Ad Libitum

Los caminos de la amorgasmia

domingo, 28 de mayo de 2017 · 00:00

Guery Zabala Gumucio

La anorgasmia (falta de orgasmos) va de la mano con la forma en que la mujer vive un clímax  y la importancia que le da   a la sexualidad, que afecta de manera profunda y directa al factor biológico, a su autoestima y a  la forma de relacionarse con su pareja.

Los problemas que conducen a la anorgasmia  pueden ser  traumas sexuales (sobre todo en mujeres que han sido maltratadas en su infancia o juventud)

 Sentimientos de culpa: muchas mujeres sienten vergüenza y culpa en cuanto al sexo se refiere.
 
Pero  una de las principales  causas es una educación rígida y enfocada en el matiz "pecaminoso” de la sexualidad.

Miedo: Algunas mujeres le tienen miedo al sexo y eso  bloquea   su líbido. 

Problemas de pareja: Muchas  mujeres ven reflejados sus problemas conyugales en la cama y   dejan de sentir placer cuando sus parejas las maltratan, las ignoran, o cuando ellas han dejado de sentir amor o admiración por su amante.

También pueden presentarse situaciones  de ansiedad, depresión o cuadros clínicos orgánicos, los cuales merecen la atención de un  especialista.

Confusión en la identidad sexual: Conocerse a sí  misma es primordial para disfrutar del sexo.  
 
La excitación y la lubricación femenina aparecen si a la mujer le gusta lo que hace. La sexualidad forma parte de la identidad de cada persona, y cuanto más definida esté, más se disfruta el sexo.

Es positivo analizar  las situaciones que desencadenan en una  anorgasmia, tomando en cuenta si es que antes tenías orgasmos y ahora no,  a pesar de que tu pareja se esfuerza y no logras llegar al clímax, a pesar de probar diversos juegos que no implican necesariamente la penetración.

 En esta situación, podría ser que estés desarrollando lo que se conoce como anorgasmia secundaria, es decir, que antes lograbas orgasmos y ahora  no, lo  que incrementa la ansiedad, o incluso una disminución de tu autoestima, fomentando pensamiento negativos y depresivos. 

Es evidente que, en muchos casos el coito, aún realizado de forma tranquila y sin   apresuramientos, puede no proporcionar una estimulación suficiente  como para que la mujer alcance el orgasmo, por lo que se debe hacer una revisión de cómo va la relación, si hay problemas no resueltos, o si la  rutina ha invadido el dormitorio, factores que anulan la estimulación. Puede ser que se hayan dejado de lado el erotismo, los sentimientos, las sensaciones y el afecto.

En algunas ocasiones, las  mujeres  fingen el orgasmo para no incomodar al compañero, o porque llegar a él no les resulta tan importante. Sin embargo,  esto es perjudicial, sobre todo cuando intervienen factores que no son tratados  en forma abierta. A veces, por  no hacer sentir al hombre menos viril, o porque en ocasiones el amante  no sabe cuáles son los puntos que más la excitan  y ella no lo guía hacia ellos.

Mantener  relaciones por    "cumplir con los deberes conyugales”, solo para evitar la infidelidad, trae efectos negativos, porque este tipo de relaciones sexuales sin amor y  sin deseo  son los que más desgastan las relaciones. 

Al momento de entregarte al amor, debes dejar de lado el enojo, la preocupación y la tristeza, para facilitar la  excitación, y compartir con tu pareja uno de los momentos más satisfactorios y que permiten fortalecer la relación.

Sugiero las siguientes acciones, aunque  cada persona requerirá las propias:

Las preliminares: Es muy importante que haya una buena previa, caricias y besos con tu pareja. Solo de esta forma se podrá alcanzar el nivel de excitación necesaria para llegar a un orgasmo.
Mastúrbate: La mejor forma de combatir la anorgasmia es conocerse y saber qué es lo que nos gusta y cómo nos gusta. 

Tú eres el centro: Muchas veces las mujeres están preocupadas de dar la mayor cantidad de placer al otro y ese es un grave error,  especialmente si eres anorgásmica. Primero eres tú, no se trata de ser egoísta, pero en los temas del placer es fundamental enfocarse. Concéntrate en ti misma, siente y respira profundo y lento. 

Visitar un especialista: Si nada de esto te da resultado, te recomiendo visitar un especialista porque quizás tu anorgasmia se deba a un problema biológico. 

En el caso de las mujeres en las que  el orgasmo  es imposible por laxitud vaginal o les cuesta retomarlo, se  recomienda una cirugía de rejuvenecimiento vaginal o un tensado vaginal con láser, aunque éstos son extremos. Recurre a un especialista para considerar las mejores opciones.


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

105
50

Otras Noticias