumplir los que ya habíamos identificado. Lo fundamental es ser sinceros,  a quienes no podemos engañar es a nosotros mismos. 

Evidentemente algunas metas o proyectos nos tomarán más tiempo que otros,  es ahí donde nuestro verdadero anhelo se torna en nuestro aliado y en nuestro motor. Mientras más deseemos, más es la energía que invertimos. Este motor es el que conocemos como compromiso.

Entonces bien,  comencemos por reflexionar sobre nuestro presente,  sólo así sentaremos bases para construir un futuro. Nuestra reflexión debe ser honesta y estar dirigida a lo que queremos cambiar y lograr. Anotar nuestros anhelos es como elaborar el diseño de nuestra casa, que  debe ser explícito y específico. Priorizar nos ayuda a mantener enfocada nuestra energía y la flexibilidad nos ayuda a no estresarnos ni robotizarnos. 

Un proyecto de vida toma tiempo, pero nos organiza, nos da bases y nos muestra el camino para que no nos sintamos  perdidos. 


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1

Otras Noticias