¿Debemos casarnos?

domingo, 22 de octubre de 2017 · 00:00
Guery Zabala Gumucio  
 
En algunas de las charlas, y talleres,  una pregunta se repite con frecuencia:   "Mi novia quiere casarse y yo también, pero me pregunto,  ¿cómo será nuestra vida de casados cuando yo ya no tengo la emoción de llegar al sexo con ella? ¿Debemos casarnos?” 
 
Primero,  no todas las personas que tienen relaciones sexuales antes del matrimonio se casan. No hay una única respuesta concluyente; sin embargo, trataré de explicar lo que pienso al respecto. En otra columna había comentado respecto al sexo sin compromiso, es decir, mantener relaciones sexuales sin responsabilidad, y al momento que su pareja les plantea matrimonio les genera duda, incertidumbre: ¿por qué la necesidad de formalizar, si como están hasta ahora están "bien”?   
 
Existe un aprendizaje sociocultural en cuanto al género y la sexualidad, de tal manera que el hombre ha aprendido a asociar la intimidad con la sexualidad, con el posible fin de llegar al afecto. La mujer, por el contrario, ha aprendido a asociar la intimidad con la afectividad, con el posible fin de llegar a la sexualidad.
 
A veces, el sexo comienza  y la  intimidad se da en el momento equivocado. En la cabeza de las personas (sobre todo los hombres), la conquista acabó y ahora que ya tienen relaciones, no necesita hacer nada para conquistar, pues ya cedió todo lo que tenía que ceder.
 
Para muchas personas es una gran opción de vida, pero en muchos casos, las relaciones sexuales prematrimoniales ocurren con tanta frecuencia e intensidad que ya en el matrimonio, las parejas dejan de experimentar, volviendo su unión  monótona y agotadora, lo que puede conducir al  divorcio, o ala  infidelidad. 
 
No se trata de  adoptar  una actitud mojigata o de doble moral, de abstención de las relaciones sexuales, sino que vayan ligadas al tiempo de enamoramiento y noviazgo. 
 
No será lo mismo casarse si ya mantienen relaciones por seis meses, o un  año. "¿Por qué ahora quiere casarse o formalizar la relación si estamos bien así?” 
 
Si convives con tu pareja antes del matrimonio, podrán conocerse más a fondo, y evitar cualquier experiencia desagradable más adelante. Pero en algunos casos, conocer demasiado a tu pareja también puede hacer que la magia termine. Las relaciones se deben construir día a día.
 
Para  mantener  una relación  satisfactoria se debe hacer frente a los diversos cambios que se produzcan en ella como consecuencia de las modificaciones que se derivan. Y la comunicación a través del diálogo eficaz es una de las herramientas fundamentales, tener tiempo para hablar de sus sentimientos, emociones, miedos, deseos, gustos y disgustos, y que sepa que se tiene un  receptor empático que entenderá sus demandas y necesidades; todo  en pos de mejorar la relación y no como una sesión de reclamos y quejas. 
 
Si no pueden hacerlo solos, les recomendaría recurrir a un profesional que les ayude a entablar este diálogo y generen proyectos de pareja, más allá de las relaciones sexuales.  Eso les ayudará a tomar de manera más informada y reflexionada la decisión del matrimonio. 
 
Es bueno recordar que sumar tiempo no es sumar amor;  ambos deben asumir el compromiso, la responsabilidad, el respeto y el afecto que conlleva una relación en pareja y  una convivencia, para  poder sacarla adelante.
 
La relación entre dos personas se basa en un  vínculo afectivo, motivado por la atracción, expectativas y compromiso.
 
Y a través del  respeto, la responsabilidad  y la convivencia, comparten de forma conjunta un proyecto de vida en distintos espacios sociales, familiares y de intimidad, bajo una comunicación  respetuosa, horizontal y empática. No se debe descuidar, además, el sentido del humor.
 
Estos son elementos que te permitirán saber si estás listo para encarar una relación a largo plazo, o sólo estás  con un acompañante temporal de viaje por la vida. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

61
7

Otras Noticias