La manía de dejar las cosas para después

domingo, 17 de abril de 2016 · 00:00
Bitia Vargas 
La Paz
 
La naturaleza del ser humano es curiosa y a veces extraña, mientras unos cuantos dicen que el hombre es perezoso por naturaleza, hay quienes pensamos lo contrario: "El hombre es noble por naturaleza, son todas las acciones que ejecuta lo que le aleja de esa nobleza”.

La nobleza del ser humano es similar a un sol que eternamente brilla para él, el problema se genera cuando este hombre decide vivir en una cueva. Es sólo cuestión de decisiones, de aquellas que tomamos diariamente.
 
Hace poco tiempo tuve la oportunidad de leer un artículo  con  base en un estudio realizado en Brasil  sobre el andar retrasando las tareas para después. Estos estudios realizados sobre una amplia muestra  sugirieron que dejar las tareas para después es parte del instinto humano. 
 
Las respuestas de cientos de personas fueron determinantes: "¿Quién no prefiere la diversión a las tareas? ¿Quién no prefiere el descanso a la actividad?  Es lógico postergar tareas, compromisos, deberes, porque priorizamos la diversión y el descanso, quien diga lo contrario no es ser humano”.   
 
Aunque es evidente que necesitamos el ocio y la recreación, y realizar tareas amerita esfuerzo que no siempre hacemos a gusto, no puedo decir que concuerdo con la conclusión final del estudio. Creo firmemente que el hombre es un ser lleno de cualidades, por tanto, creo que la flojera y el hecho de postergar las cosas para después son parte de la cultura y educación de las personas, y no así de su naturaleza.
 
Recordemos que una de las principales funciones de la familia, además de fundamentar la vida social de los hijos, es transmitir la cultura, y dentro de ella proveer a sus miembros la capacidad de asumir responsabilidades, formando las líneas básicas de la conducta y actitud frente a la vida. Es en las familias que creamos el hábito de postergar las cosas. 
 
También recordemos que el acto de dejar las cosas "para mañana” es un mal hábito que puede controlar nuestras vidas. Un hábito (como cualquier otro) difícil de cambiar. 
 
La gran consecuencia, sin embargo, de dejar que este hábito nos controle, es lo que pasa después  si vivimos postergando las tareas, me refiero al estrés que viene posterior al evento. 
 
Es cierto que cuando dejamos una tarea pendiente a realizar, estamos relajados al momento, libres para hacer otras cosas que impliquen menos esfuerzo, pero esta sensación no va a ser eterna, se acaba cuando llega el día en que debemos hacer sí o sí aquello que dejamos, y si nos hemos acostumbrado a este estilo de vida, infelizmente puede que tengamos que resolver más de una tarea. 
 
No se necesita ser perspicaz para entender qué tareas acumuladas consumen más tiempo  y si de principio no queríamos que lo haga, ello va a generar estrés, ansiedad y mal humor, todo aquello que justamente no queríamos sentir. Es un círculo además de vicioso, paradójico.     
 
Es de vital importancia, sobre todo si queremos vivir una vida relativamente tranquila, organizar nuestro tiempo.
 
En nuestra agenda deben haber espacios para divertirnos, descansar, salir con los amigos, todo ello hace parte de nuestra salud mental, más también debemos tener tiempos determinados para realizar tareas y cumplir con nuestras obligaciones. 
 
No es aconsejable mezclar ciertas cosas cuando realizamos las tareas, por ejemplo, revisar el Facebook "un minuto”, esto nos dispersa, nos perjudica y puede llegar a tomarnos más de "un minuto”.
 
Saber organizarnos es saber vivir sin demasiado estrés, es alargar nuestra vida y su calidad. 
 
Quizá muchos de nosotros estamos buscando cambiar este hábito, todavía necesitamos aprender a hacerlo, pero
eso justamente es lo maravilloso de la vida: aprender para mejorar y dejar hábitos ruines para transformarnos.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Comentarios

Otras Noticias