Gente

Halle Berry…espléndida

Con una vida profesional intensa y unas relaciones sentimentales turbulentas, la actriz acaba de cumplir 50 años siendo una de las mujeres más atractivas del mundo y una de las mejor pagadas.
domingo, 21 de agosto de 2016 · 00:00
Mireia Sicilia

Halle Berry es una  mujer excepcional que ha conseguido prácticamente todo lo que se ha propuesto en el plano profesional. Su andadura comenzó  a los 17 años cuando ganó el concurso de belleza Miss Teen All-American (1985) y después Miss Ohio, EEUU (1986). 

Este título le permitió presentarse  al concurso de Miss América, en el que quedó segunda, y participar en la gala de Miss Mundo que se celebró en Londres, donde obtuvo un digno sexto puesto. A partir de aquí se dedicó al modelaje.

Desde entonces, en el terreno laboral, todo ha  sido éxitos para la estrella nacida en Cleveland, que cumple ahora medio siglo,  aunque no lo fue  tanto en el plano personal, ya que su padre, Jerome Jesse Berry, afroamericano,  abandonó a la niña a los cuatro  años y la dejó sola con su hermana mayor, Heidi, y con su madre, Judith Ann, enfermera de profesión, de raza blanca y de ascendencia inglesa y alemana.

Después de sus comienzos como modelo  pasó a la interpretación, porque su cara ya era todo un reclamo publicitario para la televisión y participó, en 1989, en la serie Living Dolls, donde obtuvo un gran éxito y dio a conocer su carácter y adaptabilidad a la pantalla.

CARRERA  BRILLANTE

Su primer trabajo en el cine fue en Fiebre Salvaje, dirigida por Spike Lee, en el que hacía el papel de una drogadicta, para lo que no se aseó durante varios días previos al rodaje, con la intención de meterse de forma activa en el papel. Tras ese filme llegaron  Strictly Business (1991), Boomerang (1992), Queen (1993), The Flintstones (1994)  y  Solomon & Sheba (1995). La actriz incluso participó en 1996 en nada menos que cinco producciones. Su rostro se hacía, día a día más popular, aunque  no le ha resultado fácil conseguir el éxito.

En una entrevista para el diario argentino La Nación comentaba: "En mi vida  siempre tuve que luchar. Y mi carrera, siendo mujer y afroamericana, la hice luchando. Cuando empecé no había muchas posibilidades para mujeres con mis características. Todo lo que logré fue a fuerza de sacrificio…”.

Después intervendría en el filme B.A.P.S. (1997) y también compaginaba el cine con algunas producciones televisivas, como el telefilme The Wedding (1998) o Introducing Dorothy Dandridge también de ese mismo año, en el que Berry interpretaba a Dorothy Dandridge, una  actriz cantante y bailarina estadounidense muy famosa en los años 50 .

A partir del año 2000, su carrera pegó un acelerón, primero con su personaje de Tormenta en la franquicia X-Men, y después gracias a su soberbia actuación en 2001 en Monster’s Ball, que la elevaron al estadio de mito, ya que se convirtió en la primera mujer afroamericana en conseguir un Oscar de Hollywood como actriz principal.

"Dedico este triunfo a todas las mujeres de color, sin nombre y sin cara que, por fin, tendrán su oportunidad porque la puerta se ha abierto esta noche”, comentaba Berry en el acto de entrega de la estatuilla dorada. 

Curiosamente, a pesar de los años que han pasado, sigue siendo la única actriz afroamericana en hacerse con la principal estatuilla como mejor actriz.

Luego filmaría  más de una veintena de produccionees, entre las que destacan Die Another Day (2002), una más del agente 007; X-Men 2 y Gothika, ambas de 2003; Catwoman (2004),  Their Eyes Were Watching God (2005), X-Men: The Last Stand (2006), Perfect Stranger (2007), Gossip Girl (2008), Frankie and Alice (2009) o New Year’s Eve (2011), entre otras.  Actualmente tiene en preparación Kidnap (2016). Kings (2017) y Kingsman: The Golden Circle (2017).

En su currículo profesional, además del mencionado Oscar por Monster’s Ball, y de otros galardones de tono menor, obtuvo por ese mismo filme el Premio del Sindicato de Actores, que también se lo concedieron por su papel en Introducing Dorothy Dandridge y que le permitió conseguir el Premio Emmy como mejor actriz de miniserie o telefilme, y el prestigioso Globo de Oro.

A estos últimos galardones  estuvo nominada en tres ocasiones más, aunque no lo consiguió. Fue en 2002 por Monster’s Ball; en 2005 por Their Eyes Were Watching God y en 2011 por Frankie and Alice.

VIDA PRIVADA COMPLEJA

En cuanto a su vida personal, Berry se ha deslizado por lugares complejos y ha tenido muchos momentos de dificultad, comenzando por el maltrato que sufrió de uno de sus  primeros novios, que le dejó medio sorda de un oído y su primer marido, el jugador de béisbol David Justice, que también era bastante violento.

"Dios quiso complicarme la vida. Debía de estar pensando: ‘Esta chica no lo puede tener todo. Le voy a dar un radar -para hombres- estropeado’”, explicaba  en una entrevista con   el diario New York Times.

Berry permaneció casada con el pelotero hasta conseguir el divorcio de 1992 a 1997, pasando tras el divorcio por una depresión que la llevó hasta el extremo de un intento de suicidio, que ella misma relató a la revista estadounidense Parade y en la que confesaba que desistió "al pensar en mi madre”.

En el año 2001 volvió a contraer matrimonio, en esta ocasión con el cantante de soul y hip hop  estadounidense Eric Benet, de quien se divorció en 2005. Ese mismo año se enamoró de un modelo, el canadiense Gabriel Aubry, a la postre el padre de su primera hija, Nahla Ariela Aubry  (Nahla significa regalo en lengua suajili), nacida en 2008, con quien permaneció hasta 2010. La actriz dio a luz por primera vez a los 41 años.

Tras este nuevo fracaso sentimental, el amor volvió a llamar a su puerta de manos del actor francés Olivier Martínez, con quien se casaría el 13 de julio de 2013, tras dos años de relación, y que le ha dado  su segundo hijo,  a los 47 años, a quien pusieron de nombre  Maceo Robert Martínez.  Pero tampoco funcionó y se divorciaron en octubre de 2015. 

Tras unos meses de controversias entre el francés y la estadounidense por la custodia de Maceo y dónde debía vivir, parece que, principalmente por el bien de ese hijo en común, se han puesto de acuerdo, incluso la prensa publicó que existían posibilidades de reconciliación, que, al parecer,  no han cuajado.

En definitiva, la vida de esta espléndida actriz podría ser también un buen guión cinematográfico con una protagonista que ha sido, durante  años, nominada como una de las mujeres más bellas del mundo por la revista People; nombrada por la publicación Esquire en 2008 la mujer viva más sexy; que llevó en 2002 a la ceremonia de los Oscar un vestido elegido como el más popular de los últimos 75 años; y que sigue en la lista de las diez actrices mejor pagadas de Hollywood.

Comentarios

Otras Noticias