Ad Libitum

Salir del clóset

domingo, 16 de abril de 2017 · 00:00

Guery Zabala Gumucio

¿ Te ha pasado que de repente no te sientes a gusto con tu pareja o  simplemente algo no está bien? Sabes que algo está pasando contigo pero no logras descubrirlo. ¡No te asustes! Puede ser que un área de tu vida esté reapareciendo o haciéndose más fuertes esos sentimientos…
 
Puede ser que un deseo que quisiste ocultar y hasta desaparecer de tu vida reaparezca de nuevo, con fuerza, porque lo que has hecho hasta ahora, sólo te ha generado más insatisfacción sexual, personal y de pareja.

Para muchos hombres y mujeres aceptar que les atrae una persona del mismo sexo  puede ser catastrófico, ya que puede sentir que todo lo que hizo, o lo que está haciendo por negar ese sentimiento y esa vivencia, no están sirviendo. 

Comúnmente se  conoce esta situación como salir del clóset, cuando ha llegado el momento de  admitir, hablar y esperar las consecuencias de declarar que siente atracción afectiva y erótica  hacia personas del mismo sexo.

Esto sería quizás más llevadero si aún estás solo, pero si ya has generado una relación de pareja estable con una persona del sexo opuesto,    seguir con esta mentira no sólo te dañará a ti, sino también a la persona que está contigo y si más adelante tienes hijos, a ellos también, pues siempre sentirás que no estás completo.

Sin pretender dar los mejores pasos, o una "receta”, quiero sugerirte algunos pasos que puedes seguir para  afrontar este momento de tu vida, ya que la identidad sexual se puede descubrir desde que tenemos uso de razón, pero también puede cambiar  a lo largo de los años. Amar a una persona de tu mismo sexo es igual de válido que el amor dentro de una relación heterosexual. 

Lo primero que considero que se debe hacer es recuperar la valía, la capacidad de afrontamiento y el respeto por sí mismo. Recuerda siempre que lo importante de la vida sexual no es con quién o cómo la compartes, sino que esa vida sexual sea plena y satisfactoria para ti, lo realmente importante es disfrutar de nuestro cuerpo, conocernos y querernos. 

La posibilidad de satisfacción partirá del conocimiento pleno de tu sexualidad, de lo que te gusta y lo que no; la responsabilidad de tus gustos y disfrute sexual es sólo tuya; lo que opinen los demás, como dice la canción,  está de más…

En algún momento buscar ayuda también es importante, para tener más información al respecto, para lo que se puede acudir a un profesional en la conducta humana (psicólogo o psicóloga) que te pueda apoyar, o alguna de las muchas organizaciones gays, lésbicas, bisexuales y trans que hay en el país.

 Es muy difícil recorrer este camino solo, más aún  si te mostraste de una forma y ahora quieres mostrar tu verdadera identidad y  quién eres. Además que te puede servir para generar el siguiente paso, dialogar y afrontar el tema con tu pareja actual.

Si ya fuiste honesto  con la persona más importante que eres tú, ahora te toca serlo con la persona que confió en ti, te creyó, te compró la imagen que vendiste, y ahora debe saber realmente lo que tú quieres, pues no se merece seguir en una mentira, que no es de la persona sino tuya. Para este paso, asistir a grupos o a un  terapeuta te puede ayudar mucho a afrontar tu opción sexual.

 Quizás te pueda dar pautas de cómo decirlo, de la manera más asertiva posible, sin más mentiras. No esperes que la otra persona lo acepte  muy tranquila. Tuvo sus expectativas al generar una relación de pareja contigo, generó afectos, y obviamente se sentirá  muy decepcionada, traicionada , pero hazle saber de la mejor forma que él o ella, no tienen la culpa, sino que es tu responsabilidad decirlo.

Si ya tienes hijos en esa relación, no sólo deberás afrontarlo con la madre o padre, sino con ellos también, por lo que lo más importante es que el terapeuta te apoye en cómo abordar con ellos   tu decisión. Este paso  no les quita su lugar de hijos que tienen en tu vida, y darles el tiempo necesario para aceptar tu nuevo estilo de vida siempre será positivo.

Recuerda siempre trabajar en ti, buscar, aprender y vivir de acuerdo con  lo que tú quieres hacer, asumir una opción sexual que las demás personas no esperaban de ti no es fácil pero tampoco imposible y ten la seguridad de que no encontrarás siempre rechazo. 

Deja  las mentiras para no lastimarte y lastimar a otros, que no tienen por qué pagar tus indecisiones, temores y miedos a mostrarte tal y como eres, busca lo que te hace feliz, lo que te haga vivir una vida plena. 

Es una decisión difícil pero valdrá la pena. Trabaja en ti, en fortalecerte para  no afectar a nadie ni engañarte a ti mismo.


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

107
49

Otras Noticias