El IDIF confirma lesiones de reportero por agresión

El periodista Sergio Mendoza se sometió a una prueba médica cuyo resultado fue emitido por la forense Nancy López.
miércoles, 2 de noviembre de 2016 · 01:24
Página Siete / La Paz

Mediante un certificado médico forense, el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) confirmó lesiones físicas en algunas partes del cuerpo del periodista de Página Siete, Sergio Mendoza, por lo cual le dio tres días de impedimento.

"Por tanto se otorga tres días de incapacidad médico legal”, señala la conclusión del informe.
Entre los resultados del examen realizado, Mendoza presenta "tres escoriaciones lineales paralelas en región submaxilar izquierda de 1,2, 1 y 1,2 centímetros”, respectivamente.

Asimismo, en el cuello presenta una equimosis violácea difusa tenue en la cara lateral izquierda de 2,5 por dos centímetros.

Sobre las extremidades superiores, el informe del IDIF refiere: "equimosis rojo violácea lineal en cara dorsal de muñeca derecha de 4 por 0,3 centímetros”.

Mendoza llegó al IDIF minutos después de ser liberado en la Unidad de Conciliación, ubicada en la calle Pando de la ciudad de La Paz. La forense que firma el informe es Nancy Yackelin López Guzmán.

Pese al documento del IDIF, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, insistió ayer en que los dos periodistas fueron quienes agredieron a los policías en los juzgados anticorrupción.

 En un comunicado de prensa de su cartera, se señala que hay testigos de esa versión y se  identifica a dos abogados del mismo Ministerio como los que testificaron ese extremo.

Romero dijo que el informe policial que le llegó señala que en realidad  los policías fueron los agredidos y no los periodistas.

"Lamentando que se haya producido este incidente (...) pero en todo caso, como Ministerio de Gobierno, jamás vamos a interferir en la actividad de los periodistas, pero yo quiero que entiendan que la Policía no tomó la decisión directa sobre quienes pueden permanecer en esa audiencia judicial”, señaló el Ministro en un contacto con los periodistas.

 Periodistas y personas que vieron lo ocurrido tienen otra versión de la que maneja y sostiene el Ministerio de Gobierno.
 
Comunicado del Ministerio de Gobierno

Minutos después de que los  periodistas de Página Siete Sergio Mendoza y Álvaro Valero fueran liberados tras una audiencia de conciliación, el Ministerio de Gobierno emitió un comunicado en el que sostiene que los trabajadores de este medio fueron los que agredieron a los policías.

"El Ministerio de Gobierno informa a la opinión pública que dos periodistas de Página Siete agredieron hoy física y verbalmente al jefe de seguridad del edificio de los juzgados de la calle Yanacocha, capitán Marco Antonio Torrico Trujillo.

La agresión surgió cuando el juez Segundo de Instrucción Anticorrupción, Alan Mauricio Zárate, ordenó restringir el ingreso al salón en el que se llevaba adelante la audiencia del proceso del excomandante general de las Fuerzas Armadas, general Omar Salinas.

Los dos periodistas intentaron ingresar a la fuerza y en ese cometido agredieron al oficial, según testigos del hecho y testimonio del uniformado.

Uno de los periodistas además arrancó violentamente el membrete de identificación del oficial para luego arrojar al piso ese distintivo del uniforme policial. El Ministerio de Gobierno reitera su pleno respeto al ejercicio del periodismo y a la libertad de expresión y lamenta que este tipo de incidentes tensionen innecesariamente la relación entre periodistas y policías”.
 
Pronunciamiento de los trabajadores de Página Siete

Los trabajadores del periódico Página Siete expresamos nuestra indignación por el arresto arbitrario y abusivo de nuestros compañeros Sergio Mendoza  y Álvaro Valero acusados de una supuesta agresión física y verbal al jefe de seguridad del Tribunal Departamental de Justicia, capitán Marco Antonio Torrico Trujillo.

Al respecto, es necesario precisar que los compañeros estaban realizando una cobertura de la audiencia cautelar del excomandante de las Fuerzas Armadas, general Omar Salinas, imputado por un caso de corrupción en las Fuerzas Armadas. En ningún momento hubo agresión física ni verbal al capitán Torrico, como señala falsamente el Ministerio de Gobierno. 

La agresión vino del capitán que ahora aparece como víctima, quien al percatarse de la presencia del periodista Sergio Mendoza en la audiencia le pidió retirarse de la misma por una supuesta orden del juez pese a que la audiencia era pública. Mendoza, después de identificarse como periodista y tras alegar que no dejaría la sala mientras el juez ordene lo contrario -precisamente porque la audiencia era pública-, fue sacado a empellones del recinto judicial y llevado a empujones hasta las puertas del Tribunal de Justicia.

Al observar que el capitán Torrico empujaba a Sergio Mendoza, sujetándolo bruscamente de la chompa, el fotógrafo Álvaro Valero acudió en ayuda de su colega y pidió a Torrico que no lo agreda de esa manera. Entonces aparecieron dos policías y arrestan a nuestro fotógrafo, mientras Mendoza fue llevado por el capitán hasta las gradas donde le propinó patadas para obligarlo a sentarse.

Como si fuesen delincuentes arrestados en flagrancia, nuestros compañeros fueron trasladados a la fuerza desde el Juzgado de la calle Yanacocha hasta la Unidad de Conciliación Ciudadana y Familiar de la calle Pando: Mendoza, enmanillado y Valero, arrastrado por efectivos policiales.

Una vez en la Unidad de Conciliación fueron acusados de romper la manga de la chamarra del capitán Torrico, pero hay imágenes que dan cuenta de que mientras ocurrían los forcejeos en el juzgado, la autoridad policial tenía la prenda intacta. 

Ante la falta de pruebas para mantener arrestados a nuestros compañeros se cuestionó la forma de vestir de ambos.

Frente a este hecho, los trabajadores de Página Siete rechazamos el abuso de autoridad y las agresiones físicas y verbales en contra de nuestros compañeros que cumplían su labor que está protegida por la Constitución. Nos declaramos en estado de emergencia en defensa de la libertad de prensa y el derecho a la información que tiene la ciudadanía. Asimismo reafirmamos nuestro compromiso de  seguir cumpliendo con nuestro trabajo independientemente como hasta ahora.

Los trabajadores de Página Siete

¡Libertad de prensa!

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

63
8