Tragedia deja en el aire al menos seis preguntas por responder

A una semana de la precipitación de la aeronave de la empresa LaMia, que trasladaba al equipo brasileño Chapecoense, emergen más interrogantes que certezas.
domingo, 4 de diciembre de 2016 · 02:00
Página Siete / La Paz

La caída del avión de LaMia el 28 de noviembre deja en el aire al menos seis interrogantes por responder, las cuales van desde la constitución de la empresa en suelo boliviano hasta las supuestas irregularidades que se presentaron en  torno al episodio que resultó en la muerte de  71 personas. 

El tema no sólo generó polémica dentro de las fronteras bolivianas. Desde que ocurrió,   hay voces que a través de los medios de comunicación cuestionan, informan y reflexionan en torno al asunto.

Una de ellas es la de  Norma Marquez, jefa de Seguridad Operacional de la Empresa Argentina de Navegación Aérea Sociedad del Estado, quien declaró a La Nación  que  "es imposible que un Plan de Vuelo  así  (en referencia al que presentó LaMia) pueda ser aprobado”;  y  comentó, además,  que la nave que cayó  "no sólo no tenía combustible para un eventual aeropuerto de alternativa, sino que mucho menos para volar durante 45 minutos más, según lo establecen las normas de seguridad internacionales”.

El presidente Evo Morales aseguró el viernes "que no sabía que (LaMia) tenía autorización” para operar y "no sabía que era una empresa con matrícula boliviana”, pero anunció una profunda investigación y drásticas sanciones. Ayer, el Gobierno reconoció que el Primer Mandatario abordó la nave de LaMia por invitación del gobernador de Beni, Alex Ferrier. 

Las interrogantes 

La primera duda que surge es en torno a la constitución de la firma  LaMia. Se sabe que  fue formada   en Venezuela en 2009; no obstante,  no pudo operar por falta de permisos y capital. La duda:   ¿Por qué en 2014, la firma logró en Bolivia, sin mayores problemas, su autorización para operar? ¿Por qué consiguió un permiso "indefinido”? 

La segunda interrogante  tiene que ver con  las naves que  la empresa detenta.   ¿Por qué la DGAC  (Dirección General de Aeronáutica Civil) dio originalmente licencia de funcionamiento a las cuatro aeronaves de la línea, para luego confirmarse que tres de ellas no estaban operables?
 El gerente de la empresa, el general de aviación Gustavo Vargas Gamboa, es el padre de Gustavo Vargas Villegas, ahora destituido director general de registro aeronáutico de la  DGAC. La tercera interrogante es la siguiente:  ¿No está acaso esto relacionado con un evidente conflicto de intereses,  en el que el hijo de una persona es la encargada de entregar una licencia a su padre? ¿Por qué se permitió aquella situación?

Gustavo Vargas, según información de fuentes castrenses, fue instructor del Grupo Aéreo Presidencial. Impartía clases a los pilotos que iban a volar las aeronaves del Primer Mandatario. La duda que sale a relucir es: ¿Por qué Morales aseguró que no sabía de la existencia de LaMia si abordó la aeronave y si, además, Gustavo Vargas, copropietario de la firma, fue su piloto y miembro de la FAB? Sobre este punto, ayer, el ministro Juan Ramón Quintana sostuvo que no existe ningún vínculo entre el  Gobierno  y   el general Vargas.  

Se conoció que una funcionaria de Aasana se negó a aprobar el plan de vuelo de la nave de la empresa.   La pregunta que surge al respecto es ¿Cómo es que se le permitió al avión de LaMia decolar de Santa Cruz, con rumbo a Medellín, si no tenía la suficiente autonomía de vuelo? ¿Quién lo autorizó?

Infobae informó que la póliza de seguro de LaMia "tendría valores irrisorios para los estándares del sector aéreo”, lo que incidiría -según expertos- en que no tendrá recursos para pagar a las víctimas.

El portal indica que "empresas del tamaño de LaMia están obligadas a tener al menos 750 millones de dólares o incluso hasta 1.000 o 2.000 millones de dólares para cubrir este tipo de accidentes”, pero que la póliza de la firma  es de  25 millones de dólares. ¿Por qué se permitió la conformación de una empresa de esta manera?  

La caída  del avión
  • El choque El avión de LaMia se precipitó a tierra la noche del lunes 28 de noviembre. 
  • Fallecidos El hecho  dejó 71 personas muertas. Seis fueron rescatadas con vida. 
  • Pasajeros La aeronave llevaba al equipo brasileño Chapecoense,  que iba a disputar el pasado miércoles la final de la Copa Sudamericana con el equipo colombiano Nacional de Medellín.
  • Polémica El tema no sólo generó  polémica dentro de las fronteras bolivianas. Desde que ocurrió el siniestro  hay voces en el exterior que  cuestionan, informan y reflexionan en torno a este episodio.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

408
17

Otras Noticias