CINE

El Especialista, acción para disfrutar con el cerebro apagado

Estamos ante la que quizá sea la película más vacía de Statham, pero que no quede duda: es una cinta altamente disfrutable si se la aborda desde el ángulo más laxo.
domingo, 9 de octubre de 2016 · 00:00
Uriel Barco

J ason Statham es una suerte de throwback a las glorias del cine de acción ochentero. Siempre estelariza producciones de calidad cuestionable, de ritmo frenético, hechas para lucimiento de sus acrobacias y en las que interpreta exactamente al mismo personaje.

Dado su perfil, el cine de Statham no puede ser sometido a valoraciones profundas, pomposas ni exigentes; son filmes cuya única ambición es sacar todo el provecho de su estrella y ponerla en secuencias bien montadas que la audiencia gozará sin hacer el menor ejercicio de análisis, y El especialista: La resurrección ratifica esta situación a mucha honra.

No obstante que fingió su muerte al final de la película pasada, Arthur Bishop (Statham) es localizado por una banda criminal liderada por Riah Crain (Sam Hazeldine), quien le propone regresar a sus días de matón y liquidar a tres objetivos.

Para hacer que Bishop acepte la propuesta le secuestran a Gina Thorne (Jessica Alba), un recién conocido interés amoroso, y así el especialista en asesinatos que parecen accidentes se embarca en una triple misión a través del globo.

La primera El especialista tiene una mejor estructura que esta secuela. En aquella el arco principal giraba en torno a una dinámica entre maestro y pupilo que se prestó para exposición y desarrollo de personajes y sus motivaciones, y para darle peso a cierta subtrama sobre traiciones.

En El especialista: La resurrección nada de eso importa. No hay el más mínimo atisbo de construcción de personajes y todos los que aparecen a cuadro sólo se limitan a ser caricaturas de arquetipos ya ni siquiera del cine de acción, sino también de videojuegos.

Porque es verdad, la lógica guardada por la película es la de un videojuego cuyo protagonista debe rescatar a una princesa cautiva, atraviesa niveles, liquida a legiones de adversarios, enfrenta al jefe de cada mundo y reúne todos los requisitos para tener acceso a la batalla contra el jefe final.

Tramposamente, el director alemán, Dennis Gansel (We Are the Night, 2010), moldea a los enemigos como seres pusilánimes y crueles que merecen la muerte para, de esta manera, hacer que el personaje principal sea el héroe de la película a pesar de también ser un salvaje asesino. 

Statham ofrece exactamente lo que se espera de un actor como él:  un escaso rango para proyectar emociones, pero el aplomo estoico y el despliegue físico necesarios para ser la pieza central que brilla en medio de muchas secuencias de acción bien orquestadas. La narrativa del filme recurre a la estructura de los videojuegos de acción, por ejemplo Hitman, en la que el protagonista debe superar una serie de obstáculos cada vez más difíciles de conseguir.

 De esta manera se erige una larga cadena de persecuciones, combates, tiroteos, explosiones y demás trucos forzados que sólo tienen la intención de presentar una especie de superhombre que no tiene límites y que sale bien librado de situaciones inverosímiles. 

Estamos ante la que quizá sea la película más vacía de Statham, y eso de entrada ya son palabras mayores. Pero que no quede duda: es una cinta altamente disfrutable si se le aborda desde el ángulo más laxo.

Las secuencias de acción están bien montadas y cumplen (algunas hasta son memorables), observar a Statham hacer pulpa a sus adversarios nunca aburre, hay momentos imaginativos y emocionantes (como aquel de la piscina en un rascacielos) y ninguna otra cinta de la temporada ofrece a un Tommy Lee Jones alegre por interpretar a una vil y vulgar caricatura de mafioso.
Esto es entretenimiento descerebrado, absurdo, consciente de su ridiculez misma y, lo más importante de todo, bien hecho. Gracias, Statham y compañía.

 

 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
1

Otras Noticias