Cine

Los odiosos ocho, categórica

El ritmo que Quentin Tarantino imprime a los 167 minutos de proyección es una magistral lección acerca de sus intereses cinematográficos. El filme es motivo de perpetuo deleite.
domingo, 28 de febrero de 2016 · 00:00
Sergio Benítez

Tarantino siempre ha hecho cine pensando en una sola persona: él. Y si cualquiera de los títulos que el rebelde cineasta ha filmado hasta la fecha corroboran de un modo u otro una trayectoria que se ha mantenido al margen de las pasajeras modas que en los últimos cinco lustros han ido apareciendo y desapareciendo en Hollywood, Los odiosos ocho (The Hateful Eight) es probablemente la declaración más categórica que el realizador ha hecho hasta el momento.

Lo es, ante todo, por insistir, después de su magnífica Django desencadenado, en rodar un filme perteneciente a un género que hace tiempo  se estableció como claro veneno para la taquilla. Y lo es, toda vez que uno sale de la sala fascinado ante el espectáculo que acaba de disfrutar, porque el ritmo que Tarantino imprime a los 167 minutos de proyección es una magistral lección acerca de sus intereses cinematográficos.

Ya el plano inicial, con un imperceptible movimiento hacia atrás del objetivo sobre una talla de madera de la figura de Cristo cubierta de nieve, deja claro que lo que aquí nos vamos a encontrar poco o nada tiene que ver con la frenética velocidad a la que discurre el cine actual más comercial: elevado el letánico ritmo de la narración hasta el paroxismo gracias a la cíclica y obstinada partitura de Ennio Morricone, que aparece en los momentos de mayor impacto.

Los personajes son probablemente lo que brilla con más intensidad en una primera aproximación al filme. A fin de cuentas, contando con el reparto con el que cuenta, y sabiendo de la innata y más que demostrada capacidad de Tarantino para escribir y describir a los protagonistas de sus historias, atender a lo que éstos van dejando tras de sí es el foco de atención inmediata sobre el que se vuelca la mirada del espectador tan pronto como en pantalla aparecen los primeros integrantes de esta historia de venganzas múltiples que tanto y tan bien funciona.

Elegir a uno o dos de ellos por encima de los demás resulta una tarea harto compleja, pero  este redactor cayó rendido  ante lo que despliegan Kurt Russell, Samuel L.Jackson y Walton Goggins.

El largo recorrido de los dos primeros hace que verlos juntos bajo las órdenes de Tarantino sea glorioso, algo de lo que el cineasta parece consciente al concederles bastante cuota de pantalla juntos, y cualquiera de sus intervenciones, en consonancia o por separado, supone incuestionables puntos álgidos de un metraje plagado de estos últimos.

De esa misma última manera podríamos calificar, por supuesto, a lo que llevan a cabo un Tim Roth que evoca al Christopher Waltz de Django... -algo buscado, no me cabe duda-, un Bruce Dern brillante o una Jennifer Jason Leigh que lo borda como el McGuffin que sirve de apoyo al lento pero constante avance de una historia que, sí, se podría haber contado en mucho menos tiempo, pero nos habría privado entonces   de las  cualidades del filme: sus diálogos.

A lo largo de las casi tres horas sobre las que se desarrolla Los odiosos ocho, y una vez ha quedado claro que el relato va a estar más o menos "estirado” sobre dicha duración, lo que Tarantino solicita de sus espectadores es que se pongan cómodos y disfruten, una vez más, de unas conversaciones que sólo podían salir de su pluma.

Los odiosos ocho va a proyectarse (en algunos países) en el glorioso formato de 70mm en el que ha sido rodada para así poder apreciar, en toda su grandeza y esplendor, lo que de asombroso hay en la tarea de un director que aquí muestra una depuración suma de formas narrativas, una riqueza de encuadres y composición que es motivo de perpetuo deleite y, en consecuencia, da unas lecciones de una autoridad que, por momentos, supera todo lo que le hemos visto hasta el momento.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias