Gobierno halla 3 responsables directos de la tragedia de LaMia

Tras la pesquisa interna, se determinó que el piloto del avión accidentado, la aerolínea y la funcionaria de Asaana tienen culpa de lo sucedido en Rionegro.
miércoles, 21 de diciembre de 2016 · 00:00
 Sergio Mendoza / La Paz

 La investigación interna que hizo el Ministerio de Obras Públicas sobre el caso LaMia reveló que hay tres responsables directos en la tragedia del 28 de noviembre que dejó 71 muertos: el piloto de la aeronave y socio de la aerolínea, Miguel Quiroga; la misma empresa, y  la exfuncionaria de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana), Celia Castedo.

Aunque el Gobierno boliviano deja en manos de Aeronáutica Civil de Colombia determinar cuáles fueron las causas para que la aeronave 2933, que llevaba al equipo de fútbol Chapecoense desde Santa Cruz hasta Medellín, se estrellara en un cerro, se mantiene la hipótesis de que el avión se quedó sin combustible antes de aterrizar.

Eso resaltó al revisar el plan de vuelo del 28 de noviembre. El director de Transporte Aéreo, Andy Rocabado, explicó que de acuerdo al reglamento RB 121 "el explotador aéreo (la aerolínea) debe prever el tema de combustible. Además que el piloto al mando tiene que asegurarse de tener la cantidad de combustible a ser utilizado hasta el destino. Ese cálculo debió hacer el piloto, eso está reglamentado”.

Asimismo, Rocabado señaló que Castedo no debió autorizar el plan de vuelo por ningún motivo.
 
"Tenemos también reglamentos, el RBA 95 y el documento 44 donde se indica que esta señora tiene la tarea de aceptación de planes de vuelo nacionales e internacionales. Se encarga de aceptar o cambiar el plan de vuelo”.  

Quiroga murió en el accidente que enlutó al fútbol internacional. Castedo huyó a Brasil, donde espera que las autoridades le concedan un refugio ya que teme que  en Bolivia le atribuyan responsabilidades que no tuvo. La Fiscalía ya la imputó por la presunta comisión de desastre en medios de transporte, homicidio culposo, lesiones gravísimas, incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias.

Ella señaló en una anterior oportunidad que antes de que parta el avión del aeropuerto de Viru Viru observó el plan de vuelo que presentó LaMia, en el sentido de que el tiempo que podía volar la aeronave con el tanque lleno era el mismo que necesitaba para llegar a Medellín. No se había previsto paradas en aeropuertos alternos y esto era igual a arriesgar la vida de todos los que iban a bordo.

Pero -según la versión de Castedo- un funcionario de la aerolínea insistió para que aceptara el documento así como estaba ya que el piloto era consciente del riesgo y estaba seguro que llegaría a destino en menos tiempo del necesario.

"Castedo tenía una responsabilidad definida con base en un manual de funciones. Ella dijo a la prensa que hizo observaciones, pero una observación no está sujeta a discusión. El plan de vuelo no debió ser aprobado y ahí está la irresponsabilidad, el incumplimiento y el caso omiso que hizo a la reglamentación”, enfatizó el ministro de Obras Públicas, Milton Claros.

La autoridad añadió además que después de la investigación interna y revisión de documentos se determinó que  "lo que aconteció con el trágico evento es responsabilidad directa de LaMia y el piloto”.

Por otro lado, se instruyó que se realicen controles de parte de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) a todas las operadoras aéreas para cerciorarse que no haya más irregularidades de este tipo. En ese sentido también se ordenó que se implemente el Sistema de Seguridad Aeronáutica del Estado.

"Este es un sistema que la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) ha planteado y que muchos de los Estados están en ese proceso y nosotros como Bolivia dimos la instrucción de que se aplique, es un proyecto a mediano y largo plazo, pero que es necesario implementarlo con base a estas situaciones que se han generado”, refirió Claros.

Por último, el Ministro reiteró que el país no corre riesgo de sufrir una desertificación a nivel internacional pues lo ocurrido con el Chapecoense fue "un hecho aislado” por el cual los responsables deben ser sancionados según la investigación, con mayores detalles, que realicen los ministerios públicos de Bolivia, Colombia y Brasil.

Marco Antonio Rocha es el otro socio de LaMia, al margen del piloto Quiroga, y actualmente se conoce que está en Colombia. La Fiscalía abrió una investigación en su contra.

 

Amplían querella contra 5 personas 

 El Gobierno amplió sus querellas  en el caso LaMia contra cinco exfuncionarios de la DGAC y Aasana, pues considera que hay indicios de que incurrieron en la comisión de delitos.

La directora de la Unidad Jurídica del Ministerio de Obras Públicas, Leny Cáceres, comunicó que entre estos nuevos acusados está quien fue el inmediato superior de la exfuncionaria de Aasana, Celia Castedo, ya que se presume que conoció sobre la aprobación de un plan de vuelo que no cumplía los requisitos mínimos de seguridad. Por los mismos motivos fue denunciado el exdirector de Aasana, Tito Gandarillas.

Además, se amplió la querella contra los tres exdirectores de la DGAC (en orden de antigüedad: Luis Coimbra, Virgilio Pereyra y César Varela) ya que supuestamente conocieron  las irregularidades que había en la certificación que LaMia tramitaba ante esta entidad, como un supuesto tráfico de influencias ya que el hijo del gerente de la aerolínea estaba a cargo de ese proceso, y por la ausencia de informes sobre los estados financieros de la aerolínea.

"Hubo omisión de denuncia ya que toda máxima autoridad, al conocer sobre presuntos ilícitos dentro  su entidad, tiene la obligación de constituirse en parte querellante”, dijo Cáceres.

La  Fiscalía ya imputó por varios delitos al gerente general de LaMia, Gustavo Vargas Gamboa (encarcelado), al exdirector de Registro Aeronáutico de la DGAC, Gustavo Vargas Villegas (encarcelado), a la exfuncionaria de Aasana, Celia Castedo, y al copropietario de la aerolínea Marco Antonio Rocha.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
66
21