El Libro de la Selva, una sonrisa en la boca de principio a fin

domingo, 24 de abril de 2016 · 00:00
Alberto Cano

Es difícil recordar mi infancia y que no me venga a la cabeza la imagen de algún clásico de Disney, películas como El Rey León, La Sirenita, El Libro de la Selva, Merlin el Encantador… una época ahora lejana y que siempre recuerdo con bastante ilusión. 
 
Regresar a aquellos tiempos resultará imposible, pero sentirse de nuevo en aquella época de tu vida es fácilmente lograble;  razón de ello pueden ser películas como esta revisión de El Libro de la Selva, dirigida por Jon Favreau (Iron Man), una cinta que ofrece un grandioso homenaje al clásico original de Walt Disney de 1967, incluso resultando muy superior a aquél.
 
El Libro de la Selva me hizo sentir de nuevo en mi infancia, ya desde la aparición del logo de Disney y los primeros créditos iniciales, desde donde ya se empieza a construir este homenaje a la cinta original, un homenaje logrado a partir de  la reutilización de elementos que aparecían en el filme de 1967, tales como algunas partituras de la banda sonora o ciertas composiciones visuales.  
 
Pero el filme de Jon Favreau no se conforma únicamente con honrar a su película madre, sino que decide ir mucho más allá y ofrecer una visión  más profunda y desarrollada de los acontecimientos, con una mejor estructuración de la historia y entrando en cuestiones que se pasaron por alto en el clásico original de Disney.
 
Uno de los aspectos en los que muestra más hincapié esta nueva adaptación es en querer desarrollar una especie de sociedad en la selva regida por sus propias normas, donde nos encontramos ante diversas visiones y posturas sobre el poder, sobre cómo acatar las normas, representando diferentes puntos de vista en los variados personajes.
 
El dictatorial y temible Sheer Khan, el ansia de poder del rey Louie, el rebelde Mowgli, el despreocupado Baloo o el siempre fiel a sus ideales Bagheera, contribuyendo todo ello a ofrecer una mayor trascendencia al relato. 
 
Además, nos encontramos otra vez ante un nuevo discurso lleno de valores de acuerdo con todo aquello que Disney parece que ha venido haciendo hincapié en estos últimos años, resaltando el hecho de incitar a cada uno a ser lo que uno quiera, el ser uno mismo, sin que la sociedad ni ningún estereotipo o ley te diga lo que tengas que ser o hacer.
 
Y es precisamente en estos dos aspectos donde creo que la película adquiere mayor trascendencia y supera con creces al clásico original, ofreciendo una mayor consistencia y profundidad al relato.
 
Otro aspecto muy destacable  es toda su labor   técnica, uno de sus  aspectos más espectaculares, en el que  todo resulta bastante realista y efectivo, a diferencia de otras adaptaciones live-action recientes como Alicia en el País de las Maravillas o Maléfica, donde ese abusivo uso del CGI (Common Gateway Interface) tanto para escenarios y personajes   resultaba excesivo. 
 
Destacar también el gran reparto de voces en la versión original de la película, siendo muy destacables todas ellas, pero en especial la temible e impactante voz de Idris Elba como Sheer Khan o la hipnótica e incluso terrorífica voz de Scarlett Johansson como la serpiente Kaa.
 
Si son de los que crecieron viendo el clásico original de Disney de El Libro de la Selva o simplemente les gustó aquella versión, les aseguro que esta nueva   les va a hacer disfrutar a lo grande. 
 
Una película que, además de ofrecer un gran homenaje hacia el clásico original, va mucho más allá y resulta muy superior a aquél  en muchos aspectos. Una cinta que resulta técnicamente impecable y que logrará mantenerte con la sonrisa en la boca de principio a fin.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Comentarios

Otras Noticias