ESPECIAL

Simulación clínica

A través de escenarios adecuadamente guiados y controlados, un estudiante o practicante puede enfrentar experiencias reales que sufren los pacientes, desde la aplicación de una simple inyección intramuscular hasta una cirugía laparoscópica.
domingo, 29 de octubre de 2017 · 03:00
Fernando Chávez Virreira / La Paz
 
Este es el único lugar donde un estudiante de medicina, o un médico, puede equivocarse. Hay profesionales que dominan la teoría, pero pocos tienen la oportunidad de practicar en un lugar que lleva al profesional lo más cerca que sea posible a lo que va a vivir en una situación real. Es la simulación. 

"¿Cuando un doctor tiene la oportunidad de entubar a un paciente? Dos veces; una en el quirófano durante alguna intervención y la segunda cuando un paciente muere. No hay otra oportunidad para practicar un entubameinto. Nosotros tenemos los simuladores”, explica Eduardo Pérez Hidalgo, que dirige el Centro de Simulación Médica (Cesim), que abrirá sus puertas en noviembre.
 
Al ingresar a sus tres salas especializadas, lo primero que se puede ver son varios maniquíes, que son los "pacientes” en los que es posible practicar todas las especialidades médicas, desde la aplicación de una simple inyección intramuscular hasta una cirugía laparoscópica.  
 
Practicar y volverse experto en un procedimiento permite evitar y prevenir la negligencia médica, sin dañar a una tercera persona, explica Pérez. "Con las nuevas leyes y la penalización de malas prácticas en la medicina, una simulación ayuda mucho en la capacitación, o para que los profesionales mejoren sus habilidades y su práctica”, acota.
 
A nivel mundial, las puntas de lanza en simulación son las universidades y hospitales y en Estados Unidos la simulación es una carrera y en otros países forma parte también de los pénsum en medicina. 
 
Según Pérez, el Cesim está impulsando a las facultades de medicina para que implementen estos centros de simulación y algunas ya están en ese camino, por ejemplo, la Udabol en Santa Cruz.
 
En la sala "multipropósito”, de este lugar hay un simulador de laparoscopía para que los estudiantes o médicos practiquen los movimientos de una cirugía, por ejemplo, la sutura y los entrampamientos. "En Bolivia hay aparatos de laparoscopia que cuestan miles de dólares y están sin uso porque no hay quién los maneje”, dice Pérez. 
 
También está disponible un brazo especial para hemodiálisis, para colocar intravenosas; un maniquí para practicar cardiopulmonar y resucitación cardiopulmonar,  CPR por sus siglas en inglés, en adultos, niños  e incluso en bebés. 
 
A disposición de los practicantes también hay un simulador de traumas, con heridas punzocortantes, quemaduras y otros, que se sufren principalmente en accidentes y también está un simulador de un desfibrilador.
 
Según afirma, Pérez Hidalgo, casi nadie sabe realizar un procedimiento de resucitación cardiopulmonar y es muy importante puesto que por cada persona que sabe, o aprende, se puede replicar a cinco más.  
 
En las salas de este centro todas las prácticas se filman porque luego de la simulación la persona hace su propia autoevaluación.  Luego de practicar una sesión, el alumno pasa a la sala de monitoreo para la autoevaluación.  "Me aplazó el licenciado. No. Te aplazaste tú”, dice Pérez. 
 
En la sala materno infantil, una muñeca (simulador) de parto avanzado puede recrear un parto desde un minuto de duración hasta uno de más de más de cinco horas; con todas las complica
 
 
Los cursos que  ofrece el Cesim
 
Especialidades Soporte vital básico. Soporte vital avanzado. Soporte vital avanzado en trauma. Manejo de la vía aérea difícil Manejo de lesiones traumáticas, heridas, vendajes, suturas. Cuidados del paciente hospitalizado. Administración de medicamentos por vía intravenosa e intramuscular. Canalización de vía venosa periférica. Canalización de acceso venoso central. Catererización vesical. Sonaje naso y orogástrico. Laparoscopía. Examen físico semiológico con toma de pulso y presión arterial, auscultación de ruidos cardiacos y pulmonares. Procedimientos ginecoobstétricos con monitorización cardiaca materno-fetal en tiempo real.
 
Técnicas La simulación permite preparar al estudiante de forma idónea para el contacto directo con el paciente. Mediante la utilización de modelos virtuales, mecánicos, eléctricos y electrónicos y  las maniobras, el estudiante tiene la posibilidad de conseguir la destreza necesaria para enfrentar al paciente en contexto.
 
Contactos Si usted está interesado en estas prácticas, puede contactarse con el Cesim al  teléfono 77291250. Las oficinas están en el edificio Illimani, Av. Arce esquina Campos, piso 3.
 
 
Simulación: la reproducción de  experiencias reales 

Simular es representar, fingir, imitar algo. En el área de la salud, consiste en situar a un estudiante en un contexto que imite algún aspecto de la realidad clínica. 
 
En medicina ha sido utilizada para reproducir experiencias reales de pacientes a través de escenarios adecuadamente guiados y controlados.  Hoy en día, la simulación es parte integral del currículo de educación en medicina en muchos países.
 
En nuestro país, recién está empezando su inserción formal en los currículos de las escuelas de medicina. 
 
Se entiende  como una técnica -no una tecnología- para amplificar experiencias reales con experiencias guiadas que replican aspectos sustanciales de la realidad de una forma totalmente interactiva.
 
La simulación en la educación médica ha presentado un desarrollo importante a nivel mundial  y se ha convertido en una herramienta mediante la cual se favorece la adquisición de habilidades clínicas previo al contacto real con el paciente y fomenta la seguridad para éste, mediante la realización de destrezas para disminuir la posibilidad de errores o complicaciones en la realización de procedimientos. 
 
Los avances en la tecnología de la simulación han creado un cambio en el paradigma de la educación y se ha dirigido la atención en la adquisición de competencias y habilidades necesarias para la práctica médica. Las aplicaciones de la simulación son múltiples y cuentan con un potencial ilimitado, la mayoría de las experiencias involucran el entrenamiento de habilidades y la adquisición del conocimiento cognitivo. 
 
La simulación en medicina sirve como plataforma para la educación médica continua, que  provee a los profesionales en la salud la oportunidad para conocer nuevos avances y procedimientos, favorece la exploración de diversas áreas con deficiencia en competencias y provee de poderosas herramientas de intervención para mejorar las habilidades que requieren mayor entrenamiento. Pero la simulación  nunca podrá remplazar al paciente, y mucho menos la esencia del contacto médico-paciente.




 


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

76
1

Otras Noticias