X-Men: Apocalipsis

Es cine de superhéroes tradicional, viejo y formulista, donde el cine comiquero era vago, taquillero por un tsunami de marketing más que por mérito propio.
domingo, 29 de mayo de 2016 · 00:00
Álex Barredo
 
Bryan Singer nos recibe en la tercera entrega de la nueva saga de X-Men. Tras la brillante X-Men: First Class, y la decente X-Men: Days of Future Past, los mutantes se quedan cortos en X-Men: Apocalipsis.

Tener un antagonista excesivamente poderoso muchas veces es considerado como un error narrativo, al eliminar la tensión del espectador, cuya única duda es averiguar cuál de los quemados clichés será el que los guionistas hayan insertado en la parte final de la historia. El filme es un gran ejemplo de esta escalada de villanos, directa al precipicio.
 
Y tiene un caso claro de "ultronitis”, una enfermedad narrativa que consiste en el espectador rápidamente asumiendo que "villano invencible” será vencido. Una fórmula que funciona en los cómics, pero no en el cine. Una resolución tensa requiere sacrificios que la película no aporta.  
 
La película nos introduce a En Sabah Sur, alias Apocalypse, el primer humano mutante que desde hace miles de años lleva absorbiendo el poder de otros. Interpretado bajo una montaña de maquillaje y vestuario por un más que válido Oscar Isaac. Una deidad omnipotente e invencible, que despierta tras haber sido enterrado en el antiguo Egipto por una orquesta de no-mutantes ateos revolucionarios golpistas, que querían acabar con él, y salvado in-extremis por sus secuaces, también mutantes. Básicamente, los cinco primeros minutos  son un remake faraónico y acelerado de la clásica historia de X-Men.
 
Y gracias a un túnel del tiempo -literal- en el que de forma totalmente incomprensible se muestran los típicos íconos de la historia que un estudiante de 10 años estadounidense pudiera conocer en vez de los más importantes, la acción se traslada a la década posterior a Days of Future Past: los turbulentos años 80. Con sus walkman, sus Pacman, sus cardados y sus hombreras.
 
Durante un chiste "meta” mientras varios protagonistas salen de ver Return of the Jedi en el cine, hablan de cómo "la segunda es la mejor, pero no se puede enmarcar sin la primera, pero que todos están de acuerdo en que la tercera era la peor”. Ahí creo que Bryan Singer nos deja sin querer un aviso: Apocalipsis  es la nueva X-Men 3, la tercera de la anterior saga, y catástrofe cinematográfica reconocido.
 
Destaca, al igual que sus otras dos antecesoras por la calidad de actores como McAvoy (Charles Xavier) y Fassbender (Magneto), aunque han quedado relegados ahora a un segundo puesto, para dejar el paso a esta nueva hornada de mutantes. 
 
Pero no son los únicos que quedan diluidos. Hay tantos personajes, buenos y malos, que el espectador no llega a conocer las motivaciones de ninguno. Al igual que Fassbender, Jennifer Lawrence (Raven/Mystique) sigue bien pero sin lucirse, como Sophie Turner (Jean Grey), que apunta a ser el centro de las inevitables películas que vendrán.
 
X-Men: Apocalipsis es cine de superhéroes tradicional, viejo y formulista, reminiscente de otras épocas donde el cine comiquero era vago, taquillero por un tsunami de marketing más que por mérito propio, y que quedará como una gran ocasión desaprovechada. 
 
En una época de Civil Wars, AntMans y Deadpools, X-Men: Apocalipsis retoma el caos como máxima, la destrucción sin castigo, la acción sin reacción y las conclusiones sin argumentos.
 
Estamos en una etapa que se ha demostrado que eso no basta. No sirve con coger a un montón de personajes delante de la cámara, enfadarlos y esperar que se pongan a pelear. No vale con crear un cajón de sastre de mutantes con poderes sin explicación ni objetivo, ampliamente desaprovechados en una película que nos ha dejado fríos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

62
2

Comentarios

Otras Noticias