CINE

Silencio, bella y potente cinta

Es una película que debería estar en las estanterías de aquellos cinéfilos que aman el género histórico. Está perfectamente ambientada y cuenta con actuaciones brillantes.
domingo, 16 de abril de 2017 · 00:00
Búho

La cartelera de 2017 no podía empezar mejor. El prestigioso director Martin Scorsese estrena su nueva película   Silencio. Dicho largometraje se trata de un drama histórico que adapta la famosa novela homónima del escritor Shusaku Endo.

Silencio guarda relaciones con dos de sus películas más atípicas dentro de su nutrida filmografía: por un lado, La última tentación de Cristo (1998), que narra la vida de Jesús, y Kundun (1997), sobre la vida del décimo cuarto Dalai Lama y la opresión china. De algún modo miradas a temas religiosos ubicadas en Oriente. Miradas introspectivas sobre personajes con convicciones férreas dispuestos a sacrificarse por el otro. Por esa misma línea va Silencio

La nueva historia que nos presenta Scorsese resulta todo un drama centrado en la época del Japón feudal, en el siglo XVII, cuando dos jóvenes jesuitas viajan hasta el país del sol naciente para ir tras la pista de un misionero que ha desaparecido y del que sólo llegan rumores a occidente. Este es el argumento de la que seguro resultará una de las mejores películas que lleguen a lo largo del 2017.

 Después de verla, nada más salir de la sala del cine, lo primero que pensé es que Silencio debió haber estado    entre las nominadas al Oscar, y más si tenemos en cuenta que 2016 no ha sido especialmente un gran año (de calidad) cinematográfico, salvo algunas excepciones.

Silencio es una película que debería estar en las estanterías de aquellos cinéfilos que aman el género histórico. Está perfectamente ambientada (escenarios y vestuario), cuenta con actuaciones brillantes y con escenas tan bellas como escalofriantes, por no mencionar a un "villano” que borda su papel. 

Andrew Garfield (La red social) es quien carga con el mayor peso de la película sobre sus espaldas. El segundo de los ¿afortunados? en dar vida a Spiderman en el cine está demostrando que posee un gran talento para la interpretación. 

En poco más de dos meses ha estrenado Hasta el último hombre y Silencio, dos películas que   le podrían haber  ayudado a nivel individual a conseguir la nominación a mejor actor principal.

A lo largo de la película,  sean religiosos o no, sentirán  un gran apego hacia los dos misioneros protagonistas. Ambos sufren la dura persecución de los soldados y gobernadores japoneses que sirvieron en favor de la inquisición en el siglo XVII. 

Esta cinta presenta varias escenas con la intención de que el espectador reflexione sobre la fe y la existencia de Dios. La palabra "apostatar” seguramente sea la más repetida en toda la película y muchos llegarán a comprender que los ideales del ser humano pueden ser ocultos detrás de acciones terribles que van contra sus principios. 

Silencio aborda el tema de las creencias y la intolerancia de una forma magistral y al mismo tiempo actual. La segregación, la persecución, el aislamiento, la marginación, la discriminación y la aniquilación, temas increíblemente vigentes en la actualidad (en países como Estados Unidos e Irak, sólo por citar unos ejemplos), son abordados en esta historia, que estuvo a punto de no realizarse por problemas previos a la filmación. 

La fotografía del mexicano Rodrigo Prieto sirve para expresar visualmente los dramas que viven los personajes. 

Lo negativo de la película. Puede que para muchos Silencio resulte densa, compleja y lenta de toda la filmografía de Scorsese (El lobo de Wall Street). 

Tiene una presentación rápida, un nudo muy extenso y un final acelerado, pero aún así esto no hace menguar en exceso su calidad. 

La parte positiva, además de la música, de sus escenas sobrecogedoras y de un guión sobresaliente, son las actuaciones de Adam Driver (Star Wars: El despertar de la fuerza) y Liam Neeson (La lista de Schindler) junto a la de Issei Ogata, el encargado de dar vida al malvado inquisidor Inoue.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

106
49

Otras Noticias