TURISMO

El pueblo de los Pitufos

En Júzcar, Málaga, España, el color azul lo domina todo. Esta Navidad está previsto el estreno de la tercera película de la franquicia Los Pitufos, que será presentada en esta ??oaldea pitufa???.
domingo, 4 de diciembre de 2016 · 01:00
EFE y El Diario.es

En el año 2011  fue elegida Júzcar como la localidad para estrenar la película de animación The Smurfs (Los Pitufos), basada en la serie de televisión muy popular en la década de los 80 y que, a su vez, se inspira  en unas tiras de cómic ideadas por el dibujante y caricaturista Pierre Culliford (Bruselas-Bélgica- 1928-1992), conocido como Peyo, para el semanario Le Journal de Spirou en 1958.

Según fuentes de la productora, Sony Pictures Animation, la tercera parte de esta franquicia para el cine también tendrá su estreno en esta localidad, ubicada en la Serranía de Ronda, a unos 120 kilómetros al suroeste de la capital de provincia, Málaga, y tan solo a 55 kilómetros de la costera ciudad de Marbella.

PEQUEÑO COMO UNA ALDEA

Lo primero que sorprende al visitante que se acerca hasta este pueblo  pequeño, de calles estrechas y al que se accede por una carretera de montaña, es que prácticamente todas sus casas están decoradas en azul, lo que le hacen parecer, entre el ocre y el verde de sus alrededores, como un lugar realmente mágico.

Efe se pone en contacto con su alcalde, Francisco Lozano, quien explica cómo fue la idea de convertir al pueblo en una localidad de los pitufos y pintar las fachadas de todas las casas del mismo color.

"La compañía Sony estaba buscando una localidad para promocionar su primera película de Los Pitufos y nos lo propusieron por varios motivos. Primero, porque es una localidad pequeña que se amoldaba a la idea de una aldea que tiene la historia infantil y, además, porque estamos rodeados de bosques y eso les gustó mucho y encajaba en la historia”.

Efectivamente, Júzcar se extiende por el denominado Alto Genal y por una larga y extrecha franja de terreno que lo adornan castañares, roquedales de la Sierra del Oreganal y los pinos y encinares propios de la zona serrana. También, como no podía ser menos por su carácter andaluz, se ve salpicado de olivos.

"Somos actualmente 240 personas censadas y, aunque parezca contradictorio, tenemos poca juventud en el pueblo”, agrega el primer edil.

Pero uno de los asuntos que también llaman la atención en los tiempos que corren es conseguir poner de acuerdo a una mayoría para pintar sus casas del destacado color que tienen los personajes de Peyo.

Ante esto, el alcalde comenta a EFE: "En principio hubo una reunión y se aceptó que se pintaran de azul, pero que también estuviera presente el color blanco, tan típico en nuestra Andalucía. Pero, viendo la repercusión que tuvo en el turismo, posteriormente planteamos un referéndum en el que, por amplia mayoría, se aceptó pintar todas las casas en azul”.

Un color, este que, según comentaba en una entrevista la viuda del caricaturista que los inventó, surgió "por exclusión”. "Si hubieran sido de color verde se habrían confundido con la vegetación, el rojo hubiera sido demasiado llamativo y el amarillo poco afortunado. Sólo quedaba el azul”, dijo.

SENDERISMO Y SETAS

Y Júzcar volverá al panorama internacional esta Navidad, al igual que lo hizo en 2011, ya que en esas fechas tiene prevista la productora presentar la  tercera película de la franquicia con  las casas azules de fondo.

Sobre lo que representa para sus habitantes, el alcalde comenta: "Para nosotros es importante porque supone un impulso grande al turismo, una de las fuentes más importantes para la economía del pueblo. De hecho, la compañía está repintando las casas para esa presentación, con el añadido novedoso que prepara una magnífica decoración e iluminación navideñas para el evento”.

Efectivamente en el pueblo, además de observar las casas y pasear por sus calles decoradas con alguna que otra "seta” y elementos de la serie, también se pueden realizar actividades relacionadas con estos especiales personajes, aunque la corporación está también pensando en actividades lúdicas especiales para los más pequeños.

