Tributo

Amor eterno

Juan Gabriel compuso más de 1.800 interpretaciones musicales , muchas de las cuales fueron traducidas al inglés, japonés, alemán y francés.Pero su habilidad para adueñarse de cualquier escenario, incluso en los años en los que padeció de sobrepeso, fue resultado de una carrera y una vida marcada por adversidades.
domingo, 11 de septiembre de 2016 · 02:00
Agencias / México 

Dos días antes de partir, Juan Gabriel había brindado un show en Los Ángeles en el marco de la gira MeXXIco es todo. Las crónicas del recital informan que se había presentado ante 17 mil personas en el Forum de Inglewood. Y ese domingo que murió, debía presentarse en la ciudad de El Paso, Texas.

En aquella presentación de más de dos horas se lo vio emocionado y rindió un homenaje a Rocío Durcal, con quien cantó una serie de duetos en la década de los 80. Las crónicas de su última presentación hablan de un Divo de Juárez "feliz, emocionado, radiante”.

Considerado una leyenda viviente y figura central de la música popular iberoamericana, Juan Gabriel desarrolló desde 1971 una carrera en la que un éxito siguió a otro. Lideró las ventas con resonantes éxitos en México, en el sur de los Estados Unidos y en España. Su primera grabación No tengo dinero, en agosto de 1971, fue lanzada como simple e incluida en su álbum El alma joven. Agotó la edición en pocos días.

Paseó por todos los estilos, baladas, rancheras, música norteña, mariachi y también cantó canciones pop, rumba flamenca, música disco y hasta country. Llegó, incluso, a ser la voz de diferentes big bands. 

A Juan Gabriel todo le sonaba cómodo en su voz de suave tenor, un artista de cantar cálido y lo que en los años 70 fue un estilo cautivador y atrevido se hizo un clásico de la canción para los mexicanos.

Ocasionalmente, hasta aceptaba el rock. Una de sus últimas grabaciones fue la adaptación del Have you ever seen the rain?, de Creedence Clearwater Revival: la fatalista reflexión de Fogerty sobre los ciclos de la vida se había convertido en un insípido himno al sol. Cosas del Juanga.

Como compositor fue uno de los más prolíficos, con 1.800 temas durante sus 45 años de carrera que lo sitúan en lo más alto del negocio de la música; vendió más de 150 millones de discos y más de 40 millones de placas en dúo con la cantante madrileña Rocío Dúrcal. Además, ganó más de 1.500 discos de oro y platino.

En 2010 tuvo su único paso en falso al lanzar un disco de boleros, cantados muy por afuera de su estilo, por lo que fue duramente criticado. Se recuperó un año después cuando sacó 1 es Juan Gabriel, con el que logró reconquistar a su público con un repertorio que tributaba sus 40 años en los escenarios. En 2014 lanzó Mis 40 en Bellas Artes, primer disco en formato 4K de un artista latinoamericano; un año después, Los Dúo, en pareja con diferentes artistas.

Sus conciertos eran un carnaval de música y recuerdos: la pareja que se enamora con sus canciones y la pareja que se deja con ellas. El año pasado presentó una serie de 16 conciertos en Ciudad de México para los que diseñó espectáculos de más de dos horas en lo que además de interpretar sus canciones más famosas, también bailaba.

"Viajando a México aprendí que bajo ningún concepto, aunque estuvieras rodeado de modernos y rockeros, podías burlarte de Juan Gabriel. El país entero había alimentado su fibra emocional con las canciones del Divo de Juárez, interiorizando su brava historia de chico pobre hecho a sí mismo. Y ninguna broma con su sexualidad”, escribió el periodista Diego Manrique.

Ciudad Juárez

Alberto Aguilera Valadez había nacido el 7 de enero de 1950, en Michoacán, aunque fue en Ciudad Juárez donde creció y enfrentó una dura vida en un orfanato, del que se escapó a los 13 años para ser vendedor callejero. 

