Ministro presume que bebé desaparecida en la cárcel murió

Tras una pesquisa en el interior de la cárcel de San Pedro hay un informe preliminar que indica que la pequeña fue asesinada.
domingo, 1 de mayo de 2016 · 00:00
Página Siete /  La Paz 

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, sostuvo que un informe preliminar establece  que la bebé desaparecida el  28 de marzo en el penal de San Pedro de la ciudad de La Paz, donde vivía con su padres, fue asesinada. La conclusión de la autoridad obedece al hecho de que hasta ahora  no se encontró ningún rastro de la menor.

"Hay una información preliminar de que esta bebé ha sido asesinada. Vamos a establecer la autoría del asesinato, pero esa es la información preliminar que tenemos”, declaró  Romero.
 
La niña de  cuatro meses  vivía con sus padres en el sector Los Álamos de la cárcel de San Pedro de la ciudad de La Paz. Su progenitor cumple una condena  por violación.
 
La semana pasada Eva Bautista, la madre de la pequeña,  denunció la desaparición ante las oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen.
 
"Quiero denunciar la desaparición de mi hija de cuatro meses en el penal de San Pedro. Yo vivía  ahí adentro con mi esposo. Él   declaró que la había regalado a una pareja”, contó la mujer a las autoridades policiales.
Bautista precisó que dejó a su hija al cuidado de su pareja  en el recinto penitenciario porque tenía que salir a trabajar, pero cuando volvió ya no encontró a la pequeña. La explicación que recibió fue que los abuelos paternos se la llevaron para cuidarla.
 
Eva se conformó con la explicación, hasta que el pasado domingo su marido le reveló que su hija no estaba con los abuelos, sino que había sido regalada a una pareja, dentro del mismo penal.
 
La mujer pidió ayuda a las autoridades de la cárcel, donde    se instruyó una requisa que no logró dar con la
pequeña. El caso llegó a Régimen Penitenciario que instauró una investigación.
 
La situación de los niños que viven con sus padres en las cárceles del país es crítica. En 2013, la Organización de Naciones Unidas  expresó su preocupación  por la situación a raíz del caso de una niña de 12 años que fue violada dentro de un penal del departamento de La Paz.
 
Según un reporte de 2015, alrededor de 2.000 niños viven en los centros penitenciarios de Bolivia. Los pequeños deben acomodarse al hacinamiento en el que se encuentran  sus padres, quienes tienen apenas unos metros de espacio  para instalarse.
 
Existen  casos extremos en que condenados a la cárcel llevan a sus familias enteras (de hasta siete hijos) a vivir con ellos para evitar la desintegración familiar, pero los resultados suelen ser fatales.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
2

Comentarios