Además en tan pequeño espacio, el turista puede contemplar una bella iglesia parroquial, dedicada a Santa Catalina, que tiene su origen en el siglo XVI; las ruinas de la Real Fábrica de Hojalata de San Miguel; así como la denominada Sima del Diablo, entre otros lugares de interés.

Y, si se acerca a ver las "viviendas de los pitufos”, no puede dejar de probar, especialmente en otoño, su gastronomía, basada en una gran variedad de platos donde las setas son las grandes estrellas.

LOS PITUFOS LEVANTAN LA ECONOMÍA DE JÚZCAR

Con la promoción de la primera película, Júzcar recorrió los medios de comunicación de todo el mundo. Sony Pictures cifró el impacto económico de la campaña de publicidad en más de 800 mil dólares, dinero con el que el pueblo, pese a sus 240 habitantes, se situaba en el mapa mundial del ocio.

Pero pasó la promoción de la película y se planteó la posibilidad de volver al tono blanco de sus viviendas, como había prometido inicialmente la productora audiovisual . Sin embargo, sus vecinos prefirieron seguir siendo un "pueblo pitufo” y mantuvieron pintadas de azul todas las casas. 

La medida, a tenor de los resultados, fue la más acertada que pudieron tomar. Hoy, Júzcar se ha convertido en un referente turístico de la zona, y en fines de semana como los de verano llegan a multiplicar por cuatro su población hasta superar el millar de visitas. En 2013, 215 mil turistas pasearon por sus calles.

Pero el camino hasta aquí no ha sido fácil. Una cosa es convertirse en el pueblo pitufo, y otra es saber aprovechar al máximo las posibilidades que ello conlleva. El alcalde destaca el "esfuerzo que ha realizado todo el pueblo para ofrecer los mejores servicios a los turistas”.

Y es que los turistas ahora llegan y se quedan. Dos empresas locales han logrado organizar actividades temáticas relacionadas con los pitufos, para que visitar Júzcar no sólo sea hacerse fotografías junto a carteles conmemorativos o casas azules. "Ahora vienen y los turistas pueden estar todo el día”, destaca el alcalde.

TURISTAS DE TODO EL MUNDO

No tienen cálculo del impacto económico que ha supuesto esta nueva etapa en Júzcar, pero sí han cuantificado que se han creado ocho empresas nuevas, que hay tres establecimientos de hostelería más, y que todo ello requiere más empleados. 

Un ejemplo de esta nueva etapa económica que vive Júzcar lo representa el Hotel Bandolero. Sus ocho habitaciones están reservadas para todos los fines de semana del mes de agosto. 

En estos dos años por sus instalaciones han pasado ciudadanos llegados de todas las partes del mundo, como Kuwait, Rusia, China, Inglaterra, Alemania, Francia… Uno de sus dos propietarios, Iván Sastre, cuenta que ahora el turismo "es más familiar”. 

Han adaptado sus instalaciones a la temática "pitufo” y en el recuerdo queda ya cuando los clientes llegaban a Júzcar buscando la tranquilidad que ofrecía este entorno rural para descansar, desconectar y hacer senderismo. Ahora trabajan en el Hotel Bandolero seis personas, además de sus dos propietarios. 

Y todo ese movimiento económico ha repercutido positivamente en  el resto de negocios del pueblo, que al encontrar a sus habitantes se con más ingresos han visto mejorada de forma indirecta su actividad.

Por otro lado, la Alcaldía de Júzcar ha tenido que adaptar las instalaciones del municipio. Ha sido necesario instalar servicios públicos y aparcamientos para que los que acuden llamados por la curiosidad de encontrarse con el "pueblo Pitufo”.

Además, la explosión de Júzcar como destino turístico tiene otros beneficios colaterales en una comarca que está a una hora y media en coche de la capital. Muchas veces la avalancha de visitantes es tal que no pueden atender a tantas personas, por lo que se derivan a los pueblos del entorno que, encantados, se convierten también en parada casi obligada para centenares de turistas. De no ser por Los Pitufos, estas personas nunca se hubiesen acercado hasta este entorno.

El empujón de Sony Pictures en la presentación de la segunda entrega tuvo al futbolista Andrés Iniesta como protagonista de excepción. Sin duda, nunca antes 9.000 kilos de pintura azul fueron tan rentables.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

64
1

Otras Noticias