Juan Gabriel, a quien le sobreviven cuatro hijos adoptivos, fue el menor de 10 hijos de unos campesinos que quedaron en la ruina en Michoacán cuando él tenía meses de edad. Este hecho obligó a su madre a trasladarse a la fronteriza Ciudad Juárez, donde quien luego sería un ídolo fue internado en una escuela llamada Centro de Mejoramiento para menores cuando contaba con cinco años.

Estuvo en prisión posteriormente, cuando resultó culpable de un robo y condenado a 18 meses de encierro. Se sobrepuso a esas dificultades con una pasión por la música y una voluntad que sólo la muerte pudo vencer.

También a los 13 años ya había compuesto su primera canción: La muerte del palomo, un tema que hizo famosos  al cantante mexicano José José y  a la española Rocío Durcal.  

Su vida pudo estar destinada al naufragio en las calles, pero Alberto Aguilera Valadez impulsó su carrera en centros nocturnos. A los 21 años consiguió su primer contrato con la disquera RCA y despegó con una discografía meteórica con la que consiguió vender más de 100 millones de álbumes en todo el mundo. Algunas de sus canciones han sido traducidas al portugués, japonés e italiano.

Después de participar en el Festival OTI de la Canción, en 1974 grabó el primer disco que lo catapultó a la fama: un sencillo con el tema Se me olvidó otra vez. Al intérprete de éxitos como Inocente, Pobre amigo y Buenos días, señor Sol, se le adjudica ser el autor en 1977 del exitoso camino de  Rocío Durcal, para quien compuso la canción Fue tan poco tu cariño. 

Juan Gabriel también protagonizó cinco películas entre 1974 y 1981, dos de ellas autobiográficas, El Noa Noa y Es mi vida. A pesar de haber estado fuera de los escenarios durante algunos años, Juan Gabriel hizo todo lo posible para mantener abierto el instituto Semjase, un orfanato y escuela de música con capacidad para 120 menores, que fundó en 1987 para ayudar a los niños de escasos recursos.

En 1990, Juanga fue el primer cantante de música popular que se presentó en el Palacio de Bellas Artes, el recinto artístico más importante de México, al lado de la Orquesta Sinfónica Nacional. 

Sus canciones tocan numerosos géneros musicales que van desde el ranchero, los boleros, el pop, la salsa y el mariachi. Su mayor éxito ha sido Amor Eterno, una ranchera que el cantautor compuso tras la muerte de su madre en 1974 y que grabó en 1990 en un dueto con Rocío Durcal.

"lo que se ve no se pregunta”

Su vida personal ha sido siempre objeto de polémica en la prensa del corazón. El cantante tuvo cuatro hijos con una de sus amigas, pero nunca tuvo una relación de pareja con ella. Fue uno de los primeros cantantes mexicanos en admitir públicamente su homosexualidad. 

Ante la pregunta del periodista Fernando del Rincón sobre su orientación sexual en 2002, Juan Gabriel dio carpetazo a esta especulación con su respuesta: "Dicen que lo que se ve no se pregunta mijo”. Las acusaciones de abuso sexual contra el cantante también llenaron las páginas de los periódicos en los siguientes años, sin que ninguna de ellas trascendiera en los juzgados.


MAESTRO DE LA MÚSICA

Que Juan Gabriel ha sido uno de los músicos latinos más grandes lo reconoce hasta el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que en su mensaje de condolencia tras el fallecimiento del artista aseguró que el mexicano "trascendió fronteras y generaciones” durante más de cuatro décadas de exitosa carrera musical.

El Divo de Juárez era "el gran maestro” de compositores, "un profesor, sin querer serlo”, según el músico puertorriqueño Draco Rosa, que destacó la actitud "rock and roll” del mexicano, un artista "entre los extremos, de ser un baladista a ser un punk, un escandaloso”,  que al igual que a The Beatles hay que escuchar para saber "cómo se hace música”.

Artistas  como Marc Anthony, Enrique Iglesias, Alejandro Fernández, Juanes, Gloria Trevi, Alejandro Sanz, David Bisbal, Miguel Bosé, Shaila Dúrcal o Isabel Pantoja expresaron su tristeza por la pérdida de Juan Gabriel a través de las redes sociales.

