Consorcio de Ganam se formó en 2005 y sumó a 11 fiscales

La Fiscalía armó un organigrama de la presunta red de corrupción en la que están preliminarmente implicados siete abogados y tres magistrados más.
miércoles, 20 de abril de 2016 · 00:00
Sergio Mendoza / La Paz

Los inicios del consorcio del abogado Milton Mendoza con el exvocal Fernando Ganam datan incluso de 2005, según el Ministerio Público, e implicó  al menos a 11 fiscales, siete abogados y tres magistrados.
 
"En 2005 ya había amistad y contubernio entre los ahora imputados (Mendoza y el exvocal Fernando Ganam). Desde entonces, ya transaban procesos, llevaban años manipulándolos”, reveló  la fiscal Lilian Calderón.
 
La Fiscalía encontró la punta del ovillo cuando el abogado Johnny Castelú denunció que Mendoza y Ganam negociaban el resultado de un amparo constitucional en el bufete del primero; el recurso había sido presentado por Castelú contra COTEL,  representada por Mendoza, y que había caído en manos de Ganam.
 
Ahora Ganam está en prisión, junto con el presidente de COTEL, Fabián Guillén, a quien la Fiscalía señala como el proveedor de cuantiosas sumas de dinero que entregaba a Mendoza para que este ganara los procesos de la cooperativa a través de sobornos.
 
Pero el asunto no queda allí. La hipótesis de la Fiscalía es que Mendoza también obtenía resultados favorables para sí y para otros abogados en otros procesos: causas contra funcionarios del INRA, procesos por homicidios, robos, entre otros, que también deben ser investigados, sostuvo el fiscal Ánghelo Saravia.
 
Las relaciones son tan complejas que Saravia presentó un organigrama del consorcio con Mendoza y Guillén a la cabeza. En él figuran los abogados Ricardo Blanco y Vladimir Flores, el exfiscal Carlos Hugo Rivero, el exvocal Ganam, su auxiliar Luisa Yapuchura, la exjueza Lía Cardozo y su secretaria Yasmila Paz.
 
Pero hay otros implicados en el presunto consorcio: los exfiscales Julio César Guerrero, Gregorio Blanco, Magalí Gonzales, Roger Velásquez y otros seis más. Se hallaron resoluciones de algunas de estas personas en la computadora del imputado. También la jueza Jakelyn Tintaya, el director jurídico de COTEL y otra abogada.
 
"A criterio de la comisión de fiscales, el imputado estableció una organización monstruosa que acaparaba el
Órgano Judicial. Amparado en su trayectoria, estableció estos contactos. Desde sus inicios (cuando era fiscal) se aprovechaba de su cargo para formar contubernios en detrimento de la justicia”, sostuvo Calderón.
 
Pero el consorcio no estaría sólo en La  Paz. El abogado del Ministerio de Gobierno, Marcelo Gutiérrez, dijo que sus tentáculos pueden extenderse a  Cochabamba, Santa Cruz y Sucre.
 
Alberto Morales, el abogado de Mendoza, explicó que las declaraciones de los fiscales son sólo suposiciones y "patrañas” que no tienen sustento alguno.
 
Ayer, en media audiencia cautelar de Mendoza, comenzaron a ingresar a la sala, uno a uno, los imputados por el  caso Ganam. El motivo era proceder a la apertura de la caja fuerte hallada en el bufete del abogado y donde se presume se encuentra parte del pago que Guillén entregó a Mendoza para que este a su vez lo depositara en manos de Ganam.
 
Se suspendió la apertura de la caja fuerte, pero antes de que los procesados abandonaran la sala, quien fuera secretaria de Cardozo, Yasmila Paz, rompió en llanto y comenzó a responsabilizar a su exjefa por su encarcelamiento.
 
"¡Usted tiene la culpa de que yo esté hundida!”, repetía entre sollozos. "¡Pregúntenle a ella qué hacían los cuadernos en esa oficina (la de Mendoza), estaban para la resolución!”, continuó antes de ser desalojada.
 
Envían a la cárcel de San Pedro a abogado Mendoza
 
La jueza Segunda Anticorrupción, Rosmery Pabón, decidió ayer enviar al penal de San Pedro con detención preventiva al abogado Milton Mendoza, imputado por los delitos de consorcio de jueces, fiscales, abogados y cohecho activo.

Se solicitó que se lo destine en una sección diferente a la que ocupa Ganam y otros procesados por el mismo caso para evitar el contacto entre ellos.
 
La audiencia de medidas cautelares comenzó a las 11:00 de ayer y terminó ocho horas después, en el Salón Blanco del Tribunal Departamental de Justicia.
 
La comisión de fiscales, ahora integrada por cuatro funcionarios ante la magnitud de la investigación, expuso ante la jueza que Mendoza no sólo es con probabilidad autor de los hechos que se le atribuyen, sino que también rompió el precinto de su bufete cuando permanecía prófugo.
 
Se exhibió declaraciones de testigos que lo vieron ingresar en su coche al edificio San Pablo, subir hacia a su oficina y salir con bolsas. Se presume que del lugar sacó documentos que involucrarían a más autoridades en el consorcio que se investiga.
 
Por ello, el Ministerio Público le inició un nuevo proceso de oficio por la sustracción de la evidencia. Sin embargo, aún se espera que los especialistas determinen si las huellas encontradas en el bufete pertenecen al abogado o a otras personas.
 
Los fiscales argumentaron que Mendoza en libertad  puede influir en los testigos y en los magistrados. Otro factor que le jugó en contra fue su supuesta clandestinidad durante la pesquisa.
12

Comentarios

Otras Noticias