La Persecución... no atrapa

Tiene buenos elementos para ser entretenida, pero el guión es disparejo y no logra que el suspenso permanezca, cayendo en situaciones injustificadas o inverosímiles.
domingo, 15 de mayo de 2016 · 00:00
Mabel Salinas

Michael Douglas es de esos actores que pueden ofrecer grandes interpretaciones, pero en compañía de una mala historia y un director novel como Jean-Baptiste Léonetti (sólo tiene en su haber el drama Carré Blanc), es incapaz de sostener una película condenada desde su primera escena. Para muestra está La Persecución Beyond the Reach).

La historia se ubica en el desierto de Mojave y se inicia con la separación de una pareja que vive en un remolque en la mitad del desierto, en la nada. Ella se ve decepcionada y deja al joven desolado. 
 
Nos enteramos después de que él es un guía y rastreador, que es contratado por un empresario arrogante y poderoso que llega al lugar a la caza del borrego cimarrón. Douglas es Madec, el prepotente millonario que carga con la mejor tecnología para sus días de cacería. Ya lo hemos visto en este tipo de personajes pretenciosos. En La Persecución no se esfuerza demasiado y parece estar instalado en sus mejores momentos del pasado cuando fue Nicholas Van Orton, de El juego, o Gordon Gekko, de Wall Street.
 
Tras su primera intervención queda claro que el de Douglas es un personaje caricaturesco y poco natural. De golpe, tras un incidente desértico, se convierte en el antagonista. El que prometía ser un tour usual se convierte en una pesadilla que lleva el propósito de la caza de un cimarrón a un extremo terrorífico pero que en La Persecución adquiere dotes de comedia por su fallida realización.
 
La novela Deathwatch, de Robb White, es el punto de partida de un filme monótono (salvo por un par de secuencias), con pocos sobresaltos, una pobre musicalización (hay escenas con sonidos trepidantes cuando en realidad no ocurre nada) y una edición al estilo de un western mal conducido.
 
Estos desaciertos distancian dramáticamente a la cinta del thriller (género al que dice pertenecer), en especial por el abuso del close-up, los acercamientos "intensos” a los rostros de los protagonistas y su inmediato contraste con el escenario a través de una toma abierta (rostro-acercamiento-toma abierta ad nauseam). Este repetitivo juego de cámara adormece una historia compleja pero dependiente del ritmo para subsistir.
 
La Persecución tiene sólo a dos personajes la mayor parte del tiempo. Son Irvine y Douglas en un enfrentamiento constante, en un duelo perenne desde el inicio de la cinta, conflicto que se desgasta muy rápido, pero que con las ridículas situaciones que lo rodean se desdibuja aún más. 
 
Entonces el director recurre a absurdos para alargar un filme agotado desde los 20 primeros minutos. Lo único que consigue generar es una que otra escena valiosa perdida entre un conjunto digno del olvido.
 
Más que centrarse en la acción, este remedo de juego del "gato y el ratón” narra todo a través de los diálogos. Los protagonistas recuerdan lo que pasó, explican lo que ya se está viendo en pantalla y anuncian lo que está por venir. Es como un eterno cliché de la conocida escena en que un villano (el de su elección) le explica su malévolo plan a un protagonista vencido y le da tiempo para que consiga un golpe maestro final. Sólo que aquí la situación es un completo caos de inverosimilitud.
 
Y Jean-Baptiste Léonetti remata con un final fatídico, una forzada cereza en el pastel.  Como espectadores, necesitamos saber un poco más de las motivaciones de los personajes, especialmente del cazador.
 
El director muestra falta de consistencia para plantear situaciones de conflicto que mantengan nuestra atención.
 
Hay pequeños y breves destellos en que suceden cosas interesantes, pero en general la película no atrapa.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios

Otras Noticias