Horca del Inca, el lado menos conocido de Copacabana

Existen en este famoso santuario varias ruinas precolombinas, como templos dedicados al culto del Sol y de la Luna, y hospederías para los romeros.
domingo, 6 de marzo de 2016 · 00:00
Nicanor Delgado García  / La Paz 

Esta península rodeada por el lago azul Titicaca, lugar de atracción mundial turística, con milenaria historia tiene como patrona religiosa a la Virgen de La Candelaria, cuya veneración es realizada cada 2 de febrero por cientos de devotos y visitantes, con  ceremonias religiosas, tradicionales ancestrales, en los alrededores del templo erigido entre 1602 y 1619. 
 
Varios fueron mis viajes a ese Santuario, otras tantas trepé hasta la cima del cerro  para admirar al lago más alto del mundo, llegar a divisar el pueblo, contemplar el tejado rojizo y el blanco de la iglesia. En ese ascenso admiré la maravilla de las gradas, los verdes arbustos, los hongos gigantes, las diminutas florecillas adheridas a las rocas de todo tamaño y las enormes figuras pétreas sitas en los taludes volcánicos. 
 
Recurriendo a la historia escrita y oral, intento detallar pormenores, ya que no encontré datos en dependencias del Ministerio de Turismo y la agencia oficial del Estado del rubro, y narro  lo rescatable.
 
Según el profesor, escritor, periodista y músico Cristóbal Serna Sánchez, (compañero de trabajo y de otros trajines), nacido en La Paz, de padres copacabaneños, los religiosos agustinos toman posesión del Santuario en 1589 y la construcción de la capilla mayor comenzó en 1614 y la edificación de la actual Basílica en 1668, datos de la historia de Copacabana, en la provincia Manco Kapac del departamento de La Paz.
 
La imagen de la Virgen de La Candelaria fue esculpida por Francisco Tito Yupanqui, que no era pintor menos escultor, que talló en madera maguey y  refleja  una visión de la Virgen, luego de convertirse al cristianismo para lograr paz entre los moradores de Copacabana  y se acabe el caos reinante entre ajenos al lugar, los incas y nativos.
 
Esta imagen fue trasladada desde Potosí y entronizada en 1538. Fue bendecida por el obispo Remigio La Santa en 1805.
 
Virgen de La Candelaria
 
El mundo católico celebra por la presentación del Niño Jesús y la purificación de la Virgen María. La festividad fue celebrada por primera vez en Jerusalén a fines del siglo IV. La costumbre se expandió con encender velas en candelabros, de ahí el nombre de La Candelaria.
 
Pero existen otras atracciones, como la Horca, camino, el asiento y el baño del Inca. Esta última es una tina tallada en una sola pieza pétrea de un metro de alto con un agujero para el desagüe.
 
Durante la celebración del centenario de la creación de la República de Bolivia fue declarada patrona y coronada como Reina de Bolivia por el gobierno de Severo Fernández Alonso. El templo fue declarado como Basílica Menor del Santuario de Copacabana el 6 de agosto de 1940, fecha también celebrada con actos cívicos. Así como Bolivia celebra el día de Independencia, 14 años después fue proclamada Generala de la Policía. Sacerdotes franciscanos son los responsables del Santuario.
 
Las bendiciones de vehículos motorizados recién comprados, así como casas, edificios y terrenos en miniaturas, (según costumbres y tradiciones aymaras  y católicas) adquiridas en el Calvario son realizadas frente al Santuario, después de la procesión del mediodía. La bendición de los coches es casi todos los domingos.
 
Durante la Semana Santa, miles de peregrinos llegan al Santuario de la Virgen  del Lago. No son solo bolivianos esos caminantes, sino de varios países limítrofes, a los que suman ciclistas. Un manto cubre cabezas y espaldas de los devotos durante la bendición que reciben al pie del Camarín o del Altar Mayor y agradecen los favores recibidos un año antes. Delegaciones estudiantiles, deportivas y de  otros sectores del mundo visitan Copacabana con el mismo fin.
 
