TAM reportó a la FAB pérdida de $us 5 MM por motores fallados

En septiembre pasado, el director envió a la fuerza castrense todos los documentos de la situación técnica y financiera. La empresa espera su certificación
domingo, 11 de diciembre de 2016 · 20:24
Daniela Romero / La Paz

Transporte Aéreo Militar (TAM) reportó en septiembre  a la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) la pérdida  de 5 millones de dólares debido a la falta de operabilidad de cinco motores, situación  que dio lugar a que sus aeronaves tengan que ser retiradas de vuelo.
 
El director del TAM, Luis Gómez, envió una carta al jefe del Departamento IV de Logística de la FAB, Miguel Ángel Albis, en la  que le hace conocer la situación de cinco motores adquiridos en 2015 de la empresa SAE. Mediante tres informes, le describe las fallas en los aparatos y además el incumplimiento al contrato de adquisición con la compañía,  lo que causa perjuicios económicos.
 
La pérdida alcanza a "37.933 bolivianos (5.450 dólares) por día, toda vez que las aeronaves se encuentran en tierra no pudiendo cumplir con el itinerario programado”, señala la misiva enviada el 12 de septiembre.
 
Desde julio de este año  se publicaron irregularidades de la FAB en la compra de motores para aviones del TAM. Desde fallas y ausencia de documentos hasta contratos fuera de norma pintaron una serie de hechos que  la FAB nunca aclaró.
 
Precisamente los motores que están fuera de servicio fueron comprados en la gestión de Juan Gonzalo Durán, excomandante de la FAB y actual comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas.
 
En el informe financiero que realiza Javier Sánchez, jefe del área, se establece dos pérdidas: el daño económico emergente y lucro cesante, ambos suman 4.992.242 dólares.
 
En un cuadro se especifica los montos perdidos. El lucro cesante; es decir, el monto de dinero que hubiera ganado el TAM en caso de que los motores hubieran operado normalmente, es de 4.285.7999 dólares. Mientras que el daño económico emergente, que implica el costo por los aparatos fallados, asciende a 706.442 dólares.
 
La pérdida total para el TAM suma casi cinco millones de dólares. La recomendación que hace Sánchez es que el informe sea de conocimiento de las instancias correspondientes.
 
Pero no es la única mala situación económica que enfrenta el TAM. En agosto, el Sistema de Impuestos Nacionales (SIN) tomó acciones coactivas, como el gravamen de bienes y la retención de fondos para cobrar la deuda tributaria del TAM, que es de   50 millones de bolivianos, deuda que aún no se termina de pagar, según fuentes militares.
 
Las fallas en los motores
El motor LF-05319C actualmente se encuentra fuera de servicio por presentar partículas metálicas. Al conocer el caso, el proveedor  envió una carta en la que aceptaba la falla, "pero ésta se encontraba dentro de los parámetros permisibles, por lo cual consideraban al motor seguro”.
 
El motor LF-05324 también está fuera de línea de vuelo porque tiene daños severos en los vanes y rajaduras en otras partes.
 
Otro de ellos, el LF-05651AC, continúa en operaciones aún  sin la documentación necesaria, como el certificado respectivo, ni cuenta con  los datos de aeronavegabilidad. "Se determina que el motor no puede ser tomado como serviciable porque no cumple con los requisitos”, señala el documento.
 
El cuarto motor, LF-05582AC, operó en dos aviones, FAB 105 y FAB 106, ahora se encuentra fuera de servicio por daños en el disco rotor, en otros dos discos. "No está dentro del margen permisible”, dice el informe.
 
Finalmente, el quinto motor LF-05908AC también cumplió operaciones en ambas aeronaves. Al igual que un anterior artefacto, está fuera de servicio por presentar partículas metálicas.
 
Desde julio de este año  Página Siete busca una contraparte  o una entrevista con jefes de  la FAB o con el comandante Durán para tratar las denuncias. Sin embargo, hasta la fecha, éstas no han sido concedidas.
 
La entidad entrará en una pausa
 
El TAM dejará de operar el 16 de diciembre, esa fue la determinación final del Gobierno después de que el jueves el Ministerio de Obras Públicas  instruyera la suspensión de los vuelos comerciales de entidad.
 
La Fuerza Aérea Boliviana (FAB), que tiene la tuición del TAM,  desconoció la decisión gubernamental hasta que concluya el proceso de certificación que otorga la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).
 
Luego de la determinación de Obras Públicas, el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, reaccionó y recalcó que el único que debía ordenar que el TAM deje de operar es él.
 
La noche del jueves, Ferreira y el titular de Obras Públicas, Milton Claros, salieron a aclarar la situación. Informaron que el TAM entrará en una pausa unos dos o tres meses mientras dure el procedimiento de adecuación para ser una empresa civil y comercial. El objetivo es que sea una empresa estatal de aeronaútica civil.
 
Asesoría legal  aconsejó medidas judiciales contra la empresa SAE

La unidad de Asesoría Legal del TAM sugirió medidas judiciales contra la empresa SAE, la firma que proveía de motores a la Fuerza Aérea Boliviana (FAB). Pese a estas recomendaciones, la fuerza castrense no tomó ninguna acción.

El informe legal lo firman los abogados Wilfredo Fernández y Martín Bernal. En éste se indica que antes de elaborar sus recomendaciones y conclusiones tuvieron acceso al informe técnico sobre los motores; el cual determinó que hay observaciones por factores específicos.
 
"Por lo que de la revisión de los contratos de servicios por excepción para la adquisición de repuestos y en atención al análisis y conclusiones técnicas, se concluye que existe incumplimiento de contrato, en sus cláusulas tercera, séptima, octava y décima octava”, señala.
 
Asimismo, "se infiere que existe perjuicio en las operaciones de la Fuerza Aérea Boliviana - TAM, generando un grave daño económico”.
 
Después de dar estas observaciones, la asesoría legal recomienda tres puntos:
 
"Realizar el reclamo formal ante la empresa SAE a objeto de que dicha empresa remita la documentación faltante de cada uno de los motores de acuerdo a las observaciones técnicas y asuma la reparación de las fallas de que cada uno de los motores presentaron”, es la primera.
 
Asimismo, se sugiere que se le pida a la empresa que responda por el perjuicio económico ocasionado por haber transferido cinco motores defectuosos.
 
El segundo consejo indica: "En caso de recibir respuesta negativa  o evasiva por parte de la empresa SAE, se recomienda iniciar las acciones legales y administrativas que correspondan”.
 
Finalmente, los abogados aconsejan  que "sin perjuicio de lo anteriormente señalado, se remita los antecedentes a la unidad de Auditoría Interna con el fin de que se efectúe la responsabilidad civil y penal de la empresa SAE, conforme a los antecedentes expuestos”.
 
La FAB recibió este informe legal en septiembre de este año, pero no asumió acciones contra SAE, según informaron fuentes militares a este medio.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

66
124

Otras Noticias