Los mitos de la cerveza

La cebada, uno de los principales ingredientes de la cerveza, posee propiedades de gran valor nutritivo y medicinal.
domingo, 7 de mayo de 2017 · 00:00
Página Siete La Paz

 

" El consumo moderado de cerveza aporta bajo valor calórico, 45 calorías en cada 100 mililitros y su  contenido en vitaminas, minerales, polifenoles y antioxidantes es  beneficioso para la salud. 

 "La cerveza puede ser incluida dentro de las calorías del día”, afirma el médico gastroenterólogo Fernando Céspedes.

Hay  quienes creen que el consumo de cerveza produce la  "panza cervecera”. Pero según Céspedes  la clave para no engordar y luego echarle la culpa a la cerveza es la moderación, y es que la cantidad que entiende por consumo responsable no supera los tres vasos de cerveza para el varón adulto y dos, para la mujer. 

Otro mito que se asocia a la cerveza es que quema las neuronas. Sin embargo, según un estudio publicado el reciente febrero por la Universidad de Alcalá de Henares, de Madrid, la cerveza sin alcohol puede prevenir los efectos neurodegenerativos en enfermedades como el Alzheimer. 

De acuerdo con esa investigación, la cerveza sin alcohol, al igual que la cerveza con alcohol, poseen ácido silícico, un componente capaz de interferir en los efectos oxidativos del aluminio, lo cual bloquea su capacidad de deterioro en el cerebro.

Alto valor nutritivo

La cebada, uno de los principales ingredientes de la cerveza, posee propiedades de gran valor nutritivo y medicinal. Los nutrientes esenciales que contiene colaboran en una completa incorporación de vitaminas, minerales y fibra. Por eso, la cerveza es una bebida ideal para las mujeres, porque previene anemia y síntomas de menopausia. 

El aroma y parte del sabor de la cerveza se deben al lúpulo.  Para la elaboración de la bebida se utilizan los lóbulos de esa planta herbácea, los que contienen lupulina. El lúpulo es un ingrediente recomendado para tratar enfermedades del sistema digestivo como el síndrome de intestino irritable, diverticulitis, úlceras, colitis y la enfermedad de Crohn, por su acción antiespasmódica.

Además, la cerveza es rica en vitamina B y antioxidantes. Esto le permite prevenir enfermedades como la osteoporosis y la hipertensión. Además los polifenoles en la cerveza ayudan a retrasar el envejecimiento celular y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Céspedes destaca que incluso contrapesa efectos cancerígenos. 

Efecto anti-edad

Se cree la cerveza por ser una bebida alcohólica causa envejecimiento. Algunos incluso la relacionan con la caída del cabello. Pero  el gastroenterólogo Céspedes enfatiza que esos mitos son falsos. Explica que el lúpulo, uno de los ingredientes presente en esta bebida, es antibacteriano y tiene propiedades sedantes y diuréticas que generan efectos anti-edad en el organismo. 

"Esta bebida tiene vitamina B5 y B6, que interviene en la prevención para evitar la caída del cabello y en la producción de melanina, que es la sustancia que da color al cabello. La vitamina B3 estimula el crecimiento del cabello y aumenta la circulación sanguínea del cuero cabelludo.
 
Minerales. Puedo destacar que el aporte más importante es el zinc que estimula la reproducción celular, crecimiento y reparación del tejido del cabello”, detalla el médico.

El maestro cervecero Jesús Cáceres, uno de los más experimentados de Bolivia, explica que la presencia de alcohol no obstaculiza el efecto hidratante de la cerveza, "siempre y cuando se consuma de forma moderada”. 

De hecho, esta bebida es hidratante por contener maltodextrinas, que favorecen la absorción de líquido en el organismo. Cáceres apunta que en la actualidad en el país ya es accesible la cerveza sin alcohol, que tiene los mismos beneficios mencionados.

Cómo disfrutar más de la cerveza

Para Cáceres, la cerveza es una bebida ideal para el maridaje. Asegura, incluso, que es más amigable que el vino para esa práctica, pues hay más espacio para la variedad de sabores. 

La cerveza está compuesta en 90% por agua. Ese ingrediente es fundamental para definir el carácter de cada cerveza.

 "Cada tipo de agua incide en el sabor de la cerveza, por eso la sensación que produce en el paladar se asocia a la región donde es elaborada. Si el agua no se trata, el sabor de cada cerveza incluso con una misma receta  puede ser distinto”, explica  Cáceres.

"Los cerveceros, por otro lado, pueden experimentar con los distintos cereales utilizados en la elaboración de la cerveza, como  la cebada malteada, que añade dulzura. Además del lúpulo, que proporciona el amargor y aromas;  o la levadura,  que presta ese característico sabor a pan.
 
También especias, chocolate, y frutas”, finaliza.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

64
1

Otras Noticias