El nombre de Copacabana es conocido mundialmente. Ese pueblo  milenario es también adornado por vendedoras  y artesanos que elaboran hasta hoy tejidos en lana de alpaca y vicuña. Del mismo modo tejen en paja y totora costureros, cestos, avioncitos, balsitas, anillos de paja coloreada, alfarería y objetos de cerámica, cuadros e imágenes en miniatura de la patrona de Bolivia
 
Para el recorrido de la imagen de la Virgen de La Candelaria, moradores y otros fieles  adornan la calle principal con flores y diseños a cual mejor, en competencia leal de veneración a la Virgen de Copacabana, que recorre en andas acompañada de un gentío y de una banda musical militar.  
 
El 3 de mayo de cada año los foráneos y naturales celebran la fiesta del Señor de la Cruz, cuando reina  la alegría, danzas y colorido folklórico
 
Otros Centros turísticos
 
Existen en Copacabana varias ruinas precolombinas, como templos dedicados al culto del Sol y de la Luna, hospederías para los romeros y, según investigadores, estos alojamientos albergaban a mujeres jóvenes llamadas ñustas, que eran sacrificadas al dios Sol en ceremonias incaicas.
 
Serna, en su libro Tiempo, espacio e historia de Copacabana, menciona las ruinas de  Pasankallani, Champi Junu, Inca Banderani, Cusijata (baño del inca y jardín), Sampaya, Siripaca, Larizani, Chissi, Yampupata desembarcadero, Sajsamani, Pilcokayna, a lo que se añade El Calvario y la Horca del Inca, siendo Willka checani, que quiere decir Camino el Inca, aunque también conocido como observatorio astronómico.
 
Entre otras atracciones están la playa, botes a remo y pedales, lanchas que recorren las aguas costeras de esa península hasta las islas flotantes de totora, donde visitantes degustan  truchas pescadas a la vista, como la exquisita gastronomía a base de truchas y otros manjares  típicos y tradicionales, acompañada de chuño, papas y choclos ofrecida en quioscos ubicados en la playa. La navegación suma la salida de lanchas hacia las isla del Sol y de la Luna.
 
El cerro Kesasani, tipo volcán apagado, ubicado cerca de otro cerro Ceroca, tiene en su cima la conocida popularmente como Horca del Inca perteneciente a Willka Chekani.
 
Camino del Inca, a unos 200 metros de la plaza, adornada por grandes cactos, una de esas plantas tiene la figura de una serpiente, como si quisiera llegar al cielo.
 
La trepada por camino rocoso sobre bloques restos volcánicos  es fatigosa. Durante el recorrido se ven esos bloques como tallados por humanos. La presunción señala que esas enormes piedras sirvieron para el tallado de molitos y otras figuras antropomorfas de la era tiwanakota. La tesis asegura que esas rocas fueron trasladadas en grandes balsas de totora hasta el puerto de Guaqui y de donde llegaron a Tiwanaku.  

Teoría que alguna vez, hace más de una década, se quiso probar pero las balsas se hundieron en la bahía de Copacabana. La vía hasta la llamada horca tiene hongos gigantes y diminutas flores blancas.

Tal parece que desde la cima de ese cerro eran descolgados los enormes bloques utilizando gruesas sogas trenzadas con cuero de llamas y guanacos, de esa formación conocida como horca. La historia oral da cuenta que era utilizada como patíbulo contra delincuentes. También esa milenaria historia da cuenta de que manos hábiles de talladores picaron esas rocas, por lo que se cree que el cerro Kesasani era una cantera.

Copacabana, fundada por el inca Tupac Yupanqui, es así, rica en tradiciones, creencias, devoción y fe a la Mamita de Copacabana. Está situada a más de 3.800 metros de altura sobre el nivel del mar. Ubicado  necesariamente por el trajín de incas y aymaras peregrinos seguidores del dios Sol y la diosa Luna.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

61
1

Comentarios

Otras Noticias