TURISMO

Bahamas, las islas A color esmeralda

domingo, 26 de junio de 2016 · 00:00
Ricardo Segura

A guas cristalinas con las variaciones más sutiles de azul y verde, salpicadas por una constelación de islas y playas de arena fina extendiéndose bajo el sol del trópico. Las Islas Bahamas, país de islas, islotes y arrecifes coralinos, tienen sabor a paraíso.

Este archipiélago,que abarca una superficie de 250 mil  kilómetros cuadrados entre las costas de Florida (EEUU) y Cuba, es precursor en el terreno de la ecología y una de las cunas del ecoturismo, ya que figura entre los países pioneros del mundo en crear parques naturales, el primero de ellos en 1958. 

Según la Oficina de Turismo de Bahamas (OTB), el país ofrece una variedad de excursiones organizadas para descubrir la riqueza  de las islas y sus parques nacionales y para sensibilizar al visitante de lo que representa la ecología.

Karin Mallet Gautier, directora de la  OTB (www.bahamasturismo.es)  en París, Francia, ha seleccionado  para EFE  cinco lugares privilegiados  que representan de manera destacada el tesoro natural del archipiélago caribeño.

Son  tesoros de color verde, arena y azul que uno "no puede perderse en estas islas. Sus principales  puntos fuertes o señales de identidad y las experiencias inolvidables y únicas que cualquier viajero puede disfrutar en cada uno de estos   lugares paradisiacos”, de acuerdo  con  Mallet Gautier.

EXUMAS, 365 ISLAS SOBRE EL MISMO TRÓPICO

"Las Exumas se componen de 365 islas y cayos que se extienden por más de 200 kilómetros al sur de Nassau y que, desde el aire, parecen piedras preciosas rodeadas de un mar color esmeralda, formando la más bella agrupación de las Bahamas y ofreciendo una vista impresionante”, según Mallet Gautier.

Esta experta considera imprescindible visitar el Exuma Land and Sea Par, el primer parque natural, submarino y terrestre clasificado mundialmente en 1958, accesible únicamente por mar y que es el refugio de numerosas especies terrestres y marinas.

También recomienda descubrir los cayos Exuma, en el norte, y las Great y Little Exuma en el sur: islas desérticas y habitadas por iguanas protegidas o cerdos nadadores, algunas de ellas privadas y otras  más grandes con población y desarrollo turístico.

"¡Y, por supuesto, no hay que perderse los increíbles bancos de arena que surgen durante la marea baja!”, destaca.
 
Mallet Gautier recomienda especialmente "la excursión de un día que sale desde Great Exuma y la visita a los cayos Staniel Cay, la capital de los Cayos, Compass Cay y el parque natural y sus paisajes de manglares”. 

También sugiere  observar los tiburones nodriza, los cerdos nadadores y las iguanas, bucear en la Thunderball Grotto (donde se filmó la película de James Bond, Operación Trueno), así como  conocer la playa del Trópico de Cáncer, sobre el Little Exuma, y las rayas y estrellas de mar en Stocking Island.

ANDROS, CAPITAL DEL PEZ RATÓN Y EL BUCEO

"Ubicada al oeste de Nassau, Andros es la isla más grande y menos explorada de las Bahamas: un tesoro natural, que combina campos verdes y salvajes, bosques de pinos y fondos marinos cristalinos de un intenso color azul y es el hogar del pez ratón, una especie transparente que vive en las aguas poco profundas”, dice  Mallet Gautier.

Considerada el centro de buceo más antiguo del mundo, la isla está rodeada de la tercera barrera de coral más grande del orbe y aloja la mayor concentración de agujeros azules (cuevas verticales con agua, algunas submarinas y otras en tierra) del planeta: más de 200, según esta experta. 

Mallet Gautier considera imprescindible vivir allí estas tres experiencias: saltar desde el muelle de Captain Bills Blue Hole en el corazón de la selva, disfrutar del agua de los agujeros azules terrestres que es extremadamente pura, dulce y buena para la piel, y pasear en kayac por los manglares.

SAN SALVADOR,  DESCUBRIENDO EL NUEVO MUNDO

"Cuando Cristóbal Colón descubrió el Nuevo Mundo el 12 de octubre de 1492, desembarcó en esta isla, que antes de su llegada se llamaba Guanahani, y que actualmente está dotada de cuatro parques naturales y una reserva marina”, dice  la directora de la OTB, en París. 

"Su interior se compone de lagos y lagunas, y su parte externa combina kilómetros de playas vírgenes y desiertas, aguas cristalinas color esmeralda y excepcionales zonas de buceo en los abismos, arrecifes y restos de naufragios”, sostiene   Mallet Gautier. 

A quienes visiten San Salvador, esta experta les recomienda ascender al faro de Dixon Hill e imaginar lo que Colón sintió  al llegar hasta allí, explorar las ruinas de las antiguas plantaciones en Sandy Point y Fortune Hill, y las salinas de la isla y también  bucear a lo largo de sus fabulosas pendientes subacuáticas para conocer la belleza de su fauna y flora.

ÁBACO, ENTRE CAYOS Y ALTA MAR

El archipiélago de las islas Ábaco es el segundo conjunto de islas más grande de las Bahamas y la capital de la vela de este país: un rosario de islas e islotes que se descubre hoy, timón en mano, y cuyo Parque Nacional es el hogar de una especie endémica: el loro ábaco (Abaco Parrot).

"Para quien lo visite es imprescindible navegar entre las islas de Elbow Cay/Hope Town, Guana Cay, Man O’War Cay y Green  Turtle Cay, descubrir los pueblos coloniales con la arquitectura de Nueva Inglaterra, tanto a pie como en booggie, y explorar las numerosas reservas marinas”, dice  Mallet Gautier.

"También es obligado hacer una visita guiada a pie por el parque nacional, así como probar el buceo y hacer un picnic en el centro Brendal Stevens de Green Turtle Cay, donde pueden observarse rayas marinas y jabalíes, sin olvidar las cuatro nuevas zonas protegidas clasificadas como tales en 2015”, asegura a EFE.

GRAN BAHAMA, DESCUBRIMIENTOS MÚLTIPLES

"Situada a unos 80 kilómetros de la costa de Florida, Gran Bahama ofrece la tranquilidad de la naturaleza protegida de sus cinco parques nacionales, donde se puede  explorar las hermosas cuevas con vestigios indígenas, así como las interminables y desérticas playas del este de la isla, que son auténticos remansos de paz”, de acuerdo con la directora de la OTB, en París.

Esta isla de 160 kilómetros de largo está cubierta de bosques de pino y alberga muchas especies de aves y allí, Mallet Gautier  recomienda explorar los parques naturales, navegar en kayac en los manglares, observar aves, hacer senderismo y trepar por el bosque o descubrirlo en bici o en 4x4.

"Otras experiencias inolvidables en Gran Bahama son hacer un picnic en la playa de Gold Rock, que se revela en plenitud con la marea baja y es el lugar donde se rodaron Piratas de Caribe 2 y 3, además de nadar en el mar con delfines en semicautiverio en el centro Unexso”, destaca Karin Mallet Gautier.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
2

Comentarios

Otras Noticias