TIERRAMÉRICA

Reconectarse con la naturaleza antes de que sea demasiado tarde

El mundo debe tomar medidas de forma urgente. Muchos científicos temen que estemos al comienzo de la sexta extinción mundial de especies, la primera en más de 60 millones de años.
domingo, 18 de junio de 2017 · 00:00
Baher Kamal / Roma / IPS / Especial para Miradas

 " Debemos ser plenamente conscientes de que sin un ambiente sano no gozaremos de nuestros derechos humanos básicos”, subrayó un experto de la ONU. Sin embargo, el presidente Donald Trump anunció el retiro de Estados Unidos, el mayor contaminador de la historia, del Acuerdo de París sobre cambio climático.

En el marco del Día Mundial de Ambiente,  el relator especial de la ONU   para los  derechos humanos y ambiente, John H. Knox, declaró en Ginebra: "Todos debemos alarmarnos frente a la acelerada pérdida de biodiversidad, de la que dependen los ecosistemas saludables”.

Es tal la dependencia de ecosistemas saludables para la nutrición, la vivienda, la vestimenta y el agua misma que bebemos, además del aire que respiramos, que Knox recordó: "Sin embargo, las áreas boscosas disminuyen, los ecosistemas marinos están cada vez más cercados y se estima que las poblaciones de animales vertebrados se redujeron en más de la mitad desde 1970”.

De hecho, muchos científicos temen que estemos al comienzo de la sexta extinción mundial de especies, la primera en más de 60 millones de años, indicó el profesor de derecho internacional de la estadounidense Universidad de Wake Forest.

 "Los Estados llegaron a acuerdos para luchar contra las causas de la pérdida de biodiversidad, que incluye  la destrucción de hábitats, la sobreexplotación, la caza furtiva, la contaminación y el cambio climático”, recordó Knox.

"Pero los mismos Estados fallan de forma lamentable en el cumplimiento de sus compromisos, los que buscan revertir las tendencias perturbadoras”, apuntó.

Knox recordó que casi una tercera parte de los sitios naturales que son Patrimonio Mundial soportan la caza furtiva, la tala y la pesca ilegales, lo que ha dejado a especies en peligro al borde de la extinción y ha puesto en riesgo a las fuentes de ingresos y el bienestar de comunidades que dependen de ellas.

"La extinción de especies y la pérdida de la diversidad microbiana socava nuestros derechos a la vida y a la salud al destruir posibles fuentes de nuevos medicamentos y debilitar la inmunidad de los seres humanos”, explicó.

"La menor variedad, producción y seguridad de la pesca y de la agricultura pone en peligro nuestro derecho a la alimentación. La capacidad diezmada de la naturaleza de filtrar, regular y almacenar agua amenaza el derecho al agua limpia y segura”, añadió.

El experto independiente de la ONU insistió en que la biodiversidad y los derechos humanos están "interrelacionados y son interdependientes” y que los Estados tienen la obligación de proteger a ambos.

 

Sin biodiversidad ni seguridad alimentaria

La competencia por bienes y servicios aumenta las presiones sobre los recursos terrestres.

La FAO subraya que la biodiversidad es "esencial” tanto para la seguridad alimentaria como para la nutrición.

Miles de especies interconectadas constituyen una red vital de biodiversidad en los ecosistemas de los que depende la producción mundial de alimentos.

"Con la erosión de la biodiversidad, la humanidad pierde el potencial para adaptar los ecosistemas a nuevos desafíos, como el crecimiento demográfico y el cambio climático. Alcanzar la seguridad alimentaria para todos está intrínsecamente vinculado al mantenimiento de la biodiversidad”, alerta.

La agencia aporta algunos datos clave al respecto. De las 8.800 razas de animales conocidas, 7% están extintas y 17%, en peligro de extinción. Y de las más de 80.000 especies de árboles, menos del 1% ha sido estudiado para su posible uso.

El pescado aporta 20% de la proteína animal a cerca de 3.000 millones de personas. Sólo 10 especies proporcionan 30% de la captura marina y 10 especies, alrededor de 50% de la producción acuícola. Mientras, más de 80% de la dieta de los seres humanos procede de las plantas. Y sólo cinco cereales aportan 60% del aporte calórico.

La competencia por bienes y servicios aumenta las presiones sobre los recursos terrestres en   todos los países.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

105
49

Otras Noticias