Ad Libitum

El primer sexo oral es el diálogo

domingo, 6 de marzo de 2016 · 00:00

Guery Zabala Gumucio

Cotidianamente las parejas que consultan sobre ¿cómo pueden llegar a  ser una pareja exitosa? ¿Cómo le digo que no me gusta algún aspecto o situación? Me hacen pensar en qué les pasó a estas parejas que no hablan…
 
Entonces digo ¿de qué hablaban al momento de conformarse como pareja? ¿Qué temas decidieron volverlos prohibidos de manera implícita o explícita?, ¿por qué dejaron de dialogar? Y esto es importante porque es a través de la palabra que las personas podemos expresar nuestras emociones, gustos, placeres, enojos, frustraciones, pasiones y, en resumen, expresar lo que somos. 

La sexualidad no es solo practicarla (es decir coitalmente), sino hablarla. Por eso el primer sexo oral que las personas debemos realizar con nuestras parejas es la conversación, dialogar sobre nuestras preocupaciones, temores, deseos y expectativas de las relaciones sexuales, ya que la sexualidad reflejará nuestro carácter humano, no sólo nuestra naturaleza genital. 
 
La sexualidad es algo más que los aspectos biológicos, o el sexo coital que sucede en determinados momentos específicos, es una parte importante de nuestra vida, nos da momentos muy dulces o muy amargos. Sin embargo, no estamos indefensos ante los caprichos del destino, podemos regular y controlar nuestra sexualidad de forma que cada vez sea más agradable y nos permita realizarnos mejor como personas y de esta manera aumente nuestra calidad de vida y para esto es necesario contar con información adecuada y comprender el significado de la sexualidad para nuestra vida.
 
Por esa razón,  compartir con nuestra pareja  cada uno de esos aspectos sexuales con los que nos unimos en esta relación es importante; el poder decir con amor, respeto y confianza  lo que te gusta, lo que no te gusta, a lo que no estás dispuesto de realizar, y a lo que te podrías abrir a experimentar, incluso de lugar, cosas, poses que incorporarías en tu relación sexual de pareja. 
 
Todo esto con la seguridad de que serás respetado por tu pareja, ya que se unió a ti no solo por el aspecto sexual, sino también por el afecto.
 
Algo que no se puede dejar de lado en la construcción de la sexualidad en pareja es la famosa "complementariedad”, donde es frecuente oír que las personas opuestas se atraen, es decir si yo soy muy extrovertido debo buscarme una pareja introvertida, si soy muy fiestero, una menos.
 
Incluso algunas teorías señalan que se tiende a buscar parejas en un intento de compensar las propias carencias: "si yo no tuve mucho cariño, ahora solo buscaré una persona que me haga sentir amado y no me deje”. Así,  buscan cualidades en otros que les permitan gratificar sus necesidades, que le permitan sentirse importante y amado por otra persona. Pero eso ocasiona lamentablemente problemas en la pareja.
 
Similitud y complementariedad  
 
Tanto la similitud como la complementariedad deben tenerse en cuenta al momento de la elección de pareja, pero no en los mismos momentos. En los momentos iniciales de la relación, el consenso sobre determinados valores o actitudes (similitud) es muy importante para determinar si la pareja continuará viéndose o establecerá una relación más intensa.
 
La complementariedad sólo se dará después,  cuando la relación  se estabilice, se refuerce y asegure, lo que dará sostenibilidad y estabilidad, aunque no impedirá que existirán problemas.
 
A la hora de desarrollar la relación de pareja es sin duda la comunicación la base, sobre todo de sentimientos, afectos, deseos y necesidades  y, por supuesto, sobre la sexualidad propia y de la pareja la que nos permitirá afianzar, sostener y mantener una relación de pareja basada y centrada en la afectividad, sin dejar el compromiso, la intimidad, convivencia, la atracción, el respeto y el sentido del humor en pareja. 
 
De ahí que el primer sexo oral en pareja y el más importante para el futuro de la misma es la conversación.
 
Por esas razones es importante que dispongas de un tiempo para conversar con tu pareja, en el que ambos se sientan escuchados, para lo cual se deben dejar de lado distracciones (televisión, celular). Incluso sería bueno generar una salida, para poder estar solos y hablar de temas de interés común, situaciones que les han estado incomodando y no les dieron solución y solo las dejaron de lado (lo cual no soluciona nada, sino lo empeora). 

En este diálogo tener claro que se realizarán bajo reglas estrictas, en las cuales se considera  que se debe hablar con amor (el cual usa palabras que profundicen el sentimiento), respeto (sin ofender o demostrar que es uno o el otro que tiene el problema, sino que ambos son los responsables) y el bien común (que todo lo que se diga servirá para que la pareja este más sólida y firme para convertirse en una pareja exitosa).

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

62
1

Comentarios

Otras Noticias