“Made in Roma”: el Imperio romano también protegía sus marcas

En la Antigüedad no había una ley de derechos de autor, aunque los productos podían ser “reconocidos” por la marca que llevaban. Una muestra cuenta ese complejo sistema de identificación.
domingo, 29 de mayo de 2016 · 00:00
AFP
Roma
 
Los antiguos romanos idearon el "Made in Roma”, un sistema de sellos que marcaba el origen y la calidad de las mercancías, incluso de los esclavos, y que les permitió proteger tanto la propia cultura como el comercio. 
 
Con una exposición, que lleva el título Hecho en Roma,  en los imponentes Mercados de Trajano, en el corazón de Roma, se narra gracias a certificados, marcas, sellos y placas, el nacimiento de ese concepto, clave en la era de la globalización. 
 
Más de 150 objetos, entre ellos ánforas, tejidos, vasos, platos, sellos, así como firmas, entre ellas Praxíteles, provenientes de museos romanos e internacionales, narran el "complejo sistema de identificación y reproducción” de objetos simbólicos para el Imperio romano, sobre todo bajo el largo gobierno de Augusto, el primer emperador. 
 
"Queremos enseñar la historia a través de las pequeñas cosas”, reconoció el superintendente para los Bienes Culturales de Roma, Claudio Parisi Presicce. Una sección ha sido dedicada a 50 tiendas que ofrecen una valiosa información sobre el trabajo de las mujeres durante la Antigüedad. 
 
"El protagonista de la exposición es la marca y no sólo la marca de los objetos, también la marca del hombre sobre el hombre”, explicó el comisario de la muestra, Simone Pastor. 
 
En la Antigüedad  no había una ley de derechos de autor, aunque los productos podían ser "reconocidos” por la marca que llevaban, explicó el experto. Se trata pues de marcas, sellos y firmas que certificaban el nivel de perfección, su calidad, como puede ocurrir hoy en día con el Made in Italy, sostiene Parisi Presicce. 
 
Sorprende la marca que llevaban los esclavos, los cuales eran vendidos en subasta pública o, a veces en las tiendas, o por venta privada. Junto a cada esclavo iba colgado para la venta un tipo de placa que describía su origen, la salud, carácter, inteligencia, educación, toda la información pertinente para los compradores. 
 
A lo largo del recorrido se aprecia el nacimiento de una especie de empresa "pre-industrial”, en el que, gracias a la "Pax Romana” de Augusto, se desarrolla un sistema productivo y comercial de gran escala, con tiendas, empresas, corporaciones, artesanos, un transporte complejo y códigos de identificación comunes en todo el Mediterráneo. 
 
"Made in Roma significaba para pueblos que no se conocían entre ellos que formaban parte de una tradición común”, explicó Pastor.   
 
Además de objetos de la vida diaria, como las ánforas para contener aceite, vino, pescado macerado, que se vendían en todo el imperio, se marcaban objetos particulares. Entre ellos los proyectiles de plomo o de terracota, utilizados por los dueños de jabalinas sobre los cuales los arqueólogos encontraron insultos o improperios dirigidos por un ejército a otro. 
 
"¡Que te caiga encima, Antonio!”, se podía leer en uno de ellos, usado durante la Guerra Civil (32-30 a.C) entre las flotas de Octavio y de Marco Antonio y su aliada Cleopatra, batalla que saldó la victoria de Octavio. 
 
Una marca que no pasa inadvertida es la de los condenados por "infamia” ni el collar con una placa en la que se lee "deténganme si escapo y devuélvanme a mi dueño”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1

Comentarios

Otras Noticias