Los pobladores de San Matías guardan silencio tras matanza

La Policía presume que tanto las familias de las víctimas como los comunarios están amenazados por organizaciones criminales vinculadas a los cuatro asesinatos.
domingo, 23 de octubre de 2016 · 00:00
Página Siete / La Paz

Los pobladores de San Matías (Santa Cruz)  guardan completo silencio después de que el jueves cuatro personas murieran acribilladas durante una fiesta de cumpleaños. Ningún familiar de las víctimas presentó denuncia alguna.
 
El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Felipe Almaraz, informó ayer desde La Paz que luego de transcurrir más de 24 horas de los asesinatos ningún familiar se acercó a la Policía a presentar una denuncia, por lo que se presume que las familias y los mismos pobladores están amenazados por los responsables de las muertes que están vinculados con el narcotráfico.
 
Dos de las víctimas eran hermanos. Según Almaraz, desde hace tiempo ambos "eran objeto de algún seguimiento por alguna organización criminal que (buscaba) venganza”.
 
Ellos no vivían en San Matías, pero ese día llegaron a la población para participar en  una fiesta de cumpleaños de Kenia Amaral y se sospecha que quienes los seguían sabían que iban a estar en esa celebración y fueron directamente a matarlos.
 
El jueves dos sujetos presuntamente brasileños irrumpieron en una fiesta y abrieron fuego con ametralladoras. Acribillaron a siete personas, tres de las cuales resultaron heridas.
 
La tarde del viernes, tres de las cuatro víctimas de  San Matías fueron enterradas en el cementerio municipal ante el dolor e impotencia de sus familiares y amigos que reclamaban justicia.
 
Ellos escuetamente negaron el hecho de que los fallecidos hayan tenido vínculos con el narcotráfico como  afirmaron las autoridades del Gobierno y  Policía.
 
El primer cortejo fúnebre partió de la casa de Julio César Zeballos  y en el camino hacia la iglesia,  donde se hizo una misa de cuerpo presente, se encontraron con una muchedumbre que también llevaba en un ataúd a otro de los fallecidos en este crimen.
 
Luego ambos grupos de personas salieron juntos hacia el cementerio en donde se despidió a las víctimas, pero mientras se retiraban apareció otro cortejo fúnebre que llevaba los restos de Luver Velarde Kuhn.
 
Uno de los sobrevivientes de la balacera recibió un impacto de bala en la cabeza, el proyectil sólo rozó el cuero cabelludo y pudo salvar su vida. Él contó que los sicarios estuvieron unos 20 minutos en el lugar, mientras que otros dos les esperaban afuera.

 

Llegan más policías
  • Pesquisa Un grupo especial de la Policía se trasladó hasta San Matías para encarar las investigaciones sobre este hecho que causó conmoción en la población. Después de tres días de la matanza, las autoridades aún no dan con los autores de los asesinatos. Se solicitó coordinación con Interpol de Brasil para que se agilice la búsqueda de los responsables.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1