"Cuando la lluvia cae, cuando desaparece, cuando la luna sale y cuando el sol se mete”, escribió Marc Anthony en Twitter, acompañado por la etiqueta #yoterecuerdo, el título de la canción en la que aparecen esas estrofas. "Descansa en paz, ídolo”, agregó.

A través de Instagram, Alejandro Fernández manifestó su dolor por la "pérdida para México y para el mundo” del que fuera "un gran ídolo”, cuyo fallecimiento repentino dejó "sin palabras” a Juanes y a Gloria Trevi. 

"Me quedo sin palabras para expresar mi inmensa tristeza por la partida del gran Juan Gabriel. Su música y espíritu vivirán por siempre”, manifestó el colombiano, mientras que la diva mexicana manifestó: "No encuentro palabras para consolar a tantas almas. Nuestro amor eterno, Juan Gabriel... ¡ya está con Dios!”.

"Todo mi amor a la familia y amigos del gran Juan Gabriel... Y a todo México un te quiero susurrado al oído”, fueron las palabras de Alejandro Sanz en Twitter, desde donde David Bisbal envío "un abrazo con el alma” a Juan Gabriel, mientras que Miguel Bosé afirmó que con el fallecimiento del "maestro” a partir de ahora "habrá una estrella más en el firmamento”. 

"Hoy es un día muy triste. Perdimos a uno de los artistas más grandes y talentosos de todos los tiempos. Descanse en paz, Don Alberto. Nunca serás olvidado”, expresó el cantante Enrique Iglesias. 

Shaila Dúrcal, hija de Rocío Dúrcal, también envío su mensaje de condolencia a la familia de Alberto Aguilera y añadió: "Mi corazón con los mexicanos, perdemos un gran ídolo”. Rocío Dúrcal fue compañera de escenarios del cantautor y juntos marcaron una época brillante para la canción romántica fusionando la balada y la ranchera.

La tonadillera Isabel Pantoja, íntima amiga del ídolo mexicano, con el que colaboró durante muchos años, reconoció sentirse agradecida por "haber nacido en el mismo siglo” que Juan Gabriel en un mensaje publicado en su blog oficial. "Alberto, en este momento mi corazón se paró con el tuyo. ¿Por qué no me has esperado?”, escribió.

HÉROE POPULAR DE LOS MEXICANOS

Juan Gabriel es "uno de los grandes iconos musicales del país”, afirmó el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y por eso México DF, Ciudad Juárez y la localidad natal del artista, Parácuaro, en el estado de Michoacán, quieren rendir homenaje al cantante y compositor. 

"Es parte de la cultura popular mexicana desde hace 45 años y sus canciones han acompañado a generaciones”, señaló el secretario de Cultura de México, Rafael Tovar, mientras que la ganadora del Premio Cervantes de Literatura 2013, Elena Poniatowska, destacó a Juan Gabriel como "un héroe popular, el mayor ídolo popular desde Pedro Infante”, cantante y actor icónico de la época dorada del cine mexicano. 

En sus canciones, Juan Gabriel "proyectaba la esencia del pueblo mexicano, nuestra forma de ser, nuestras tradiciones, nuestras raíces, nuestros cariños”, manifestó Peña Nieto. 

México despidió al artista en el Palacio de Bellas Artes de la capital y, entre otros homenajes, Ciudad Juárez le dedicará una plaza y una estatua y el estado de Michoacán editará un libro sobre la vida de Juan Gabriel.

Por su parte, las autoridades del municipio de Parácuaro buscan que los restos de Juan Gabriel descansen en la tumba de su madre Victoria Valadez Rojas, tal como el cantautor confesó desear en enero pasado al alcalde Noé Zamora.

La Academia Latina de la Grabación, "vestida de luto por el fallecimiento de Alberto Aguilera Valadez”, ha reconocido la figura de Juan Gabriel como una de las estrellas musicales más relevantes de Latinoamérica, capaz de "romper tabúes y devorar escenarios” durante casi 50 años de carrera.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

93
4

Comentarios

Otras Noticias