Auteros amenazan y echan ácido a vecinos de la zona Sur

Un joven fue amenazado por tres antisociales cuando los sorprendió robando un vehículo; una mujer fue atacada con un líquido que le quemó el rostro.
domingo, 25 de diciembre de 2016 · 00:00
Daniela Romero / La Paz

Un coche blanco. Este es el factor común en el modo de operar de los delincuentes de autopartes y vehículos. Grupos de tres personas rondan las zonas del sur de La Paz en ese motorizado  y además amenazan y echan un líquido con ácido a los vecinos que los sorprenden. En Irpavi y Achumani ya se reportaron dos casos en menos de dos semanas.
 
Hace nueve días, el carro blanco estacionó en una de las  calles de la zona de Irpavi. Los tres auteros se acercaron a otro que estaba parqueado al frente de una casa, rompieron los vidrios laterales traseros, sacaron los faroles y otros accesorios del interior.
 
Un joven que vive cerca llegaba de la calle y los sorprendió en pleno robo, pero los delincuentes se acercaron para amenazarlo si denunciaba a alguien el hecho, por lo que se tuvo que entrar a su casa. Minutos después de que los antisociales escaparan, el joven y su familia salieron a avisarle al dueño del vehículo lo que había ocurrido.
 
Al parecer el robo no fue denunciado a la Dirección y Prevención de Robo de Vehículos (Diprove) y el seguro del carro pagó los daños ocasionados.
 
No obstante, la unidad policial está al tanto del modo de operar de estos grupos delictivos e incluso conoce que se desplazan en un coche blanco.
 
El director regional de Diprove de la zona Sur, David Gómez, explica que hay diferentes operativos "intensos” que se realizan  en la zona Sur para identificar a este grupo de auteros.Diprove tiene la misma información: un vehículo blanco en cuyo interior están antisociales rondan las calles de la zona Sur, pero hasta el momento no da con ellos.
 
Ácido en el rostro
Las mismas características del coche pero esta vez en Achumani, en la avenida Strongest. Una pareja de esposos y su nieto salieron la mañana del pasado viernes y mientras esperaban el taxi que los llevaría al mercado detectaron que algo extraño ocurría en la vereda del frente.
 
"Había un auto (estacionado) al frente y delante de él un auto blanco y tres hombres que estaban supuestamente trabajando en (el primer coche). Llamé a mi vecina por teléfono, pero no me respondió, así que crucé al frente para tocarle el timbre”, cuenta Ana (nombre ficticio), de 66 años años de edad.
 
Uno de los delincuentes se acercó con un envase de lata en las manos y le echó en la cara, mientras ella se trataba de quitar el líquido y de limpiar el rostro, los delincuentes sacaron todo lo que podían del coche y escaparon en su vehículo blanco.
 
"Me encegueció,  entré a la lavandería a lavarme, no podía estar sin agua porque era un dolor insoportable, me llevaron en un auto de los vecinos y tuve que llevar un balde de agua y con una toalla mojada en la cara”, lamenta Ana a Página Siete.
 
Después de varios estudios y revisiones médicas el diagnóstico fue una quemadura de segundo grado en la parte derecha del rostro, una inflamación en el ojo y lesiones en el cuero cabelludo.
 
Lo poco que recuerda la víctima es que el hombre que la atacó tenía alrededor de 30 años,  la cara con cicatrices y es fornido. A los otros dos cómplices no los vio, ya que permanecieron sacando algo de la maletera  del carro."Hay que alertar a la gente, tengo una sensación de temor y le puede pasar a cualquier persona”, manifiesta la mujer.
 
Ella comenta que su barrio era tranquilo, que por la avenida no pasan vehículos de transporte público y que sólo circulan los particulares, lo que la hacía aún más pacífica. 
 
"Aún con esa particularidad, en todos los años que vivo en este barrio he visto unas dos veces una patrulla policial que haga su recorrido”, dice Ana.
 
El director regional de Diprove señala que una vez que se conoció el hecho ocurrido en Achumani, los afectados presentaron la denuncia formal y los investigadores se movilizaron para dar con el grupo delictivo.
 
Los efectivos realizan patrullajes constantes en este barrio para identificar a los antisociales. No obstante, cuentan sólo con un dato certero: el coche blanco, no conocen el número de placa ni otras características.
 
El reclamo de los vecinos por la ausencia de la Policía no para. La gente se queja por la demora en los llamados y también por la falta de patrullajes en las calles.
 
"Yo vivo en Irpavi hace 10 años y he tenido conocimiento de robos de autopartes y de vehículos enteros. Los ladrones están al tanto del movimiento de los vecinos y la Policía no los puede neutralizar, no puede parar con la delincuencia hasta la fecha”, reclama Eusebio Paz.
 
La Policía Boliviana cuenta en todo el país con alrededor de 35.000 efectivos, en La Paz se concentra la mayoría por ser la sede de Gobierno, aunque no se conoce la cantidad exacta.
 
Los vecinos se preguntan dónde están los uniformados. "Yo no los veo, no están donde deben estar, seguramente trabajan en las oficinas”, dice Ana.
 
Ella está mejor. Con pomadas, colirios para el ojo y tratamientos secundarios para la quemadura se restablecerá pronto, pero se queda con el temor y con una decepción. "La naturaleza de los bolivianos se ha degenerado, y aunque no quiera voy a seguir confiando”, asegura.

Recomendaciones de la Policía
  • Fiestas En estos feriados de Navidad y de Año Nuevo, la Dirección y Prevención de Robo de Vehículos (Diprove) recomienda a los propietarios que  no dejen sus coches estacionados en la calle, que permanezcan dentro de las casas o edificios por más de que la persona esté unos minutos adentro o ingrese para sacar o meter algo.
  • Vecinos Un buen consejo para las personas que dejen estacionados sus carros en la calle es pedirles a los vecinos más cercanos que les avisen cualquier cosa fuera de lo común que vean en la misma. Asimismo, la Policía recomienda que los vecinos se organicen para dar el aviso de alarma ante cualquier situación de peligro.
Barrios del centro están en riesgo
El director departamental de Diprove, Marwin Aguirre, informó que los grupos delictivos que roban vehículos y autopartes también rondan los barrios del centro paceño, por lo que pidió a los propietarios que tomen medidas de seguridad para evitar ser víctima de los antisociales.
 Las zonas de Miraflores, Villa Fátima, Villa San Antonio, San Pedro y Sopocachi son barrios en los que los auteros hacen de las suyas con los autopartes, especialmente.
Aunque no con la misma frecuencia que en la zona Sur, se reportan robos constantes en el centro de la ciudad de La Paz.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

79
124

Otras Noticias