Creen que cárteles de Brasil se financian con delitos en Bolivia

La hipótesis señala que personas vinculadas a las dos organizaciones criminales ingresan al norte boliviano para generar recursos y sostener una guerra.
sábado, 24 de diciembre de 2016 · 02:00
Sergio Mendoza  / La Paz
 
El Gobierno boliviano maneja la hipótesis de que las dos organizaciones criminales más grandes de Brasil cometen ilícitos en  Bolivia y Perú para ganar dinero y financiar el continuo conflicto que tienen por el control de territorios.
 
"Se ha manejado la hipótesis de que precisamente hay gente que se dedica en inmediaciones del territorio boliviano y peruano para obtener recursos económicos y sostener los costes que significan estas disputas de control. Esa información la pasamos a las autoridades brasileñas a objeto de que ellos tomen mayores recaudos”, manifestó ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero.
 
 La autoridad explicó que integrantes de estas bandas incluso escapan de prisiones ubicadas en el estado del Acre, que limita con Pando,  e ingresan al país.  "En el caso de Pando sí, ahí tuvimos más vulnerabilidad”.
 
El Primer Comando de la Capital (PCC) se creó en 1993 con el propósito de defender los derechos de los privados de libertad, sin embargo, se dedica al narcotráfico y a otros ilícitos. El Comando Vermelho (CV) nació en 1969 con reclusos y vínculos políticos. Ambos bandos mantienen una guerra para mantener el dominio de ciertos sectores.
 
Reportes desde 2011 dan cuenta de la presencia de narcotraficantes vinculados al PCC y al CV en Pando y Santa Cruz. Como Sebastiao Spencer, emisario del Primer Comando que en 2012 era buscado en Pando.  Mauro Vásquez, presentado el mismo año por las autoridades bolivianas como un capo del tráfico de drogas  que tenía nexos con las dos organizaciones, o Marco Magallanes, miembro del CV que cometió ilícitos en el país. 
 
Romero (sin vincular explícitamente a los dos cárteles) informó que en un año y medio se dio al menos 11 secuestros exprés en Pando, de los cuales sólo cuatro se denunciaron a la Policía por el temor y la desconfianza de la población. 
 
  Los secuestradores operan en el área rural, esperan que un hacendado salga de su propiedad o regrese a ella para interceptarlo y llevárselo. Por lo general no actúan en las áreas urbanas. Una vez que se hacen con su víctima, llaman a los familiares para pedir el rescate.
 
Por ello se desarticularon algunas bandas y se creó la Unidad Antisecuestros. Pero aún hay algunos de estos antisociales que permanecen prófugos. 
 
"Coordinaremos medidas de prevención con los ganaderos para evitar que estos hechos se repitan”, sostuvo Romero.
 
 Por otro lado, la autoridad descartó que haya presencia de los dos cárteles en San Matías (Santa Cruz) donde se cometen asesinatos que se vinculan a ajustes de cuentas por narcotráfico. 
 
El miércoles una mujer fue acribillada en esta población. El asesino fue herido por la Policía en la persecución y se encuentra en un hospital de Brasil. Ya se pidió su expulsión.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

65
2