Yelka Maric/ Madres y artesanas tex

“Estas madres tejen para el mundo”

Yelka Maric renunció a su trabajo para agrupar a mujeres tejedoras, cuyas prendas desfilan por las pasarles de la moda más importantes del mundo.
domingo, 22 de mayo de 2016 · 00:00
Ivone Juárez 
La Paz
 
Las pasarelas del mundo conocen los tejidos de las madres de las mujeres de  la organización Madres Artesanas Tex, creada hace  13 años por Yelka Maric, quien, personalmente, comercializa las hermosas y valiosas prendas en el mundo internacional de la moda.
 
El trabajo de estas artistas del tejido hace realidad los sueños de grandes diseñadores como Oscar de la Renta, Ralph Lauren  y otros famosos. 
 
Yelka es auditora de profesión y había alcanzado el puesto de gerente en un prestigioso banco, pero el trabajo le tomaba todo su tiempo y no le permitía estar con sus hijas. Así que, en 2003, renunció a su empleo para iniciar su emprendimiento que  -se propuso- le permitiera a ella y a otras mujeres trabajar sin dejar a los hijos en  casa.
 
Así montó un taller de tejidos donde las mujeres podían llevar su trabajo a casa o, si preferían, trabajar en el lugar, que cuenta  con una guardería.
 
"Se trabaja con ellas el prototipo (del tejido) en la oficina y ellas deciden si producen en el taller o en sus casas. Se trata de mi experiencia y mi necesidad que quise extender para que todas seamos beneficiarias”, dice Yelka.
 
"Todas las madres podemos generar, ser autosuficientes sin delegar la crianza de nuestros hijos, ni a las niñeras, ni a nuestros padres, ni a nadie. Todos los trabajos que se les dé a las mujeres con la posibilidad de tener cerca a los hijos es garantía para que ellas se comprometan más con la responsabilidad que asumen”, asegura.
 
En el taller de las Madres Artesanas  las tejedoras trabajan muy concentradas. Sus manos  vuelan  suavemente dando forma a las fibras más valiosas, como la lana de alpaca, la cachemira (lana de cabra, rara y valiosa), angora   e incluso la seda. Algunas tienen a sus hijos al lado, bordan o tejen tranquilas, desviando de rato en rato la mirada hacia sus pequeños. 
 
"No hay madre que no quiera hacer las dos cosas: trabajar y tener a los hijos al lado, cuidándolos”, dice la creadora de Madres Artesanas.  
 
Algunas de las trabajadoras están en el lugar más de 18 años. Llegaron cuando Yelka Maric comenzó a dar forma a su proyecto. Recuerdan que eran pocas. La única condición que debían cumplir era saber tejer. Algunas no podían creer que podían llevar el trabajo a su casa o que podían traer a sus hijas al taller. Se quedaron y comprobaron que esa forma de trabajar era posible.
 
Yelka se dedicó a promocionar y comercializar los tejidos, llevándolos a importantes centros de la moda mundial, Estados Unidos y Europa, que valoran la calidad de la mano de obra de las mujeres bolivianas. 
 
Cuando las tejedoras ven en fotografías y videos sus prendas, que son lucidas por modelos famosas en las pasares de Estados Unidos o Europa , experimentan una mezcla de emociones, desde la incredulidad hasta el orgullo de haber logrado semejante perfección. "No podemos creer lo que vemos. Es emocionante ver que el trabajo que hacemos acá llega tan lejos”, dice Sofía, una de las tejedoras más antiguas de Madres Artesanas Tex.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

62
1

Comentarios

Otras Noticias