CINE

La morgue logra inquietar

El cineasta André Øvredal consigue que su historia funcione: los personajes están confinados a un sótano debido a un evento meteorológico que asimismo los incomunica.
domingo, 21 de mayo de 2017 · 00:00
Javier Pérez

Lo que hace que funcione una película de terror son las atmósferas. Tal vez las presencias o los seres fantásticos sean lo de menos si las atmósferas están bien logradas. Ese es el caso de La morgue, una película a la que sus guionistas, Ian B. Goldberg y Richard Naing, dieron énfasis a una ambientación que, con economía de personajes y de escenarios, explota el suspenso para inquietar al espectador y generar ese desasosiego asociado con el miedo.

Con esos elementos, y unas actuaciones sólidas de sus protagonistas, el cineasta noruego André Øvredal (Trollhunter, 2010) consigue que su historia funcione: los personajes están solos, confinados a un sótano debido a un evento meteorológico que asimismo los incomunica. Los espacios cerrados son un elemento de manual para las historias de terror. Mal empleados son un cliché cansino. Bien empleados nos meten de lleno a miedos ancestrales. 

En La morgue hay un padre, un hijo y el cuerpo inerte de una bella chica inexplicablemente bien conservado a pesar de las condiciones en que fue hallado: en medio de un escenario sanguinolento en el que cada miembro de una familia había sido desmembrado y el cuerpo de la chica estaba semienterrado e intacto.

 El padre y el hijo, Tommy (Brian Cox) y Austin (Emile Hirsch), practican durante la noche la autopsia a dicho cuerpo a pedido del sheriff local (Michael McElhatton). En el sótano de su casa han acondicionado todo lo necesario para tener   un servicio forense bien equipado. 

Conforme van examinando el cuerpo de Jane Doe (así fue identificado y es interpretado por Olwen Kelly) van encontrando cosas más y más extrañas. Y van ocurriendo otras tantas que son inexplicables.

Por un lado, del análisis externo deducen poco (que fue atada y probablemente torturada, pero no tiene otras señales), pero conforme analizan los órganos descubren que por su estado implicaría que la chica fue quemada, envenenada y torturada lenta y minuciosamente. 

Lo que van sabiendo implica cuestiones difíciles de aceptar por la formación científica del padre.
 
Øvredal dispone elementos que parece que en cualquier momento desbordarán la cinta hacia los clichés más elementales. 

Pero afortunadamente no es así. Hay elementos sonoros, por ejemplo, que al principio parecen ingenuos pero que conforme avanza la cinta adquieren un cariz realmente aterrador (ese cascabel). 

Los pasillos sombríos ante la falta de energía son aprovechados siguiendo con rigor las pautas del género, pero con elementos sumamente inquietantes. 

Los ojos grises de Jane y su inmovilidad mientras está siendo diseccionada son más terribles que si se estuviera moviendo. Además, la apertura física que sufre su cuerpo es una metáfora de lo que en parapsicología llaman cuerpo abierto, que es la supuesta capacidad de alguien de salir de su cuerpo físico. Los personajes de Tommy y Austin tienen profundidad y atraviesan un proceso de duelo del que no han podido salir (la pérdida de la esposa y madre), lo que los vuelve vulnerables. Y, por si fuera poco, el final no es convencional y deja abierta la posibilidad de una continuación.

   La morgue ocurre en un solo espacio, en la claustrofobia asfixiante y oscura en que se ubican las "oficinas” de Tommy y Austin, y es en el trabajo convincente de Emile Hirsch y Brian Cox en el que descansa el desarrollo de la acción y el suspenso, junto con un buen movimiento de cámaras y una bien diseñada escenografía e iluminación.

Para quien guste del género, es una película bien lograda que se deja ver.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

105
50

Otras Noticias